fbpx
Portada » “Todos los grandes quieren a Havertz”
Deporte

“Todos los grandes quieren a Havertz”

15912092523634 - "Todos los grandes quieren a Havertz" - deporte

Juan Castro

Simon Rolfes (Ibbenbüren, Alemania, 1982) nos atiende por skype desde Leverkusen, donde jugó 10 años y club en el que ahora maneja su dirección deportiva con notable éxito. Kai Havertz, su última joya seguida por el Real Madrid, será un asunto caliente el próximo verano. El sábado, partidazo ante el Bayern.

Pregunta. ¿Cómo ha regresado el equipo tras el parón?

Respuesta. Hemos ganado tres y perdido uno. Estoy contento, teniendo en cuenta las circunstancias. En la derrota ante el Wolfsburgo, los jugadores no estuvieron frescos. Es normal tras dos meses de parón. Tuvimos cuatro partidos en 11 días. No es fácil mantener la tensión competitiva siempre al 100%, aunque es igual para todos.

P. ¿Tener un equipo tan joven ayuda o perjudica? El B04 sigue vivo en Liga, Copa y Europa League.

R. Ser joven ayuda a recuperarse antes. Cuando yo tenía 23, me recuperaba más fácil que con 33. La clave es tener una plantilla amplia y joven. Además, está todo repartido: ahora Liga y Copa; y en agosto, Europa. En ese sentido, será todo más fácil. No nos podemos quejar. En España será más exigente aún: más partidos en menos tiempo y luego la Champions, y con mucho más calor.

P. ¿Les es crucial meterse en Champions para el futuro?

R. Nuestro objetivo de cada año es clasificarnos para la Champions. Además, es cierto que hay mucha diferencia en términos de ingresos económicos. Creo que tenemos equipo para ello, aunque hemos tenido que adaptarnos a la renovación de plantilla con varios jugadores nuevos. El progreso en los últimos meses es evidente.

P. ¿Cree que la Bundesliga ha sido un modelo en el reinicio?

R. Ha salido todo bien, con mucha unión y solidaridad entre los clubes y la DFL. Hubo y sigue habiendo un intercambio muy estrecho con políticos y expertos para ver cómo evoluciona todo. Christian Seifert, como jefe de la DFL, ha manejado muy bien la situación. Sin olvidar que al final en Alemania todos nos beneficiamos de uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo.

P. ¿Qué fue lo más difícil en la adaptación de los ‘players’?

R. No ha sido el no poder abrazarse tras un gol. Eso se supera. Lo más difícil fue tener intensidad en el juego sin el fervor del público. Por eso, muchas veces los equipos se caen durante los partidos. La estrategia fue centrarnos en el juego sin mirar el contexto.

P. El Bayern está a punto de ganar su octava Bundesliga consecutiva. ¿Una mala señal?

R. Sería mejor si hubiera alternativas, está claro. Lo positivo es que este año ha sido un poco más competido, aunque parece que el Bayern al final se va imponer. Sería bueno seguir creciendo para competir con el Bayern, que gana demasiado frecuentemente, sí.

P. Y si Havertz va al Bayern, será incluso peor…

R. [Risas]. Eso es cierto. No sabemos aún qué va a pasar con Kai. Sabemos que todos los grandes de Alemania y Europa están tras él y que él tiene la capacidad para jugar en cualquier sitio. Es un jugador fantástico y desde hace muchos años el Bayern va siempre detrás de los talentos jóvenes de Alemania. Pero tenemos que esperar, hay muchos factores que influyen. Su futuro no está para nada decidido todavía.

P. ¿Preferiría que fuera a otro grande de Europa o al Bayern?

R. Sólo puedo decir que me encanta y que me divierte verle jugar, sobre todo el máximo tiempo posible con la camiseta del Leverkusen. No tengo preferencias en lo que a otros equipos se refiere. Será uno de los grandes dominadores del juego en los próximos 10 años.

P. La crisis quizá le da una buena oportunidad para quedarse un año más con Havertz.

R. Sí, el mercado ha cambiado, aunque en un año o dos todo volverá a ser igual en cuanto a los jugadores top. Kai tiene contrato hasta 2022 y estamos tranquilos. Hablamos permanentemente con él, su familia y su representante. Veremos…

P. Si antes era caro, ahora que ha agregado muchos goles a su juego, ¿cuánto más cuesta?

R. Es un jugador muy completo y también ha demostrado que es un buen rematador con la cabeza y con ambos pies. Es veloz para jugar como delantero, pero también es un gran ’10’, con creatividad y pausa… También puede jugar en una banda, no como extremo, pero sí haciendo diagonales. Y sí, el gol se paga muy bien.

P. Desde que llegó, ha fichado a Sinkgraven, Diaby, Amiri, Tapsoba, Wirtz… ¿Cuál es su secreto con los jóvenes?

R. Cada caso es diferente, pero todo tiene que ver con un buen scouting. A muchos los conozco desde hace tiempo y he visto su progresión. Cuando puedo convencerles de que fichen por el Bayer, se vienen. Sabemos muy bien lo que buscamos. El primer criterio es la calidad; el segundo es su adaptabilidad a nuestro equipo, porque no todos los buenos jugadores encajan en el Bayer; y el tercer criterio, obviamente, es cuánto podemos pagar. Luego hablamos con el jugador, vamos a por él y si podemos, le fichamos.

P. Pero ese tipo de jugador es buscado por muchos clubes.

R. Por supuesto, pero le pongo el caso de Tapsoba. Él llevaba jugando solo medio año en la élite, en el Victoria Guimaraes.

P. ¿Cuándo supo por primera vez de este jugador?

R. En septiembre de 2019. Empezamos a seguirlo y cuando otros clubes se empezaron a interesar por él, nosotros ya llevábamos ventaja y lo fichamos. Hay que ser rápidos y decidirse. Debutó en agosto de 2019 con el Vitoria, pero ya en septiembre vimos que era muy interesante.

P. ¿Qué le gustó más de este jugador: su manera de defender o la personalidad que tenía incluso tirando penaltis?

R. Tres aspectos. Es un defensa, por ello, lo primero es cómo defendía;luego, cómo se manejaba con la pelota en el juego de posesión; y tercero, el hecho de tirar penaltis en partidos importantes mostraba su carácter como jugador, aparte de su técnica. Su habilidad para pasar, para construir desde la defensa, es impropio de un chico tan joven. Íbamos a ficharlo para verano de 2020 pero adelantamos todo a enero.

P. ¿Cómo van a protegerse de las múltiples ofertas que les van a llover?

R. Estamos acostumbrados. En cada partido tenemos una legión de scouters en nuestro palco. Tenemos muchos jóvenes interesantes y sabemos que algún día pueden ir a los clubes más grandes. Es parte de nuestra idiosincrasia como club, como ya pasó con Carvajal, Toni Kroos, Ballack, Arturo Vidal… Con Tapsoba tenemos un contrato muy largo, hasta 2025, y estamos tranquilos. En general, procuramos elevar nuestro nivel para resultar un club interesante para estos jugadores durante mucho tiempo.

P. ¿Está siendo difícil la adaptación de Exequiel Palacios? Sólo jugó cuatro partidos.

R. Sí, pero no tenemos prisa con él. La temporada 2019 fue muy larga para él. Ahora se está adaptando a otro país, idioma, Liga… No hay que tener prisa con los jóvenes. Palacios debe adaptarse y entrar a un equipo que está funcionando. Estoy convencido de que triunfará. Tapsoba fue diferente. Es joven pero se adaptó de forma inmediata. Diaby, por otro lado, necesitó dos o tres meses. Exequiel nos puede ofrecer mucha precisión en la posesión de la pelota. Es un jugador de toque rápido. ‘Toque, toque, toque’. Nosotros siempre intentamos dominar el juego.

P. Como director deportivo, ¿se fija sólo en jugadores jóvenes?

R. Nos fijamos en jóvenes que puedan evolucionar hacia una siguiente etapa. Ésa es la estrategia, como Tapsoba, Havertz y otros. Pero también el equipo necesitas gente experimentada que dé estabilidad al grupo desde la calidad pero también desde la personalidad. Y ese tipo de jugadores no tiene edad. Es sólo una cuestión de calidad. El ejemplo es Charles Aránguiz. Eso también marca la diferencia, al margen del scouting de jóvenes.

P. De los que usted ha traído, sólo Demirbay no es joven (26).

R. Nuestra estrategia fue hacer una plantilla más joven y potencialmente mejorable y desarrollable en el futuro. Una plantilla con potencial para darle estabilidad al club por algunos años. Demirbay, por ejemplo, es un jugador de ésos que yo decía que da estabilidad en la plantilla, al margen de los jóvenes talentos que fichemos.

P. ¿Con cuánta gente trabaja en la dirección deportiva?

R. Unas 20 personas en todo el mundo, incluyendo Sudamérica, con Brasil, que, históricamente para el Bayer, ha sido muy importante. Aquí han jugado 23 brasileños. También rastreamos el mercado español. Allí hay muchos talentos, aunque es más difícil pescar algo bueno. Buscamos talentos concretos, no cantidad sino calidad. No queremos que los talentos se bloqueen entre sí.

P. En el Bayer le dan mucha importancia a la adaptación social. Tienen un departamento sólo para eso, ¿correcto?

R. No es fácil venir de Sudamérica y triunfar en Alemania. Intentamos ayudar al jugador para que se sienta como en familia. Tenemos a un compañero, mitad alemán y mitad chileno. Es de nuestro departamento de integración y es él quien habla con las familias, resuelve cosas domésticas…

P. ¿Qué recuerda de Dani Carvajal?

R. Era muy tímido pero poco a poco se soltó en el campo y luego en el vestuario. En la pretemporada ya empezó a sentirse en casa. Era un chico y jugador fantástico. Alguna que otra vez he tenido contacto con él por WhatsApp. Su progreso aquí fue excepcional y creo que está muy contento de haber pasado por Leverkusen. Después de un mes, no fue más tímido. El Bayer es como una sucursal del español, con muchos jugadores de habla hispana. Ahora tenemos a Fernando Carro como CEO. Nos gustaría tener más jugadores de su país. El estilo del Bayer pega muy bien con el del fútbol español.

P. Dicen que alucinaba con Iniesta. ¿Cierto?

R. A quién no le hubiera gustado jugar como Iniesta o como Xavi Hernández. Verlos como espectador era fabuloso, pero jugar contra ellos era horrible. Las dos veces que me tocaron en Champions League me quedé frustrado de tanto correr detrás de la pelota. ¡Ni la veía! El fútbol sin pelota es atletismo. Jugar contra aquel Barcelona era un imposible.

mercedes banner - "Todos los grandes quieren a Havertz" - deporte