Portada » Zidane busca nuevo armazón
Deporte

Zidane busca nuevo armazón

S. Siguero

Zidane basó su ciclo triunfal de las tres Champions consecutivas en una delantera mítica, la BBC, y un centro del campo que quedó igualmente grabado en el inconsciente colectivo del madridismo. Casemiro, Kroos y Modric formaron el otro tridente de Zizou, una línea de medios que sólo se vio alterada por lesiones o sanciones, pero nunca por bajos estados de forma, y en la que el francés confió ciegamente para llevar al Madrid a reinar en Europa entre 2016 y 2018.

Si bien es cierto que el plan se alteró en dos de las tres finales de Copa de Europa (siempre por el lado de Bale, lesionado en Cardiff 2017 y sentado por Isco en Kiev 2018), lo cierto es que la columna vertebral formada por Case, Toni y Luka fue una de las claves de aquel Madrid triunfal, a un nivel equiparable al que marcaron los goles de Cristiano. Porque, más allá de las circunstancias del once inicial en aquellos partidos decisivos de Cardiff y Kiev, la apuesta de Zidane por los tres medios y la BBC arriba siempre fue decidida, y sólo alterada por la recurrente tendencia del galés a las lesiones, antes de su desconexión final a partir de la 18-19.

Pero el tiempo pasa, caen los años y Zidane se ha visto obligado a buscar nuevas fórmulas para una medular en la que el 14, el 10 y y el 8 siguen siendo determinantes, pero que el club ha tratado de refrescar, sobre todo, con las incorporaciones de Fede Valverde Odegaard, con Isco en un papel cada vez mas residual.

En este sentido, la lesión del uruguayo es un golpe en la línea de flotación de la medular blanca, pues es el volante más utilizado por ZZ y el que más tantos aporta (tres) al caudal ofensivo de un equipo que no anda sobrado de gol. Pero puede ser un problema con solución en la figura de Odegaard, finalmente recuperado de una lesión muscular y los problemas de rodilla que están lastrando su primer curso como jugador de la plantilla A del Madrid.

Es momento de ver la gestión que Zidane ha hecho de sus centrocampistas, que arroja algunas sorpresas en los once partidos disputados por el Madrid en lo que se lleva del curso 20-21.

Valverde, madera de lider

Es, como decimos, el medio mas utilizado por Zidane (810 minutos), con una aportación ofensiva notable (tres goles y una asistencia). Ha aparecido en los once partidos jugados por el Madrid hasta ahora (11), con nueve titularidades. También destaca en recuperaciones (46) y es el segundo centrocampista en regates (15). Su baja, de alrededor de un mes, supone un grave problema para Zidane, que no tiene en la plantilla un jugador que pueda competir en dinamismo con Valverde.

Modric mantiene la jerarquía

También Luka Modric ha aparecido en los 11 partidos del Madrid, aunque sólo siete veces como titular y fuera del once en los partidos ante Barcelona Inter, los dos duelos más atractivos para cualquier jugador en la temporada. Pese a ello, el rendimiento del croata ha sido notable: dos goles, más pases buenos que el resto de sus compañeros de línea (510), 20 ocasiones de gol creadas y 17 regates buenos, el tope de la línea.

Casemiro, insustituible

El 4-3-3 que Zidane tiene como idea básica convierte a Casemiro, el único mediocentro posicional puro de la plantilla, en un jugador esencial. Lo ha jugado todo salvo el partido ante el Valencia tras dar positivo por Covid-19 (con el resultado de sobra conocido). Un gol, una asisitencia y 67 recuperaciones, más que nadie en la medular blanca.

Kroos dosificado

A sus 30 años, Zidane empieza a dosificar al alemán, el jugador que da sentido al fútbol ofensivo del Madrid. Ha jugado nueve partidos, pero sólo fue seis veces titular y ha sido cambiado en cuatro ocasiones. Zidane le quiere fresco porque sabe que de su cerebro nace gran parte del fútbol blanco. De hecho, es el medio que más ocasiones de gol ha creado, un total de 21.

Isco, en el alambre

Ha tenido oportunidades, pero su rendimiento está lejos del nivel que le llevó a amenazar el famoso 4-3-3 de las tres Champions y que se plasmó en su inclusión en el once en las finales de 2017 y 2018. Suma seis presencias, aunque sólo tres titularidades, para un total de 260 minutos de juego. Insuficiente para lo que Zidane y el equipo necesitan de él.

Odegaard, frenado

Fue titular en los dos primeros partidos de Liga, siempre en la posición de mediapunta, pero su acoplamiento a los engranajes del equipo se vio frenado por los problemas físicos, una tendinopatía que ya le dio problemas durante su cesión en la Real Sociedad y una lesión muscular en el gemelo. La baja de Valverde le obliga a dar un paso al frente, aunque se trate de un jugador de menos despliegue pero mejor trato de balón.

Etiquetas
----