Portada » Deutsche Bank: “Hay que impulsar soluciones que permitan mantener el nivel de vida tras la jubilación”
Economia

Deutsche Bank: “Hay que impulsar soluciones que permitan mantener el nivel de vida tras la jubilación”

Clara Alba

Invertia analiza con Wolfgang Kania y Baruc Fernández (Deutsche Bank España), el futuro de los planes de pensiones en España.

Empezar a ahorrar cuanto antes para la jubilación, hacerlo con la ayuda de un equipo gestor experto y apostar por la renta variable global para rascar algo de rentabilidad en un entorno de tipos de interés en mínimos que ha llegado para quedarse.

Estos son los tres pilares que, junto a los criterios de inversión sostenible, guían la oferta de planes de pensiones de Deutsche Bank en España. Los datos avalan su propuesta, con siete de sus productos situados en el primer cuartil (donde se encuadra el 25% de los productos de una misma categoría con mejor rentabilidad del mercado), lo que evidencia la capacidad de la gestora (DWS Investment GmbH) para generar rentabilidad en un entorno tan complejo como el actual.

En este escenario, Invertia charla con Wolfgang Kania, responsable de Inversión y Planes de Pensiones de Deutsche Bank España, y con Baruc Fernández, especialista en Planes de Pensiones de la entidad, sobre la importancia del ahorro a largo plazo y sobre cómo se adaptará el sector a la idea del Gobierno de incentivar los planes de empleo… aunque sea a costa de limitar la aportación en el tercer pilar (sistema individual).

La oferta de Deutsche Bank en España cubre todos los perfiles de riesgo pero ¿qué categorías se están demandando más? ¿Han notado algún cambio con la pandemia?

Wolfgang Kania (W. K.): Los clientes españoles tienden a ser más conservadores que en otros países. Suelen tener una aversión elevada al riesgo, aunque ahora presentan un perfil más ‘moderado’. Nuestra labor es explicarles que en un entorno en el que los tipos de interés van a quedarse bajos durante mucho tiempo, la parte de renta fija no sirve para generar rentabilidad.

Por eso, intentamos hacer entender que hay que exponer una parte del patrimonio a renta variable, por supuesto siempre acorde al perfil de riesgo de cada uno. No es lo mismo aconsejar a un cliente conservador de 64 años, que ya está a punto de jubilarse y que, lógicamente, no querrá arriesgarse demasiado, que a uno de 45 años.

Sin embargo, ambos deben ser conscientes de que los activos sin riesgo no generan rentabilidad ahora mismo… incluso que puedes incurrir en ciertas pérdidas por el efecto de la inflación. Creo que en un plan de pensiones, una exposición de entre el 20% y el 25% a renta variable es el mínimo para alguien al que le quedan unos cinco años para el momento de la jubilación.

Creo que en un plan de pensiones, una exposición de entre el 20% y el 25% a renta variable es el mínimo para alguien al que le quedan cinco años para la jubilación

¿No creen que existe el riesgo de que, bajo este escenario, los clientes estén asumiendo más riesgo del que en realidad están dispuestos a soportar?

(W. K.) Lo que hay que hacer como cliente es dejarse asesorar y perfilar por los expertos. Es verdad que la renta variable tiene su riesgo, pero es importante que el cliente entienda que detrás del asesoramiento hay un equipo profesional que sabe perfectamente lo que pasa en los mercados y que emplea la diversificación y la gestión activa en sus estrategias, aprovechando todas las oportunidades del mercado.

Dentro de la gama de Deutsche Bank, ¿qué productos están funcionando mejor en el momento actual?

(W. K.) Tenemos una gama que cubre todos los perfiles de riesgo, desde fondos monetarios (como el PPI Money Market), en los que, como hemos comentado, los clientes deben saber que no van a ganar tanto, hasta productos mixtos que pueden encajar muy bien en perfiles conservadores, con exposición a renta variable que va desde tan solo el 10% hasta el 50%.

La verdad es que nuestra gama de planes de pensiones, gracias la fuerte diversificación geográfica de nuestras estrategias, está muy bien posicionada. De hecho, siete de nuestros planes están en el primer cuartil.

En estos meses estamos empezando a ver más interés por los planes de renta variable europea y, sobre todo, global (como el PPI Deutsche Bank RV Europa, PPI Deutsche Bank RV Global o el PPI Destino Futuro 2037 DB).

Estamos empezando a ver más interés por los planes de renta variable europea y, sobre todo, global

Precisamente, una de nuestras ventajas frente a nuestros competidores es este carácter global de nuestra entidad, con la gestora de nuestra cartera también presente en todos los mercados. Es el valor añadido que ofrecemos al cliente, que puede aprovechar la sabiduría de todos estos expertos en todos los centros financieros del mundo.

¿Creen que ese mayor interés por la renta variable corresponde a una mejora de visibilidad sobre la economía? Si es así, ¿mejor EE. UU. o Europa?

(W. K.) Es cierto que la visión del mercado sobre la recuperación económica ha cambiado un poco a mejor y, aunque al final el cliente es soberano, sí estamos aconsejando más peso en renta variable. Desde el anuncio de la vacuna de Pfizer de la pasada semana, ya estamos observando un cierto trasvase hacia activos de algo más de riesgo.

En este escenario, y pese a los máximos recientes, nos sigue gustando EE. UU. y ciertos sectores en Europa. También vemos oportunidad en los mercados asiáticos y, sobre todo, en sectores tecnológicos y ligados a la salud.

La crisis también ha acelerado el boom de la inversión sostenible. ¿Cómo están incorporando criterios ESG a sus planes de pensiones?

Baruc Fernández (B. F.): Nuestra gestora lleva desde hace años apostando por la inversión sostenible e incorporamos los criterios ESG (Enviromental, Social and Governance) a lo largo de todo el proceso. También acabamos de lanzar el Plan de Pensiones Individual Inversión Sostenible DB, que invierte entre un 75% y un 85% en renta fija y tiene un impacto positivo tanto en la sociedad como en el medioambiente.

La idea es que el cliente pueda ahorrar para la jubilación invirtiendo en empresas sostenibles que cumplen con los criterios ESG. Como inversores, todos tenemos nuestro punto egoísta y siempre buscamos la más alta rentabilidad. Pero si además podemos obtener un impacto positivo, obtendremos una doble ganancia. Además, la crisis ha demostrado que la inversión socialmente responsable es también rentable.

(W. K.) Además de este nuevo producto, DWS fue una de las primeras entidades en firmar los Principios para la Inversión Responsable de las Naciones Unidas (PRI por sus siglas en inglés). La gestora lo lleva en su ADN y por eso aplicamos criterios sostenibles a todos los planes de pensiones. Es algo que añade valor y rentabilidad al cliente.

El cliente tiene que poder ahorrar para la jubilación invirtiendo en empresas sostenibles que cumplen con los criterios ESG

¿Hay algún sector o empresas en particular que queden excluidas de su universo de inversión bajo estos criterios?

(B. F.) El proceso de selección no se lleva solo mediante la exclusión de valores, sino que se tienen en cuenta otro tipo de filtros. Por su puesto, se evitan sectores ligados, por ejemplo, al tabaco o al entretenimiento para adultos. Pero aplicamos otra serie de factores a la hora de buscar oportunidades.

Por ejemplo, Repsol es una compañía petrolera, pero su negocio se ha ido enfocando cada vez más hacia las renovables. Ese tipo de movimientos para la transformación a mejor de una compañía también los valoramos. Lo mismo puede ocurrir, por ejemplo, con otros sectores que, pese a contaminar, están buscando fórmulas para transformarse, como el uso y desarrollo de paneles en el sector de la aviación, por ejemplo.

Además del medioambiente, ¿tienen en cuenta factores de gobierno corporativo?

(B. F.) Sí, pero es cierto que ahora damos más peso a la E (factores medioambientales) y a la S (sociales) dentro de los criterios ESG.

Parece que este tipo de inversión estaba destinada a captar al institucional. ¿Creen que se acabará asentando también entre los minoristas?

(W. K.) En el mercado español hay clientes que sí se han interesado por la inversión sostenible. Pero es cierto que en otros países como Alemania, que es un mercado que conozco bien, es más habitual encontrarlos. Creo que será un proceso que llegará poco a poco.

Sí vemos que las generaciones más jóvenes tienen más interés por esta temática y eso es muy positivo para nosotros, que buscamos, precisamente, que los jóvenes empiecen a ahorrar para su futuro cuanto antes.

En España tenemos un problema de temporalidad y sueldos bajos que impiden en algunos casos destinar parte de los ingresos al ahorro

Es cierto que todos los estudios apuntan a la preocupación de los jóvenes por el momento de la jubilación. Sin embargo, en España empezamos a ahorrar muy tarde. ¿Por qué creen que se da este paradigma?

(B. F.) Para ahorrar para la jubilación se necesita un nivel de sueldo que te permita hacerlo. Y la realidad es que en España tenemos un problema de temporalidad laboral y de sueldos bajos que impide en muchos casos destinar parte de los ingresos al ahorro. Se destina todo, o casi todo, para los gastos diarios, los alquileres, hipotecas, hijos… Además, creo que también necesitamos más tiempo para la formación.

¿Creen que estas personas sin posibilidad de ahorro pueden encontrar una oportunidad en herramientas como los roboadvisors?

(B. F.) Es cierto que se han lanzado herramientas con menores costes para el cliente al mercado, pero es necesario poner en valor la gestión activa del ahorro. Los roboadvisor son más económicos, sí, pero al final la gestión te la hace un algoritmo que quizá no pueda aprovechar todas las oportunidades que brinda la evolución del mercado.

(W. K.) Estas alternativas están algo más avanzadas en Alemania que en España, con una oferta más amplia. Pero al final coincido con Baruc, dependes de un algoritmo. Yo prefiero fiarme de un equipo experimentado, profesionales diversificados geográficamente como los de Deutsche Bank, con un profundo conocimiento del mercado que, por su puesto, se sirve de la tecnología a lo largo de todo el proceso. Para mí es bastante más fiable eso que un algoritmo, sabiendo además que la tecnología te ayuda siempre a mejorar.

Aun así, estas herramientas son más baratas por comisiones que las gestoras tradicionales. ¿Creen que seguirán presionando a la baja los ingresos por comisiones del sector?

(W. K.) Sin duda. Es algo que estamos viendo a nivel global, no solo en planes de pensiones, sino en otros productos como los fondos de inversión.

¿Cómo valoran los planes del Gobierno con los límites a las aportaciones en los planes de pensiones individuales? ¿Está abocado este producto a la desaparición?

(W. K.) No soy adivino, pero yo aprovecharía los 2.000 euros anuales que se permitirán de máximo en las aportaciones a planes de pensiones. Para empezar, lo primero que debe tener claro el cliente es que la fiscalidad no debe ser el motivo principal para ahorrar.

El mundo de la inversión es muy amplio, hay muchísimos productos de inversión y de ahorro para elegir, y lo importante es encontrar el adecuado para ti, no solo por tu perfil de riesgo, sino también con el que más confianza te genere. Hay muchísimos productos, hay acciones, hay bonos, hay ETFs (fondos cotizados), etc.

En España hay profesionales y expertos de sobra para encontrar soluciones de ahorro adaptadas pymes y autónomos

Por ejemplo, además de los planes de pensiones, los fondos de inversión pueden ser un producto estupendo para ahorrar para la jubilación, especialmente con firmas que, como nosotros, tienen estructuras de arquitectura abierta (por la que la gestora ofrece una gama de productos y servicios tanto propios como ajenos, nacionales e internacionales, sin dar preferencia a unos frente a otros), en la que el universo para elegir entre distintos productos es enorme.

Desaparezcan o no los planes individuales… ¿cree que la medida servirá para impulsar definitivamente los de empleo? ¿Ve posible planes de empresa para pymes y autónomos, que al final son la base empresarial en España?

(W. K.) Los planes del Gobierno van en esta dirección. En otros países como EE. UU. y Reino Unido están funcionando muy bien. Pero no hace falta imitar un sistema en concreto. España es diferente y, ¿por qué no coger lo mejor de cada país para aplicarlo aquí?

Lo importante es encontrar e impulsar una solución válida para lo que al final todos queremos concebir, que es poder sostener y mantener el nivel que tienes durante la vida laboral en el momento de la jubilación. Lo que parece claro es que eso no se puede conseguir solo con la pensión pública.

Respecto a la característica del tejido empresarial español, creo que el mercado español tiene profesionales y expertos de sobra para encontrar soluciones adaptadas a este tipo de empresas.

¿Se van a postular para el megaplan de empleo público que prepara el Gobierno?

(W. K.) Ahora mismo no podemos contestar a esto.

Un último consejo para aquellos que están pensando en contratar un producto de ahorro para la jubilación. 

(W. K.) Hay que empezar a ahorrar cuanto antes, los jóvenes deben aprovechar que tienen mucha vida laboral por delante. A la hora de invertir, hay que buscar las oportunidades y acudir a una entidad experta, dejarse aconsejar. El asesoramiento es fundamental, nuestra labor como banco es explicar bien al cliente que, si le quedan muchos años para la jubilación, lo mejor es apostar parte de ese ahorro a la renta variable.

(B. F.) El ahorro en planes de pensiones es un ahorro a largo plazo y es importante que el cliente no se deje llevar por el atractivo de la ‘bonificación’, especialmente en esta recta final de año con las campañas de planes de pensiones. Hay que aprender a realizar aportaciones periódicas, que, entre otras cosas, reducen muchísimo la volatilidad de las carteras.

----