Portada » Gay de Liébana: “No vamos a salir fortalecidos de esta crisis sino muy empobrecidos”
Economia

Gay de Liébana: “No vamos a salir fortalecidos de esta crisis sino muy empobrecidos”

María Vega 

El profesor de economía advierte que la subida de impuestos ahuyentará el talento y pide más gasto para sanidad y menos para una industria política con mucha ‘casta’.

Pocos economistas tienen un rostro tan conocido por los españoles como José María Gay de Liébana (Barcelona, 1953). Doctor en Economía y Derecho es profesor titular de Economía Financiera y Contabilidad en la Universidad de Barcelona y académico numerario de la Real Academia de Doctores. Pero por lo que se ha hecho famoso es por sus apariciones en televisión y radio para explicar la economía de forma entendible.

Autor de España se escribe con E de endeudamiento, Gay de Liébana es también miembro de Thinking Heads. Para participar en las 100 Opiniones para salir de la crisis, no abandona ni el tono didáctico, ni la ironía a la que suele recurrir para explicar a los españoles de a pie, la situación económica.

Esta es una crisis sanitaria que ha derivado en una económica, ¿qué hemos aprendido?

Tenemos un grandísimo personal sanitario. Pero tenemos que tener claro que hasta los números uno necesitan unas botas de juego adecuadas. Tenemos que dotar con recursos suficientes a la Sanidad española para disponer de un buen armamento porque lo que va a salvar la economía y va a traer la normalidad a nuestras vidas es que haya un muro de contención sanitaria.

En España estamos desfasados en gasto público en Sanidad. Los países con los que nos queremos comparar, aunque no podemos: Alemania, Francia, Italia, Dinamarca, Suecia… tienen un gasto en sanidad que representa el 7 o el 8% del PIB. Y nosotros nos quedamos con el 6%. Dejo de lado la privada que funciona muy bien en España. Pero es importante que la sanidad pública esté bien dotada.

La cuestión es, ¿por qué no está bien dotada la sanidad Pública? Porque hay mucho gasto de todo lo demás. No solo en protección social (pensiones y subsidios), sino que tenemos un paripé de industria política. Antes era la casta, ahora tenemos también la nueva casta. Tenemos mucha casta y como no hay dinero para todo, se reduce el gasto en Sanidad. No hay gasto en Sanidad porque tenemos gasto superfluo.

Tenemos mucha casta y como no hay dinero para todo, se reduce el gasto en Sanidad

¿Cómo de dañada se encuentra la economía?

España es un país de servicios y la economía depende de los servicios. Hemos dejado de lado la industria, la hemos deslocalizado y dependemos de los altibajos de la construcción y de los servicios con el turismo y el comercio como grandes protagonistas.

Estos días en Barcelona, no hay gente en la calle porque tienen miedo a la pandemia. Hemos de recuperar la normalidad y el capítulo sanitario es determinante. Si tuviéramos industria, seguiríamos fabricando y vendiendo fuera. La industria es la que menos se resiente en esta crisis. Lo vemos en Alemania, Irlanda… También en China, donde se crece porque es la fábrica del mundo.

Hemos de repensar nuestro modelo productivo. Para eso se creó una comisión de la Reconstrucción en el Congreso que ha sido una tomadura de pelo como una catedral. No sé qué demonios hicieron porque esto ya tendría que estar reconstruido. En noviembre, estamos peor que en marzo. Nos falta seriedad.

Estamos a la espera de los fondos europeos para esa reconstrucción. ¿Serán la panacea para la industria?

Lo de los fondos europeos es un cuento chino. Eso de ‘ahora miro al cielo para ver si cae el dinero’. Primero tienen una burocracia tremenda. Después, cuando se aprueben, la Comisión tiene que pedir 750.000 millones en los mercados financieros y supongo que el BCE hará un gesto. Después, repartirá ese dinero.

De aquí nos llegará una parte de ayudas ‘gratuitas’ en principio y el resto en préstamos. Pero nos van a llegar dentro 5 o 6 años. Ese dinero es para actuar como catalizador de una reforma de toda nuestra economía. Al margen del género, que no sé qué tiene que ver, esto es para adecuar la economía al tema ecológico y a la digitalización en la que todos estamos involucrados. Pero para que se ponga en marcha hace falta que haya una industria, una fábrica, que la gente esté preparada…

Para que los fondos sirvan como catalizador hace falta que haya una industria, una fábrica, que la gente esté preparada….

Habrá unas ayudas para adaptar la economía al siglo XXI. Pero de los 27.000 millones de los Presupuestos, vamos a ver cuánto llega. Luego está el cómo llega y quién lo va a repartir. Si todo depende de Iván Redondo, que es el que tiene que supervisar esta entrevista, los fondos… El pobre está sobrecargado de trabajo. Yo vincularía ese dinero a las patronales empresariales, a las empresas… No al Ibex. Las grandes empresas también tienen que ser protagonistas, pero ese dinero tiene que llegar a cualquier empresa, a la pequeña, a la microempresa.

Iván Redondo está sobrecargado de trabajo. Las ayudas europeas las vincularía a las patronales, a las empresas

Como decía, ya se han incorporado 27.000 millones procedentes de esas ayudas a los Presupuestos del próximo año. ¿Es realista?

Me llamó la atención porque soy contable. Los contables de toda la vida tenemos una máxima: el gasto cuando se huele, hay que contabilizarlo y el ingreso hasta que no se toca, no se contabiliza. Cuando me digan que “la UE comunica que en los próximos días procede a hacer la transferencia de los 27.000 millones de euros”, firmado por Ursula von der Leyen, es cuando ya reconozco el ingreso. Pero antes no.

¿Qué opina de la subida las pensiones y de los funcionarios que contemplan esos Presupuestos?

Hay un momento en el que tienes que evitar el progresismo. La subida de pensiones debería ser asimétrica. Entiendo que hay gente con una pensión muy baja y que hay ayudar a los más desfavorecidos en estos tiempos pandémicos. Pero también hay que tener en cuenta el IPC. Creo que se hubiera tenido que contener la subida de las pensiones. Para eso hubo una reforma en 2013.

Soy funcionario, pero hubiéramos podido esperar a la subida salarial porque es el momento de destinar el dinero a otros usos más productivos

Yo soy funcionario, pero hubiéramos podido esperar porque es el momento de destinar el dinero a otros usos más productivos. Es momento de dedicar más dinero a ayudas a empresas, a formar a la gente para el empleo… Entiendo que los Presupuestos son como un Festival de Eurovisión. Quieres que la gente te aplauda con una canción muy bonita y en este caso, con un Presupuesto progresista que busca aumentar el caladero de votos. Pero luego viene la gran pregunta, ahora lo hacemos, pero ¿en el futuro, podremos seguir pagando?

Los ERTE se pactaron dentro de un paquete de medidas pensadas para una crisis de dos o tres meses. Pero esto va a ser largo…

Hemos cubierto con un manto de burocracia a los ERTE. En otros países, en el norte de Europa, los gobiernos han preguntado a las empresas a cuántos trabajadores tendrían que dejar sin empleo y han pagado un porcentaje de los sueldos para tener un límite al mes. El Estado ha puesto dinero porque es consciente de que es un momento que incluso la Comisión Europea ha neutralizado el déficit público.

En España, se anunció una grandilocuente movilización de recursos de 200.000 millones de euros y al final, según el FMI, solo se han puesto 39.000 millones de ayudas efectivas. De ellos, hay 21.000 millones que es el coste de los ERTE pero que estará sufragado por la propia Unión Europea, por el programa SURE.

De ayudas con coste, no hay nada. Ayuda es lo que hace Merkel: “autónomos presenten sus facturas de 2019 y les pago el 75%”. Las ayudas tendrían que haberse instrumentado en exoneraciones más que en moratorias fiscales. Hay que proteger la sanidad y salvar a las empresas porque salvar a las empresas es salvar el empleo.

Ayuda es lo que hace Merkel: “autónomos presenten sus facturas de 2019 y les pago el 75%”. Las ayudas tendrían que haberse en exoneraciones más que en moratorias fiscales

En España se han subido algunos impuestos y se va a plantear una subida del Salario Mínimo Interprofesional…

Vamos en otra dirección. Todos en nuestro entorno bajan los impuestos y bajan las cotizaciones sociales. En Italia, se ha bajado la cuña fiscal, los gravámenes del trabajo y las cotizaciones sociales para que las empresas tengan menos carga fiscal y haya más aliciente para contratar empleados. Aquí suben los impuestos.

Bueno, y dirán: ‘suben los impuestos pero solo a las rentas altas’. ¿Quiénes son las rentas altas? El ejecutivo para Europa de una multinacional con sede en Madrid que ahora cuenta a la matriz que aquí va a pagar más impuesto sobre la renta y sobre el patrimonio y que a la compañía le suben el Impuesto de Sociedades. En el centro de decisiones le preguntarán: ¿dónde quieres ir? ‘A Lisboa porque hay menos impuestos y es más confortable’. Esta medida lo que hace es penalizar que aquí radiquen profesionales de nivel y empresas de nivel.

Las subidas de impuestos a las rentas altas, el patrimonio y Sociedades lo que hacen es penalizar que aquí radiquen profesionales de nivel y empresas de nivel

Luego van a aumentar la ‘tasa Google’ por la recaudación que va a generar, que van a ser cuatro duros, decían que 800 o 900 millones de euros. Pero la ‘tasa Google’ es una patada que le estás pegando donde duele al inquilino de la Casa Blanca, sea Trump o Biden. ¿Quién ha sido el país que ha decidido imponer la ‘tasa Google’ en Europa? España. Porque no es una cosa a nivel europeo, es en España. Así que cualquier producto español que quiera entrar en EEUU, puede tener aranceles. Mientras, ¿quién paga la ‘tasa Google’? Ahora me dirán que tengo un cargo de la cuota de Netflix, Microsoft, Apple… al final lo pagamos nosotros.

Y la aceituna…

La aceituna negra y el aceite de oliva. Los aceituneros que tienen que irse a Marruecos o Túnez para que el producto original no sea español.

Todos los organismos internacionales dicen que vamos a estar en la cola de la recuperación, ¿va a agrandar esta crisis la brecha que separa a España de otras economías europeas?

Lo que va a ocurrir es que España se va a ir convirtiendo en el paria de Europa. Lo digo porque hoy rozamos la tasa de paro de Grecia e incluso la hemos llegado a superar. El paro juvenil, con una tasa de más del 40% es el número uno de Europa. Tenemos un problema de formación, entre las empresas vamos a sufrir un proceso de cierres tremendo…

Vamos a salir muy empobrecidos de esta crisis. Oí en el mes de julio que de esta crisis vamos a salir fortalecidos. Pero no.

Vamos a salir muy empobrecidos de esta crisis. Oí en el mes de julio que de esta crisis vamos a salir fortalecidos. Pero no, de esta crisis vamos a salir achuchados, magullados, sobreendeudados. Hay que saber que esa es la realidad y actuar, pero no se está actuando. No se está haciendo nada para amortiguar el golpe y pensar en la recuperación.

El Gobierno confía en datos como con el PIB del tercer trimestre que refleja una subida frente a los meses del confinamiento…

Hemos de compararlo con el año pasado, no con el trimestre anterior. La caída es del 8,7%. No hay ningún país avanzado en el que la caída de su PIB frente al tercer trimestre de 2019 sea así. La mayoría se han movido en el 4 o 5%. Nos están vendiendo la moto. El Gobierno dice que el Banco de España no sabe, que se equivoca, que la Comisión Europea no trabaja con las previsiones adecuadas, tampoco el FMI…

No hay en ningún país avanzado en el que la caída de su PIB respecto al tercer trimestre de 2019 sea así. La mayoría se han movido en el 4 o 5%. Nos están vendiendo la moto

Mirando al futuro, ¿qué nos va a traer la economía ‘postcovid’?

Primero miedo. Para que la actividad económica vuelva a la alegría previa a la Covid, tenemos que esperar a 2024 o 2025. Habrá una psicosis entre la población por el miedo. Esta parte va a costar mucho.

Hemos hecho un curso avanzado de digitalización brutal. El teletrabajo ha venido para quedarse. Vamos a cambiar la forma de trabajar y de relacionarnos. Esto nos lleva a la formación, a las habilidades de la gente.

Hay otro problema y es que de un lado, vamos a vivir un proceso de desglobalización, aunque los chinos van que vuelan. Pero hay un proceso de globalización imparable que es el tecnológico. Hemos de tener a la gente preparada con las capacidades adecuadas para subirnos a este carro. Entramos en una era disruptiva.

Vamos a vivir un proceso de desglobalización. Pero hay un proceso de globalización imparable que es el tecnológico

El teletrabajo también tiene efectos colaterales en la economía. Por ejemplo, menos gasto en gasolina o en comida fuera de casa…

Me preguntan mucho qué forma de letra tendrá la recuperación económica. Y respondo: en el mundo una V asimétrica, pero en España una I. Pero vamos a ser positivos, a partir de esta caída vamos a ir de la I a la K.

En la K tenemos la I, pero hay dos trazos uno que sube y otro que baja. La recuperación va a ser el trazo que sube con los países que sepan prepararse para los nuevos tiempos y el nuevo contexto. En el trazo que desciende, estarán los países que no saben reaccionar, las actividades que van a ir a menos y los empleos de la gente que no sean adecuados.

La recuperación en el mundo tendrá forma de V asimétrica, pero en España de I. Vamos a ser positivos, a partir de esta caída vamos a ir de la I a la K

Hay sectores complicados, como la hostelería, la restauración, las propias universidades presenciales. Hemos de ir a todo lo que sube: industria, robótica… Nos tenemos que acostumbrar. tiene que adaptarse a este cambio.

A los mayores les va a costar, pero lo que me preocupa son los jóvenes. Pienso en mis alumnos. Su mirada es triste porque no saben a dónde van, si van a encontrar trabajo… Por eso les digo que hay que ponerse en la órbita, formarse para el Big data, la robótica, la Inteligencia Artificial, las nuevas tecnologías, tener idiomas… Hay que tener una preparación ultra porque el nuevo mundo cambia muchísimo.

¿Y está España lista para darles esa preparación?

El problema es que en España tenemos un problema de formación e incluso un problema de educación. Ahora los niños aprueban casi sin esfuerzo, quieren sacar como lengua en las aulas el castellano. Cada comunidad autónoma hablará en su lengua e iremos a las tribus de los mandingas. Cada tribu hablará su lengua y no se podrá comunicar con las otras tribus. Y en un paso siguiente sacarán esas lenguas para que hablemos por signos, como el hombre de Cromañón. Evidentemente, esto son hipérboles para que nos demos cuenta de que tenemos que ponernos las pilas porque si no vamos a sufrir.

Cada comunidad autónoma hablará en su lengua e iremos a las tribus de los mandingas. Esto son hipérboles para que nos demos cuenta de que tenemos que ponernos las pilas

Comparo España con EEUU. Sé que hay una América profunda que es la que vota a Trump, que han ido a menos, que se ha desindustrializado el país. Pero hay otra América, que es la que tira, la que vota a Biden, con gente preparada.

En la Transición no sabíamos valorar que teníamos políticos de una talla impresionante, como el profesor Fuentes Quintana. Ahora hay políticos demasiado oportunistas, gente que va a la política a hacer carrera. En EEUU no es así, hay gente exitosa que entrega los últimos años de su vida a su país. Y no hay corrupción como aquí.

Pero los españoles hemos votado a estos políticos…

Yo no voto. Me dicen que no soy demócrata. Si no votara nadie, los meteríamos a todos en un barco, los enviaríamos a hacer cruceros por los países del sur y pondríamos a funcionar el país. Yo no soy el que los pone ahí. Tenemos un problema de talla de políticos, pero también el pueblo falla.

----