Portada » Zidane no necesita una gran inversión en fichajes para coleccionar títulos
Deporte

Zidane no necesita una gran inversión en fichajes para coleccionar títulos

Zidane posa con el último título de Liga conquistado con el Real Madrid. Ángel Rivero

Ocho trofeos de los once que ha ganado los logró con sólo 70 millones en refuerzos

La revolución que tiene pendiente el Real Madrid deberá seguir esperando. Ni llegó el pasado verano, en gran medida por voluntad de Zidane a pesar de que llegaron vario fichajes por valor de 300 millones de euros, ni llegará en este, por culpa de la delicada situación económica que afecta al fútbol y de la que no escapa el club blanco, obligado a tirar con lo que tiene para no perjudicar más las arcas a la espera de acontecimientos.

Esta situación de no poder reforzarse, más allá de recuperar a jugadores cedidos, como es el caso de Odegaard y Lunin, no ha sido un problema para Zidane, que se ha movido como pez en el agua en anteriores temporadas en las que el Real Madrid apenas ha gastado en fichajes. De hecho, ocho títulos de los once que ha conquistado los ha hecho con un gasto de sólo 70 millones de euros en refuerzos.

No es Zidane precisamente un técnico al que se le haya cubierto de millones para lograr los objetivos. Tras hacerse con las riendas del Madrid en enero de 2016 (para el proyecto de Rafa Benítez de la 15-16 se invirtieron 82 millones en Kovacic, Danilo, Casilla, Casemiro y Lucas Vázquez) y ganar la Champions, el primer verano de Zidane como técnico blanco se salda con una inversión de 30 millones, lo que costó recuperar a Morata de la Juventus. Al canterano se le uniría Asensio, recuperado tras cesión al Espanyol, y Mariano, incorporado del Castilla.

Con la inversión más baja de los últimos años arrancaba Zidane su primera temporada completa la frente del Madrid. Una campaña exitosa en la que el conjunto blanco ganaría cuatro títulos. Conquistó la Supercopa de Europa, el Mundial de clubes y el gran pelotazo sería el doblete Liga-Champions. Una temporada espectacular a un coste mínimo tratándose de un club como el Real Madrid.

Tras una temporada triunfal se marcharían jugadores importantes como James, Pepe, Morata o Danilo, pero con Zidane al frente el Real Madrid mantuvo una política austera en los refuerzos y exprimió la base del equipo de las dos Champions consecutivas. Para la 17-18 la inversión en fichajes, volvió a ser baja: 40 millones de euros en Theo y Ceballos. También se incorporarían algunos cedidos, como Vallejo, Mayoral y Llorente y subirían canteranos, Achraf y Luca Zidane.

La temporada sólo dejaría el mal sabor de boca de la Liga, porque a nivel de títulos volvió a ser un éxito. El Madrid arrancó ganando al Barça la Supercopa de España y al United de Mou la Supercopa de Europa, repetiría triunfo en el Mundial de clubes y el broche de oro lo pondría con la tercera Champions consecutivaOtros cuatro títulos para un total de ocho en dos temporadas con 70 millones invertidos en fichajes.

La pasada temporada, tras el regreso de Zidane y la desastrosa temporada del Real Madrid, el Madrid sí se vio obligado a hacer un esfuerzo económico y por primera vez con el francés al frente se hizo una gran inversión en refuerzos. Eso sí, cuando volvió al Madrid el club ya tenía cerrados los fichajes de Militao y Rodrygo y encarrilado el de Hazard, que iba a ser el nuevo galáctico estuviese quien estuviese en el banquillo.

Peticiones de Zizou fueron Mendy y Jovic, en los que el Madrid se gastó más de 100 kilos. El Madrid cerraría la temporada con dos títulos, la Supercopa de España y una Liga que ha sabido a gloria a pesar del nuevo traspié en Champions.

Ahora el verano volverá a ser difícil en cuanto a refuerzos. El técnico y la plantilla ya saben que no habrá fichajes y que los cedidos serán la clave para lavar un poco la cara al equipo respecto a la pasada campaña. Algo que a Zidane no le preocupa porque ya ha demostrado en dos temporadas anteriores que es todo un superviviente en este tipo de circunstancias. Zizou no necesita una gran inversión en fichajes para coleccionar títulos. Está listo para sacar el máximo de lo que tiene.

----