Portada » Por qué Messi sigue dispuesto a irse del Barcelona
Deporte

Por qué Messi sigue dispuesto a irse del Barcelona

Desde hoy el mejor futbolista del mundo es libre para negociar su fichaje con quien quiera. Todos se preguntan si ha cambiado de opinión desde el burofax de agosto.

Me lo dijeron hace un mes y pico, pocos días después de que dimitiera Bartomeu el 27 de octubre: “Messi sigue dispuesto a irse del Barcelona, no ha cambiado nada en su decisión”. Siempre bien informado, mi confidente detalló los motivos por los que se mantiene firme en su postura y razonó por qué la llegada de un nuevo presidente difícilmente va a alterar su decisión. Leo está convencido de que su ciclo en el Barcelona ha terminado o mejor dicho terminará el próximo mes de junio cuando acabe su contrato y, con 33 años, durante las temporadas que le queden al máximo nivel quiere seguir aspirando a ganarlo todo. Es decir, a ganar la Champions y el Balón de Oro, que son los principales objetivos por los que se ha acostumbrado a pelear. Sabe mejor que nadie que eso va a ser imposible en el Barça de la próxima temporada, absolutamente hipotecado como está el club por su grave situación económica para afrontar en condiciones una regeneración deportiva que ya es inaplazable. Por eso su decisión de marcharse no está condicionada a quién gane las elecciones el próximo día 24. Ya sea Laporta, Víctor Font o cualquier otro el elegido, su margen de maniobra para conseguir armar un equipo competitivo será mínimo. En cuanto a sus posibles destinos, están claros: Manchester City y PSG. Aunque el verano pasado estuvo bastante más encaminado hacia el equipo que entrena Guardiola, no debemos descartar al conjunto parisino, que podría intentar un intercambio de figuras de manera que dejara salir a Mbappé al Real Madrid a cambio de mucho dinero para sustituirlo por el mejor amigo de Neymar.

Sabiendo esto, pero sabiendo también que al tratarse de una decisión tan difícil a nivel personal (sobre todo familiar) conviene no descartar del todo la posibilidad de que Messi acabe dando marcha atrás para decantarse por eso que llaman la zona de confort y opte por seguir en el Barcelona, el domingo seguí la entrevista que el 10 concedió a Jordi Évole buscando indicios, pistas en boca de Leo que respaldaran lo que me contaron tiempo atrás. ¿Los encontré? Juzguen ustedes. Es palabra de Messi: “No va a ser fácil darle la vuelta a todo esto, pero ojalá el que gane haga bien las cosas para volver a poner el club, que tan grande es, en el puesto donde se merece”. “Por lo que sabemos el club está realmente mal, muy mal, y va a ser difícil volver a estar donde estaba. Va a ser difícil también traer jugadores, porque hace falta dinero y no hay dinero”. “Yo sabía que iba a ser un año de transición, de gente nueva, joven, y yo como siempre dije quería seguir luchando por más títulos, por volver a pelear por la Champions, por la Liga, y sentía que era el momento del cambio, y quería irme y quería hacerlo bien”. “Fue una decisión terrible, dificilísima de tomar, pero sentía que era lo mejor en ese momento para mí y para todos, que necesitaba eso, que había cumplido un ciclo y era el momento”. Conste, en todo caso, que también dijo esto: “No tengo nada claro mi futuro, voy a esperar a que termine la temporada. No sé si me iré o no, y si me voy me gustaría irme de la mejor manera”. Leo dice que no lo tiene claro, pero yo creo que sí. Disfruten de Messi porque esto se acaba.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class