Portada » Arranca la carrera de las aerolíneas por transportar la vacuna: así llegará a España y al resto de Europa
Economia

Arranca la carrera de las aerolíneas por transportar la vacuna: así llegará a España y al resto de Europa

Sandra Tobar 

El transporte de las vacunas y su almacenamiento en contenedores extremadamente fríos implica un logística muy compleja.

La noticia de la llegada de las vacunas (tanto la de Pfizer como la de Moderna) ha desatado toda una carrera entre las aerolíneas europeas para realizar una de las operaciones más delicadas de la historia de la aviación mundial: el transporte de la vacuna a todos países de la UE, entre ellos, España¿Cómo, cuándo y en qué condiciones llegarán a nuestro país?

Se prevé que las principales aerolíneas de cada Estado sean las que se encarguen del transporte de la vacuna. Un proceso que podría comenzar a finales de diciembre o principios de enero. Por ejemplo, en España se espera que sea Iberia, aunque no hay nada confirmado por el momento ya que las operaciones de carga se centralizan desde IAG Cargo. Su transporte depende de algunos criterios que la compañía, en principio, cumple.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha sido la que ha avanzado los principales requerimientos a la espera de que gobiernos y aerolíneas tracen un plan más concreto. Para empezar, el transporte de tales cantidades de vacunas y su almacenamiento en contenedores extremadamente fríos implica una logística muy compleja, incluidas las alternativas que habrá que tener en caso de que no se pueda garantizar una cadena de frío óptima en el punto de destino.

Cabe recordar que la vacuna de Pfizer debe mantenerse congelada (a -70 grados Celsius). Otras necesitarán ser distribuidas a una temperatura constante de entre +2 y +8 grados Celsius. Esto significa que las soluciones logísticas serán esenciales para mantener la calidad a lo largo de la cadena de distribución de la vacuna.

A todo eso se le añade una dificultad adicional: algunos tipos de refrigerantes están clasificados como peligrosos y los volúmenes que pueden ser transportados son limitados. Así, será preciso que en los lugares de destino haya instalaciones con control de temperatura, así como equipos y personal entrenado para manejar mercancía sensible.

Aquí en España Iberia está preparada para ello. La compañía española está especializada en el transporte de productos farmacéuticos y cuentan con instalaciones refrigeradas en el aeropuerto de Madrid y profesionales cualificados, según fuentes consultadas.

De hecho, IAG Cargo reconoció estar lista para trasladar las vacunas a través de sus instalaciones especializadas “de clase mundial”, una de ellas en Madrid, según subrayó a Efe el director comercial de IAG Cargo, John Cheetham. Una vez en España, el reparto correrá a cargo del Gobierno y parece que se priorizará a la población más vulnerable.

Cabe recordar que durante el confinamiento Iberia demostró su capacidad de carga para transportar material sanitario. Además, acaba de transformar uno de sus modelos A330 en carguero para sobrevivir al parón del mercado. El A330 de mercancías tiene programadas cuatro frecuencias semanales entre Madrid y Los Ángeles (EEUU).

Zonas en Francia

En Francia y Holanda, el grupo Air France KLM ya se prepara para ser el encargado del transporte. Así, en Holanda cuentan con un centro de operaciones de Schiphol Pharma, donde abrieron un almacén de temperatura controlada de 1.118 m3 hace unos meses y construyeron una cámara frigorífica adicional de 2.061 m3.

Y en el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle está a punto de terminarse una nueva zona de almacenamiento de temperatura controlada. “También hemos introducido soluciones híbridas y pasivas avanzadas que se utilizarán para transportar las vacunas, además de la gama completa de contenedores activos existentes”, señalan desde la compañía.

Operación delicada

En términos de volumen, la distribución de las vacunas será una operación logística sin precedentes. Las expectativas iniciales son que alrededor de 15.000 millones de vacunas tendrán que ser distribuidas en todo el mundo, calculan desde Air France. Muchas de ellas también tendrán que ser distribuidas a temperaturas muy bajas.

Para que todo ese plan funcione los gobiernos deben restablecer la conectividad aérea que había antes de la pandemia y que incluía 22.000 enlaces entre ciudades. A las autoridades nacionales también corresponderá asegurarse de que los trámites aduaneros se hacen rápido.

En una guía de recomendaciones, la IATA también sugiere que se aprueben procedimientos rápidos para el sobrevuelo y aterrizaje cuando los aviones estén transportando las vacunas contra la Covid-19. Además, debe garantizarse la vigilancia en tierra y prepararse para posibles problemas de seguridad.

Desde que comenzó la crisis de la crisis del coronavirus, la carga aérea ha sido un socio vital en la entrega de medicamentos, equipos médicos y en el mantenimiento de las cadenas de suministro globales. Un servicio que las aerolíneas han gestionado con bastante éxito a pesar de las dificultades provocadas por la crisis de la Covid. Y, ahora, el transporte de la vacuna se alza como una oportunidad para seguir volando y sobrevivir a la crisis de la Covid.

Etiquetas
----