Portada » Así ha logrado Shopify enamorar a Wall Street
Economia

Así ha logrado Shopify enamorar a Wall Street

DREAMSTIME EXPANSION

M. PRIETO

Más de un millón de comercios venden online gracias a la tecnología de esta empresa canadiense que vale más de 110.000 millones de dólares.

Cuando el fabricante vasco de tablas de surf Pukas se planteó dar el salto a Internet buscó la fórmula para poder montar una tienda desde cero sin necesidad de tener conocimientos técnicos. “Lo queríamos hacer nosotros sin recurrir a un tercero y descubrí una plataforma canadiense, Shopify, que me permitía crear una tienda online de forma muy sencilla”, explica Adur Letamendia, director de Proyectos de Pukas.

Shopify despertó el interés mediático el año pasado cuando superó en Bolsa al pionero eBay

“Vendemos a Europa por Internet, un canal donde crecemos con cifras de tres dígitos cada año”, dice. La cibertienda, que empezó con la venta de ropa de Pukas, comercializa además tablas de surf artesanales de esta empresa familiar y de otras marcas, con un ticket medio de 750 euros.

Pukas es uno de los casos de éxito que esgrime en España Shopify, la empresa canadiense de comercio electrónico que enamora a Wall Street. Su tecnología está detrás de más de un millón de comercios en todo el mundo que han levantado sus tiendas online gracias a su plataforma.

IMPACTO DEL COVID-19

Un ascenso que se ha visto impulsado al calor del crecimiento del comercio electrónico debido a la pandemia del coronavirus. “Ponemos la tecnología para que un negocio pueda vender en Internet, ya sea una tienda física que quiera dar el salto online o un emprendedor que parte de cero, y la pandemia ha acelerado esta tendencia en todo el mundo”, resume Kintxo Cortés, responsable de Desarrollo de Mercado de Shopify en España.

La inmensa oportunidad de negocio de esta empresa canadiense fundada por el alemán Tobi Lütke ha despertado el entusiasmo entre los inversores. Shopify, que saltó al parqué de Nueva York en mayo de 2015 con una valoración de 1.270 millones de dólares, tiene ahora una capitalización por encima de los 100.000 millones de dólares.

Una de las claves de su éxito es su modelo en la nube, con una cuota fija mensual y una comisión

Shopify despertó el interés mediático el año pasado cuando su capitalización superó a la del pionero en comercio electrónico eBay, cuyo valor bursátil actual está en el entorno de los 35.600 millones de dólares.

Desde entonces, Shopify ha pisado el acelerador. En lo que va de año, sus acciones se han revalorizado un 137%, situándola en el selecto grupo de compañías tecnológicas que se han visto beneficiadas por la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, sigue siendo una empresa poco conocida. Cortés señala que la empresa se ha mantenido lejos de los focos. “Nuestros clientes no muestran en sus tiendas que están creadas con nuestra plataforma, por ejemplo”, apunta. Sin embargo, señala que hay un interés creciente por la compañía debido a que Shopify opera en un sector de enorme potencial como es el del comercio electrónico, registra fuertes tasas de crecimiento y es una compañía rentable.

La apuesta de Shopify difiere de la de Amazon o eBay. La compañía no ha levantado un marketplace en el que puedan vender los comerciantes, sino que les ha dotado de herramientas para que puedan crear una tienda online, aparecer en las plataformas de los gigantes (Amazon, eBay, Walmart o Rakuten) o vender a través de redes sociales como Facebook, Instagram o Pinterest.

En Estados Unidos también ofrece servicios de financiación y logística. Aunque el grueso de sus clientes son emprendedores y pymes, tiene algunas marcas más conocidas como Heinz, Lindt, Heineken o Staples.

MODELO DE NEGOCIO

El modelo de negocio se basa en el software en la nube, lo que genera ingresos recurrentes, algo muy apreciado por los inversores. Las tiendas pagan un fijo mensual de entre 29 dólares y 299 dólares según el plan contratado, al que se suma una comisión por transacción de entre el 1,4% y el 2,9%. Además, tiene una solución más avanzada para empresas con mayor volumen de ventas desde 2.000 dólares mensuales.

España es una prioridad para la compañía en Europa debido al tejido de pymes existente

Es cierto que Amazon domina el comercio electrónico, pero el potencial de este negocio es tan grande que sigue habiendo muchas oportunidades para otros actores. En Estados Unidos, según datos de eMarketer, Amazon tiene una cuota del 37,9% del volumen de ventas a través de comercio electrónico. Las tiendas que usan Shopify son las segundas del ránking: eso sí, a mucha distancia, puesto que su participación es del 5,9%.

Presente en 175 países con una solución tecnológica en 20 idiomas, el crecimiento de Shopify es meteórico. De 2015 a 2019 ha multiplicado casi por ocho tanto sus ingresos (hasta 1.578 millones de dólares) como su beneficio bruto (hasta 879 millones de dólares).

Este año, el crecimiento se ha acelerado por el boom del comercio electrónico debido a la pandemia de coronavirus. En el segundo trimestre ha registrado 714 millones de dólares de ingresos, prácticamente el doble que hace un año, con un beneficio bruto de 381 millones de dólares, un 84% más.

En el primer semestre, las tiendas que usan su plataforma tecnológica han vendido mercancía por valor de 47.5000 millones de dólares, una cifra muy cercana a la de eBay, que suma 48.400 millones de dólares.

ESPAÑA

La compañía con sede en Ottawa (Canadá) está en pleno proceso de expansión por Europa. “España es un mercado prioritario para Shopify porque hemos identificado una enorme oportunidad de negocio”, dice Cortés, que está reclutando a un equipo local. La menor tasa de digitalización de la empresa española y el amplio tejido empresarial de pymes hacen que el mercado sea muy atractivo para la multinacional.

Shopify no desvela datos locales, pero su responsable asegura que los ingresos brutos totales de las tiendas españolas que usan su plataforma crecieron un 105% durante el primer semestre de 2020 en comparación con el mismo periodo del año previo, y dice que ha aumentado un 102% el número de nuevos comercios en el primer trimestre.

Shopify batallla con competidores como Prestashop o WooCommerce, pero también contra gigantes como Amazon o Aliexpress, que cada vez atraen más pymes a sus marketplaces. “Las comisiones por vender en Amazon son altísimas y, además, el comerciante pierde su identidad y el control. Pero no es incompatible, puedes estar en estos marketplaces y tener tu propia web de venta”, explica el responsable del negocio en España.

Cortés incide en que la ventaja de Shopify es poner a disposición de los comercios una plataforma “intuitiva y fácil de usar” que les permite no quedarse descolgados en un sector que evoluciona muy deprisa. “Hay que elegir al caballo ganador. Si te equivocas, no es sencillo migrar luego de una plataforma a otra”, defiende.

La tecnología detrás de las cibertiendas

La explosión del comercio electrónico ha generado una atractiva industria de compañías de software especializadas. Shopify es ahora la empresa más atractiva para los inversores, pero hay otras plataformas que ofrecen soluciones para montar tiendas online, como es el caso de PrestaShop, WooCommerce o Magento. La francesa PrestaShop, fundada en 2007, asegura que más de 300.000 tiendas online de todo el mundo (47.000 en España) funcionan con su tecnología, basada en código abierto. La compañía tiene acuerdos con diversas agencias que se basan en esta solución para realizar proyectos de comercio electrónico. En otro segmento se encuentra la brasileña Vtex, en pleno proceso de expansión en España. Esta multinacional ofrece una plataforma de comercio electrónico omnicanal bajo un modelo de suscripción, que permite a las empresas gestionar sus diversos canales de venta, incluyendo el online, a través de un único sistema, tanto en las relaciones con los proveedores como el cliente final. Tiene 2.500 clientes en 42 países.
Etiquetas
----