Portada » GE, Siemens Gamesa y Vestas, el trío que liderará la eólica marina en la próxima década
Economia

GE, Siemens Gamesa y Vestas, el trío que liderará la eólica marina en la próxima década

La eólica marina global podría aumentar 15 veces su capacidad y atraer al menos de 1 billón de euros en inversión para 2040.

No hay dudas de que gran parte del futuro de la eólica está en el mar. Según un informe de Bank of America, 2021 se sitúa en la cúspide de la aceleración de esta tecnología. Y solo tres fabricantes dominarán el mercado: la hispano-alemana Siemens Gamesa, la danesa Vestas y la estadounidense General Electric, aunque acercándose ‘peligrosamente’ la alemana Nordex que acelera su marcha en la competición.

“2020 fue un año extraordinario, impulsado por el reconocimiento de los vientos de cola estructurales y las acciones estratégicas para mejorar las perspectivas, pero 2021 promete ser otro año fuerte, con 25-30GW de capacidad offshore que se espera que se adjudiquen en los próximos 12-18 meses”, señalan los analistas.

“Creemos que el mercado offshore global está en la cúspide de un crecimiento acelerado. Nuestros estudios señalan que las instalaciones eólicas marinas anuales se multiplicarían por más de cuatro de 2,4 GW (2013-2018) a 8,2 GW (2020-2025) y 13,8 GW (2026-2030).

Más recientemente, la Agencia Internacional de Energía (IEA), en su primer informe Offshore Wind Outlook, aseguró que la capacidad eólica marina global puede multiplicarse por 15 y atraer casi 1 billón de euros de inversión para 2040, con un crecimiento aún más rápido si los responsables políticos se proponen objetivos más ambiciosos“.

Por eso, “aumentamos nuestra orden de compra de acciones para Vestas hasta los 1.630 DKK (210 euros), y aumentamos SGRE hasta los 45 euros y Nordex hasta los 32 euros”.

La década de las eólicas

2020 fue un año extraordinario, con Vestas, Siemens Gamesa y Nordex registrando rendimientos del 80-115% de su cotización en bolsa. Y tiene sentido esa evolución por las excepcionales perspectivas para la eólica marina y la ‘agenda verde’ aprobada por la Unión Europea.

De hecho, se han convertido en la vanguardia del estímulo de recuperación de la crisis sanitaria tras la pandemia.

El mercado ha estado dominado por SGRE, y la empresa suele disfrutar de una cuota de mercado de instalaciones superior al 50%. Sin embargo, para Bank of America, la introducción de la nueva plataforma de 12MW de GE en 2019 ha relanzado un duro competidor, que ha conseguido que el mercado chino sea ya del dominio de tres OEM (fabricantes de turbinas eólicas): SGRE, GE y MHI Vestas.

Y este dato es importante porque para la entidad financiera una parte significativa del mercado futuro estará fuera de Europa, y se espera un crecimiento sustancial en EEUU y Asia-Pacífico.

Debido a los largos plazos que necesita la offshore para su puesta en marcha, solo una cantidad relativamente pequeña de contratos permanece en juego hasta 2025 (BNEF estima 11,3 GW si se excluye a China). Sin embargo, el premio real reside en las expectativas en el gigante asiático. Se multiplicarán por 2,5 entre 2025-30, liberando 100 GW de potencial de ventas.

Decisiones estratégicas

Para Bank of America, las decisiones estratégicas de las compañías han tenido también mucho que ver con las perspectivas de ganancias a medio plazo a pesar de la presión de la Covid a corto plazo. Es el caso de SGRE al adquirir activos europeos de la ya desaparecida Senvion IP, o de Vestas adquiriendo el 100% de Vestas MHI en el extranjero, o la emisión de derechos de Nordex para acelerar su crecimiento.

2021 promete ser otro año fuerte, “con hasta 25-30 GW de nueva capacidad offshore que se espera que se adjudiquen en los próximos 12 a 18 meses, así como en eólica terrestre para la ‘repotenciación’.

En el caso de Nordex, está dando pasos importantes para abordar los desafíos estructurales que la empresa ha enfrentado en los últimos años, mejorando la rentabilidad gracias a su producto onshore líder en el mercado, cambios en la base de costes y perfil de instalación de corto plazo sin riesgo.

La reciente ampliación de capital marca la tercera acción proactiva para asegurar el balance en el último año tras una colocación previa de acciones para el accionista ancla Acciona y una venta del proyecto a RWE.

“Creemos que esto, junto con la mejora del FCF, proporcionará bases más sólidas para ejecutar los nuevos objetivos estratégicos de 2022, particularmente en el gasto de capital para la expansión de India, lo que respalda nuestras expectativas”.

Grandes expectativas

“El potencial de crecimiento futuro ya no puede ignorarse”, dicen los analistas. Los pronósticos sugieren que la incorporación de nueva capacidad renovable deben aumentar de 3 a 4 veces durante las próximas tres décadas para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

El impulso de la política durante el último año ha sido positivo, con el Acuerdo Verde de la UE apuntando a cero neto para 2050, una administración de Biden prometiendo un contexto estadounidense más favorable y un gobierno canadiense que incluye un paquete de estímulo de 577.000 millones de euros.

Incluso China adoptó recientemente un objetivo cero neto para 2060. Los gigantes de las energías renovables, como Enel e Iberdrola, están respondiendo, mejorando los objetivos de crecimiento renovable en un 40-130%.

Bank of America ve 1,5 billones de euros de inversión agregada en energías renovables por su cobertura durante las próximas tres décadas.

Eólica terrestre

Se prevé una demanda robusta, estable en eólica terrestre para repotenciar los parques. Las previsiones de instalación terrestre de BNEF han vuelto a los niveles anteriores a la Covid, respaldados por un rápido repunte en la cadena de suministro china.

Las instalaciones europeas podrían acelerarse a 14-15GW por año desde 2021 hasta 2025 (9GW en 2019).

A nivel mundial, 2020 se convertirá en un año récord de instalación (67GW), aunque podría superarse en 2021 (75GW). Un número creciente de parques están llegando al final de su vida útil y deben reemplazarse (BNEF predice 40GW para 2030), lo que impulsará la demanda de repotenciación con una fuerte actividad esperada en EEUU y Alemania (12GW hasta 2024).

Eólica marina

Se subastarán entre 25-30 GW de energía eólica marina a finales de 2021. El liderazgo en escala y la tecnología serán las claves para capitalizar este crecimiento. “Con la gran cantidad de capacidad que se avecina, podemos ver a los tres actores offshore (SGRE, Vestas y GE) experimentando un importante crecimiento a medio plazo”.

Operación y mantenimiento

Para Bank of America, el negocio de servicios (O&M) de los OEMS ha demostrado una sólida ejecución y ven los servicios como un factor clave de valor a largo plazo.

Los precios de los contratos de O&M de turbinas también han aumentado en 2020 tras cuatro años consecutivos de caídas. Dado el reciente crecimiento en las instalaciones de turbinas, el aumento en los libros de pedidos de los OEM y la consolidación de la industria, hay menos presión a la baja sobre los OEM para reducir los precios.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class