Portada » Valverde, entre las dudas y la obligación de Zidane de recuperar su mejor versión
Deporte

Valverde, entre las dudas y la obligación de Zidane de recuperar su mejor versión

Valverde entra en el terreno de juego por Modric. Josune Martínez de AlbenizMARCA

José Félix Díaz

El uruguayo pieza básica en el presente y futuro del Real Madrid

Fede Valverde necesita recuperar sensaciones, las que perdió en el tramo final de la temporada pasada y que significaron su suplencia ante el Manchester City y su continuidad en el banquillo en el arranque de la presente temporada ante la Real Sociedad. Busca su mejor versión, la misma que le valió ser considerado como uno de los jugadores con más proyección en el mundo del fútbol y que en los últimos meses no termina de aparecer.

Zinedine Zidane decidió colocar al uruguayo en el tramo final de pasada temporada más pegado a la cal, algo que hizo anteriormente en la Supercopa de España. El experimento pese a que en tierras árabes fue correcto, no salió bien. El centrocampista busca mayor contacto con el balón, tener más peso en el juego y, especialmente, espacio en dónde poner de manifiesto esa potencia que tiene con el balón en los pies.

En una entrevista publicada el pasado fin de semana el propio uruguayo afirmaba que: “Zidane me pide más atrevimiento, que me suelte mucho más, que desarrolle todo mi potencial, que juegue con confianza, que haga arrancadas con balón y sin el, que dispare, que arriesgue más”, justo todo por lo que asombró al mundo del fútbol durante la pasada temporada.

Ante la Real Sociedad tuvo veinte minutos para demostrar ese atrevimiento, pero tan solo lo hizo en una jugada. Poco para el potencial que tiene y que el centrocampista busca que aparezca de nuevo y que cree que aparecerá en cuanto se sienta cómodo sobre el terreno de juego. Cuestión de espacio y sitio sobre el verde. En los once partidos que el Real Madrid jugó tras el confinamiento, Valverde fue titular en siete, pero lejos de su mejor rendimiento.

En el club hay cierta preocupación. Valverde es una de las franquicias del club y su crecimiento justifica a la perfección aquello de la apuesta por el joven talento en todos los rincones del mundo. El uruguayo fue una apuesta del departamento de internacional de la entidad cuando apenas tenía 16 años y ratifica que ese es el camino a seguir en el fútbol actual. La confianza en el jugador es total y absoluta, de ahí que haya inquietud ante su rendimiento.

El centrocampista cambio de agencia de representación en los primeros meses del año, poniéndose en manos de la empresa Wasserman, agentes que también llevan el futuro deportivo de jugadores como Aouar, Lenglet, Gómez, Aké… y que cada día tiene más presencia en España.

----