Portada » König y el gris futuro de la ‘joya’ caída que lleva desaparecida desde marzo de 2018
Deporte

König y el gris futuro de la ‘joya’ caída que lleva desaparecida desde marzo de 2018

15778095043273 - König y el gris futuro de la 'joya' caída que lleva desaparecida desde marzo de 2018 - deporte

La última vez que se subió a una bici en competición fue hace ya dos años. Concluyó en la sexta etapa de la Tirreno-Adriático y fue ahí cuando Leopold Konig (Moravská, 32 años) decidió no tomar la salida al día siguiente por el dolor en su rodilla. Fue el principio del fin. Las lesiones atormentaron a un corredor que se había descubierto al mundo con el modesto NetApp en la Vuelta 2013 tras una gran ascensión a Peñas Blancas. En esa formación coincidió con el español David de la Cruz.

En 2016 apuntaba alto al haber hecho Top 10 en las tres grandes vueltas (9º en LaVuelta de 2013, 7º en el Tour de 2014 y 6º en el Giro de 2015). Firmó por el Sky, allí estuvo dos años antes de recalar en la actual formación de Peter Sagan. Con los alemanes sólo ha disputado 28 días de competición en tres temporadas. Después desapareció por completo. Este 31 de diciembre concluyó su contrato con BORA-hansgrohe, donde no corrió ni un sólo día en 2019. En la prensa checa, la de su país, han especulado recientemente con posibles problemas de salud como causa de todos sus males.

Ralph Denk, mánager del BORA-hansgrohe, mostró su desconcierto hace unos días. “No sabemos qué es de su vida, tampoco si se ha retirado. Lo único que sabemos es que se ha cerrado sus perfiles en redes sociales, comentó. El corredor no ha dejado ni rastro, ha desaparecido incluso del mapa virtual. La preocupación sobre su figura ha ido creciendo dentro del mundo del pedal. Algunos de los que se consideran sus amigos no saben absolutamente nada sobre él desde hace mucho tiempo.

Localizado

Desde MARCA intentamos localizar a un corredor que lee los WhatsApp pero no los contesta, tampoco las llamadas telefónicas. Pero desde su entorno nos han trasladado su paradero. Se encuentra viviendo en una localidad muy cercana a la de su nacimiento, con un problema personal que nada tiene que ver con las lesiones del pasado o con temas deportivos.

Pese a su edad (32), el corredor -salvo sorpresa mayúscula pasados unos meses- no se pondrá un dorsal en 2020 ni seguirá pedaleando para Bora. Su concurso en el ciclismo parece haber terminado para siempre. Ahora lo más importante para él es superar una situación que le tiene bloqueado no sólo a nivel deportivo.

Etiquetas
mercedes banner - König y el gris futuro de la 'joya' caída que lleva desaparecida desde marzo de 2018 - deporte
----