Portada » Asensio y Hazard, ‘fichajes’ para Zidane
Economia

Asensio y Hazard, ‘fichajes’ para Zidane

S. Siguero / J.P. Baraja

El español y el belga podrían debutar en la 20-21

LaLiga regresa al Di Stéfano, escenario de la última celebración del Real Madrid, el 34º Campeonato doméstico abrochado tras un impecable esfuerzo final del grupo de Zidane, que encadenó diez victorias consecutivas (seis en el estadio de Valdebebas) hasta sacar de rueda al Barça. La pandemia ha obligado al Madrid a mudarse a la casa de las afueras, pero el equipo se siente cómodo en un estadio calcado al coliseo de La Castellana, salvo en un ingrediente básico y al que la nueva normalidad nunca terminará de acostumbrarnos: la energía que procede de las gradas.

En busca de ese impulso extra, al menos a nivel sentimental, Zidane convocó ayer a Hazard Asensio, inéditos hasta ahora en la temporada madridista, lo que es mucho lastre para un equipo que, pese a los tres goles del Villamarín, echa de menos la pegada de antaño. El estado del balear y el belga está envuelto en misterio. Es evidente que están lo suficientemente bien desde el punto de vista físico como para estar citados, pero puede que sus problemas tengan más que ver con la psique después de dos lesiones tan complicadas como las sufridas por las dos estrellas madridistas. Asensio se llevó un susto monumental cuando notó que su rodilla fallaba en un entrenamiento con la selección, antes del inicio de LaLiga, después de su regreso triunfal en el sprint final de la 19-20. Hazard, por su parte, sigue arrastrando las secuelas de su lesión de tobillo, pesadilla que arrancó en una noche de Champions en el ya lejano mes de noviembre de 2019. Participó con mucho tiento en el final del pasado ejercicio, entrando y saliendo del equipo, pero en su último partido, ante el City en el Etihad, fue un jugador sin filo y sin confianza. Justo lo que más necesita para cambiar su dinámica.

Como de dinámicas va la cosa, el Madrid busca un triunfo convincente (más a nivel de juego que de diferencia en el conteo final) para asentar la apuntada en el Villamarín, un triunfo sufrido ante un rival complicado que avivó las brasas (en todos los sentidos) del VAR. Hasta el punto de que a Zidane, que suele torear a los periodistas con un par de sonrisas y paciencia franscicana, se le vio ayer mosca en la rueda de prensa previa. Su proverbial flema estuvo a punto de saltar por los aires en un par de ocasiones, pero al final se impuso el temple de un entrenador que debe buscar solución a otro problema, y no una cuestión menor. Toni Kroos, su metrónomo, estará fuera un par de semanas, y deja vacante una plaza de arquitecto que, en teoría, debe ser para Modric, aunque el Odegaard de la Real, que arrancaba muy a menudo desde el vértice de la jugada, puede ser otra alternativa.

Karim… y compañía

Con todo, la gran cuestión está arriba, donde ZZ no acaba de dar con la compañía ideal para Benzema. Las dos plazas restantes del 4-3-3 estaban reservadas a Asensio y Hazard, pero no se les espera de entrada. El invento del doble ‘9’ funcionó a medias en Sevilla (se salvó el resultado, pero la mezcla de Karim con Jovic no acabó de cuajar) y las dos alas brasileñas del Reale Arena tampoco parecieron dejar contento al técnico, que al menos no tiene problemas atrás. Sus cinco intocables, de Courtois Mendy (Marcelo sí entró esta vez en la lista) tienen muchas papeletas para liderar las estadísticas de partidos jugados y minutos cuando toque hacer balance, allá por junio.

Por su parte, el Real Valladolid se presenta en el Alfredo Di Stéfano con la intención de ponerle las cosas difíciles a un Real Madrid que, desde el regreso de los blanquivioleta a la máxima categoría, siempre ha tenido que sudar para derrotarle. De hecho, el Pucela ya fue capaz de sacar un punto en su última visita al Santiago Bernabéu, en la 2019/2020.

Con tres partidos en apenas seis días y las miras puestas en el importante duelo ante el Éibar del próximo sábado en el José Zorrilla, Sergio González podría optar por dar descanso a varios de sus jugadores habituales, tal y como sucedió en el frenético final de la pasada campaña. El técnico, que recupera al israelí Weissman después de la celebración religiosa del Yom Kippur, ve como la enfermería se va vaciando poco a poco. Aun así, tendrá las bajas seguras de Javi Moyano, Joaquín Fernández, Rubén Alcaraz y Kiko Olivas. Además, el portero Masip sigue sin poder participar al haber dado positivo por coronavirus hace unos días.

----