Portada » Lukaku-Hazard: un duelo endiablado
Deporte

Lukaku-Hazard: un duelo endiablado

Pablo Polo

El belga del Inter es la gran amenaza y el del Madrid la gran esperanza de Zidane

EReal Madrid viaja a Milán con la imperiosa necesidad de sumar puntos. La derrota ante el Inter obligaría ya a ganar los otros dos partidos que restan del grupo, el Gladbach en el Alfredo di Stéfano y en Ucrania ante el Shakhtar, con el grupo totalmente abierto.

Pero el primer obstáculo es este miércoles. De nuevo contra el Inter de Conte, al que se ganó sobre la campana en Madrid, pero en aquella ocasión no estuvo Romelu Lukaku por una lesión en el aductor. Es la gran amenaza, en su duelo contra su compañero de selección Eden Hazard, la gran esperanza para sacar algo positivo ahora que Benzema no llegará en las mejores condiciones y Ramos es baja segura.

Zidane tiene la difícil misión de parar a uno de los nueves más temibles de Europa que ha alcanzado a sus 27 años en el Inter el esplendor que se esperaba de él por sus enormes cualidades desde que debutara con el Anderletch hace ahora diez años. Tras años de altibajos en la Premier, en el Inter está firmando sus mejores números en esta temporada y media. La pasada acabó con 34 dianas en 51 encuentros y esta sigue mejorando: lleva la media de los mejores, a gol por partido, algo al alcance de los Messi y Cristiano en su mejor época. Son nueve partidos y nueve goles: siete en la Seria A y dos en el grupo de la Champions, ambos ante el Gladbach.

Sin Ramos, el más difícil todavía es parar a Lukaku. Pese a su enorme corpulencia, el Madrid no se va a encontrar a un punta clásico, referencia, sino un futbolista muy hábil, fuerte y muy rápido, indetectable muchas veces porque se mueve por todo el campo porque tiene recursos para ello.

Todo hace indicar que Varane y Nacho, que dejaron muy buenas sensaciones ante el Villarreal, tendrán que trabajar juntos para parar al delantero belga. Será clave la aportación de los dos centrales. La otra alternativa sería Militao, pero lleva 20 día ya fuera de la dinámica de grupo. Una tercera vía sería apostar por Casemiro en el centro para dar más poderío al centro de la defensa, pero Zidane no suele tirar de esta opción salvo necesidad imperiosa.

Si la gran amenaza es Lukaku, la gran esperanza debería ser otro Diablo RojoEden Hazard. Está por ver que Benzema llegue a la cita, algo que parece cada vez más complicado, y sin Ramos todas las miradas apuntan ya a la gran estrella y último gran fichaje del Real Madrid.

Hazard no está aún el máximo, pero todo apunta a que repetirá en el once ante el Inter. Ya fue titular en el partido de ida en Madrid, luego llegó su positivo por covid, pero su titularidad el pasado sábado ante el Villarreal, con apenas dos entrenamientos con el equipo, se entiende como ya como el primer rodaje, consciente el entrenador de que necesita pegada en el ataque. Falta por saber quién acompañará al belga en el ataque, sobre todo si no está Karim.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class