Portada » De la primera póliza online a la salida a bolsa: la revolución de Línea Directa en sus 25 años en España
Economia

De la primera póliza online a la salida a bolsa: la revolución de Línea Directa en sus 25 años en España

Clara Alba

Línea Directa cumple un cuarto de siglo en España, con el reto de cotizar como una empresa independiente el próximo año.

Línea Directa cumple 25 años en España con el reto de culminar su salida a bolsa en el primer trimestre de 2021. Pese a las actuales dificultades financieras, las ganas del mercado no han decaído ante la llegada de la que durante años fue la ‘gallina de los huevos de oro’ de Bankinter y a la que los inversores podrán acceder ahora de forma segregada.

Con su famoso ‘teléfono rojo’, la compañía comenzó a operar en el sector asegurador español el 18 de junio de 1995, con su primera póliza de automóvil. La firma nacía como una auténtica ‘start up’ al 50% entre Bankinter, de la mano de Jaime Botín, y Royal Bank of Scotland (Peter Wood), haciendo de la venta directa su seña de identidad como fórmula para ahorrar costes a los asegurados.

Un apuesta arriesgada en un momento en el que apenas un 2% de la población contaba con teléfono móvil y la suscripción a productos financieros se hacía a través de mediadores.

Mucho ha cambiado el sector en estas más de dos décadas. Cuando Línea Directa empezó a operar en Españaexistían 496 entidades aseguradoras, según datos de la dirección general de seguros y fondos de pensiones. Un número que se ha reducido a la mitad hasta las 207.

Tal y como refleja la compañía en un informe elaborado por su 25 aniversario, en los años 90, la mayor parte del negocio asegurador lo gestionaban los corredores de seguros y los agentes vinculados, que aún hoy siguen siendo el principal canal de distribución de muchas entidades.

En este entorno, Línea Directa irrumpió con la venta sin intermediarios. Es cierto que algunas entidades ya suscribían pólizas vía telefónica, pero ninguna usaba este canal de forma exclusiva para la comercialización de los seguros.

En 1999, fue también la primera aseguradora en vender pólizas de automóvil a través de internet, y la primera en apostar por el ‘todo riesgo’ con franquicia. En 2008 también introdujo algo nunca visto en el ramo de multirriesgo en España, con un seguro de hogar a través de canales directos que permitía al cliente elegir entre 23 coberturas diferentes, pagando solamente por lo que necesitaba.

Negocio récord

25 años después, Línea Directa cerrará 2020 con unas cifras de negocio récord, con casi 900 millones de euros de facturación y una cartera de más de 3,2 millones de clientes, lograda de forma completamente orgánica.

Y más importante si cabe. Desde su nacimiento ha conseguido mantener la fidelidad de sus clientes a raya. Así lo evidencian datos como los 4.029 clientes que permanecen en cartera desde aquel 1995 en el que arrancó su actividad, el 32% de todos los ‘captados’ ese año. Si se toma como referencia 1996, la cifra de ‘clientes históricos’ asciende a 29.106.

Según el informe elaborado por la firma, en el periodo se han generado unos 12.200 millones de euros de facturación por primas y más de 7.600 millones en prestaciones por siniestros, con una contribución de más de 2.600 millones de euros al erario público, entre contribución directa (Sociedades, seguridad social, impuesto sobre primas, etc.), por cuenta de terceros y contribuciones indirectas (IVA no deducible en la gestión de siniestros y gastos).

En estos 25 años, además, la firma ha realizado 5.238 contrataciones, de las que un 58,1% han sido mujeres. A cierre de 2019, su plantilla asciende a 2.453 empleados, un 56% mujeres.

Salida a bolsa y digitalización

Después de este periodo de crecimiento, el futuro de la aseguradora pasa ahora por esa salida a bolsa que Bankinter se ha visto obligado a retrasar por el impacto de la pandemia en los mercados financieros y en los tiempos de los trámites que implica este tipo de operaciones. A finales de 2019, la entidad naranja anunció su intención de segregar este negocio distribuyendo una prima de emisión de 1.184 millones de euros entre sus accionistas.

“La compañía afronta este reto con el objetivo de ganar autonomía, versatilidad y capacidad de financiación en el mercado para alcanzar un volumen de primas de 1.000 millones de euros y convertirse a medio plazo en una de las 10 principales compañías del Ramo de No Vida“, explicaban en la compañía durante la presentación de su informe por los 25 años.

Para ello, seguirá apostando por el crecimiento orgánico, por una oferta comercial innovadora y por servicios digitales de última generación, para cuyo desarrollo cuenta con un Plan Estratégico de Digitalización que le ha permitido contar en el último año con más de 1,8 millones de clientes que ya se relacionan digitalmente con la compañía.

Esto supone superar en 9 puntos el objetivo que anunció el año pasado la aseguradora de contar con un 50% de asegurados digitales en 2020, ya que, en la actualidad, este dato asciende al 59%. La inteligencia artificial y el desarrollo de los ‘bots’ son la clave de la compañía para seguir creciendo en este sentido.

PUBLICIDAD

----