Portada » El rey Midas Bezos: de vender libros por internet a reunir una fortuna de 200.000 millones
Economia

El rey Midas Bezos: de vender libros por internet a reunir una fortuna de 200.000 millones

Eduardo Jiménez

Amazon ha sido de las pocas empresas que ha logrado salir reforzada de la crisis sanitaria, lo que ha reforzado el liderazgo del magnate.

Vuelve a hacer historia. Esta semana, el fundador de Amazon, Jeff Bezos se ha convertido en la primera persona de la historia en reunir una fortuna superior a los 200.000 millones de dólares. Un éxito impulsado por el gran crecimiento que han experimentado tanto sus ventas como el valor de sus acciones durante la crisis de la Covid-19.

Primero alcanzó la cresta de la ola del ‘punto com’, luego revolucionó el comercio electrónico y ahora sus acciones registran el mayor precio unitario de todo el Nasdaq 100. La situación ocasionada por la pandemia del coronavirus ha disparado un 80% el precio de sus acciones.

A los pocos años de lanzar Amazon, Bezos acudió a Hardvard en 1997 para presentar su negocio ante una clase de estudiantes de negocios. Después de escuchar su modelo empresarial, los jóvenes oyentes auguraron un fracaso inminente y le recomendaron vender la compañía.

El fundador escuchó pacientemente las recomendaciones y comentó: “Puede que tengáis razón. Pero creo que subestimáis las dificultades que van a encontrar las empresas de ladrillo o cualquier empresa que trabaje de una determinada manera, a la hora de dedicarse a un nuevo canal de ventas”, y sentención: “Creo que lo veremos”.

Tres años más tarde de esa charla en la universidad, la revista Time elegía a Bezos Personaje del año bajo el título de “rey del cibercomercio“.

Imperio sobre libros

No es ningún secreto que Bezos empezó su negocio en el garaje de su casa en Seattle. Después de lanzarse a emprender en Internet, hizo una lista con los 20 productos que, en su opinión, la gente compraría con frecuencia. Como pensaba que la lista era demasiado extensa, redujo a 5 los productos los productos que podían suponer un auténtico éxito.

Finalmente optó por la venta de libros, al comprobar que era la mejor opción tanto por precio como por las posibilidades que ofrecía. Aunque en su mente ya estaba la idea de lograr vender todo tipo de productos de la “a” a la “z”, por lo que en 1998 empezó a diversificar su negocio a música y vídeos.

Desde que se empezó su andadura en 1994, se ha convertido en la empresa en Internet de venta al por menor más grande del mundo. Una de las leyes que Bezos ha mantenido a lo largo de estos años ha sido la de invertir dinero solo en aquellas personas que suscitan interés en los compradores.

Aunque ahora mismo Amazon es reconocida por muchas más cosas que por la venta de libros, Bezos sigue muy volcado en la división de negocio de Kindle, que presentó por primera vez en 2007 y se convirtió en el primer lector electrónico de libros.

Liderazgo Bezos: talento y confrontación

Cuando Amazon lanza su portal de internet en 1995, la plantilla no superaba los 11 trabajadores. Sin embargo, los problemas de crecimiento no tardaron en aparecer. En 1998 la compañía ya contaba con 2.100 empleados. En 2018, la empresa ya registraba 613.300 personas contratadas.

Totalmente volcado en la expansión de su negocio, Bezos desatendía la organización interna. Su proyección de nuevas categorías de negocio iba por delante del ritmo que la propia empresa podía seguir.

Siempre motivado por la captación de nuevo talento, el fundador contrató en 1999 a Jeff Wilke, con el que formó un gran tándem. El experto en retail logró introducir orden en la caótica estructura logística de Amazon, que no contaba con una estrategia clara, lo que restaba eficacia a la empresa.

La confrontación es otra de las constantes del fundador de Amazon. Prefiere a gente que no esté de acuerdo con él y rebata las ideas. De hecho, en más de una ocasión ha confesado que prefiere a las personas que creen tener siempre la razón.

Acciones en históricos

La crisis del coronavirus ha introducido una gran incertidumbre en los mercados internacionales. Sin embargo, el valor de las acciones de Amazon se ha visto reforzado durante los últimos meses, que se han visto incrementadas en un 80%.

Entre los expertos se rumorea que la idónea situación que atraviesan las acciones de la plataforma online podría dar pie a un split. De ser así, esta sería la quinta vez que los valores atraviesan un proceso de desdoblamiento.

El 90% de su fortuna corresponde a su participación en Amazon, de la que es dueño con un 11%. El significativo crecimiento del precio de las acciones en el Nasdaq 100 ha ha permitido a Bezos aumentar su fortuna hasta límites históricos y llegar a los 200.000 millones de dolares.

Inquietudes más allá de la Tierra

Los intereses de Bezos no se limitan al comercio electrónico. Desde 2013, también es propietario del periódico The Washington Post, por el que pagó 250 millones de dólares.

No obstante, una de sus inversiones más conocidas fue la que llevó a cabo en el año 2000, con la fundación de la empresa Blue Origin. La compañía aeroespacial trabaja en crear infraestructuras para hacer posible la vida humana en el espacio. Según las estimaciones publicadas por la CNN, Bezos invierte aproximadamente 1.000 millones de dólares cada año en Blue Origin.

El magnate explicaba hace un tiempo su interés por el espacio: “Si nos movemos hacia el universo, por todos los propósitos prácticos, tendremos recursos ilimitados“. Esta inclinación por el espacio es compartida con otra de las grandes figuras del mundo de los negocios, el dueño de Tesla, Elon Musk.

Según los últimos datos publicados por la revista Forbes, el CEO de Amazon amplía su distancia con Bill Gates y bate récords en niveles de fortuna en plena pandemia. Por su parte, Musk se sitúa en el cuarto puesto entre las personas con mayores fortunas. El coronavirus le ha permitido a Bezos no solo afianzarse en el podio, sino también ampliar su distancia con Gates, cuya fortuna se sitúa un 41% por debajo de la reunida por el fundador de Amazon.

Etiquetas
----