Portada » Así reduce sus gastos El Corte Inglés
Economia

Así reduce sus gastos El Corte Inglés

Ajusta al máximo las compras a proveedores, baja su gasto en personal y recorta inversiones frente a la caída de ventas por el Covid-19.

El Corte Inglés se aprieta el cinturón para hacer frente a la caída de ventas provocada por la crisis del Covid-19. El grupo de grandes almacenes redujo sus costes operativos un 33% entre marzo y agosto, un recorte que asciende a 2.268 millones de euros, al pasar de unos gastos de 6.888 millones en el primer semestre de 2019 a 4.620 millones en el mismo periodo de 2020, según un documento distribuido entre inversores elaborado por la empresa.

La compañía que dirige Víctor del Pozo ha acelerado su recorte de costes entre junio y agosto, lo que unido a la desaceleración en la caída de las ventas explica que el grupo lograra cerrar el segundo trimestre del año con un ebitda positivo de 64 millones, frente a los 225 millones negativos del primer trimestre.

El ajuste del 33% de los gastos en el semestre se aproxima mucho a la caída acumulada de la facturación en este periodo, del 39% (2.839 millones) muy lastrada por el cierre de tiendas en el confinamiento y los malos números de su filial de viajes, que pierde más del 90% de sus ingresos en el semestre. Si sólo se contabiliza el segundo trimestre, el descenso de las ventas sería del 30%. Y apenas superaría el 10% si se excluyera el impacto negativo de viajes.

Gestión de los costes

El Corte Inglés está reconduciendo sus datos de ingresos gracias a la buena evolución de su negocio de alimentación y, sobre todo, a sus ventas online, que se han más que duplicado respecto al mismo periodo de 2019 y ya alcanzan en apenas seis meses los 1.425 millones de euros, un 33% más que en todo el año pasado, cuando ascendieron a unos 1.070 millones.

No obstante, el grupo está haciendo además un gran esfuerzo de puertas para adentro, en la gestión de la crisis por la vía de la contención de gastos. El gran apartado donde se ha centrado este plan ha sido en reducir sus compras a proveedores, que ha conseguido recortar al mismo nivel que sus ventas.

La empresa destinó a sus aprovisionamientos un total de 3.204 millones de euros entre marzo y agosto, lo que supone un 39% menos que un año antes, cuando ascendieron a 5.225 millones. El descenso es exactamente el mismo que el experimentado por sus ventas en ese periodo, lo que muestra la flexibilidad que ha tenido la compañía para amoldar sus compras a la evolución de su facturación.

De hecho, El Corte Inglés ha conseguido incluso reducir sus inventarios en este periodo en 99 millones, pasando de 2.160 a 2.061 millones, lo que supone un logro de gestión teniendo en cuenta la fuerte caída del negocio.

El segundo apartado que ha liderado la caída del gasto, aunque en mucha menor medida, ha sido el referido a los costes de personal, que se han reducido en 154 millones entre marzo y agosto. El descenso, de 1.188 a 1.034 millones, es del 13% y se ha centrado en sus divisiones de retail y viajes, según explica la empresa en su documento para inversores.

Esta caída “es el resultado de las medidas adoptadas por el grupo en respuesta a la pandemia del Covid-19” y guarda relación, principalmente, con los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) realizados por la empresa. El Corte Inglés presentó en marzo un ERTE para casi 26.000 empleados, cerca del 30% de su plantilla, de sus grandes almacenes, Sfera y Viajes El Corte Inglés. El 50% se reincorporó a finales de mayo y el resto a principios de junio.

En septiembre, el grupo pactó un ERTE de 11 meses para su filial de viajes que afectó a 4.800 trabajadores y en las últimas semanas ha activado la misma fórmula en las regiones donde se han establecido limitaciones al comercio por la segunda ola del Covid, como Cataluña, Asturias y Castilla y León. Andalucía se unió ayer a la lista.

Por último, la compañía ha recortado otros gastos operativos durante el semestre de 475 a 382 millones, un 20%. Esos 93 millones de ajuste incluyen un descenso de 48 millones en su capex, de 157 a 109 millones, que se ha concentrado sobre todo en la división de retail, aunque el grupo ha mantenido las inversiones destinadas a su digitalización, como el lanzamiento de su nueva app, para seguir impulsando sus ventas online.

Provisión de 300 millones

El Corte Inglés informó el pasado viernes, cuando presentó sus cuentas semestrales, de que generó 679 millones de euros de caja entre junio y agosto. Además, el grupo tenía a finales de agosto una posición de liquidez que ascendía a 2.192 millones, casi el doble que al iniciar el ejercicio 2020, cuando fue de 1.299 millones.

Esta cifra no incluye, además, la emisión de bonos de 600 millones realizada en septiembre, lo que sitúa a la empresa en una posición cómoda para afrontar sus compromisos financieros y hacer frente a la crisis. Por el momento, El Corte Inglés ha tenido que provisionar 300 millones por deterioro de activos, incluidos inmobiliarios, y de existencias debido a la pandemia.

Además, el grupo afronta vencimientos a corto plazo (menos de 1 año) por 632 millones, de los que 285 millones corresponden a pagarés del Marf, 177 millones a pagarés de sus empleados, 143 millones a compromisos bancarios y 27 millones a otras deudas.

ASÍ HA RECORTADO SUS GASTOS

  • Ha reducido en 2.021 millones sus compras a proveedores. El descenso, del 39%, es idéntico a la caída de sus ventas.
  • Los ERTE realizados hasta agosto le han supuesto un ahorro de 154 millones de euros en sus costes de personal.
  • El grupo ha metido además la tijera a sus gastos operativos, rebajándolos en 93 millones en el semestre.
  • Su capex ha bajado en 48 millones entre marzo y agosto, pero ha mantenido la inversión relacionada con su digitalización.
Etiquetas
----