Portada » La Alianza Renault-Nissan redistribuye sus mercados: Nissan dejará Europa
Economia

La Alianza Renault-Nissan redistribuye sus mercados: Nissan dejará Europa

ALFONSO AGUILERA

Los socios de la Alianza van a rehacer su modelo de negocio para mejorar la eficiencia y la competitividad en productos y tecnologías, y apostarán por sentar cada marca en mercados específicos.

El Grupo Renault, Nissan Motor Co., Ltd. y Mitsubishi Motors Corporation, miembros de una de las grandes alianzas automovilísticas del mundo, han anunciado varias iniciativas como parte de un nuevo modelo cooperativo de negocio que pretende potenciar la competitividad y la rentabilidad de las tres empresas. Las compañías miembros planean aprovechar los beneficios existentes de la Alianza en áreas tales como compras conjuntas, aprovechando sus respectivas posiciones de liderazgo y fortalezas geográficas para apoyar el desarrollo comercial de sus socios.

“La Alianza es una asociación estratégica y operacional única en el mundo automovilístico que nos da una fuerte ventaja en un panorama global del automóvil en constante cambio“, ha afirmado Jean-Dominique Senard, presidente del Consejo de Administración de la Alianza y de Renault. “El nuevo modelo de negocio permitirá a la Alianza sacar el máximo partido de los activos y las capacidades de desempeño de cada empresa, a la vez que se basa en sus respectivas culturas y legados. Las tres compañías de la Alianza cubrirán todos los segmentos y tecnologías de vehículos, en todas las zonas geográficas, en beneficio de cada cliente, al tiempo que aumentan su respectiva competitividad, rentabilidad sostenible y responsabilidad social y medio ambiental”.

Los líderes de las tres compañías han respaldado los principios del nuevo esquema –bautizado como leader-follower– que van a desarrollar para vehículos, en el cual cooperarán para impulsar, aún más, la estrategia de estandarización de la Alianza, desde las plataformas hasta las carrocerías y por segmento de producto. Se espera que el esquema leader-follower ofrezca un modelo de reducción de inversiones de hasta un 40% para vehículos que sigan completamente este esquema. Se espera que esos beneficios se sumen a las sinergias convencionales que ya se tienen hoy.

Reparto de mercados

La Alianza también ha respaldado la iniciativa de nombrar diferentes partes del mundo como “regiones de referencia“, con cada compañía enfocándose en sus regiones principales. El objetivo es estar entre las más competitivas y servir como referencia para mejorar la competitividad de las otras. Este nuevo esquema recoge que Nissansería referencia en China, Norteamérica y Japón, dejando por tanto de lado el mercado europeo, en el que podría seguir sólo con su modelo de éxito Qashqai. Renault lo sería en Europa, Rusia, Sudamérica y África del Norte mientras que Mitsubishi en el Sureste Asiático y Oceanía.

Cada compañía se convertirá en una marca de referencia en sus respectivas regiones, las oportunidades para competir aumentarán al compartir los máximos costes fijos, así como para aprovechar los activos de cada compañía. En cuanto a las actualizaciones de la cartera de productos de cada compañía, la renovación del segmento de los SUV compactos a partir de 2025 será liderada por Nissan, mientras que la futura renovación del segmento SUV utilitario en Europa será liderada por Renault.

En América Latina, las plataformas para modelos del segmento utilitario se racionalizarán, evolucionando de cuatro variantes a una sola para los productos Renault y Nissan. Esta plataforma se producirá en dos plantas, cada una de las cuales producirá para Renault y Nissan. En el sudeste asiático y Japón, los miembros de la Alianza buscarán oportunidades seleccionadas bajo el mismo esquema, como la colaboración entre Nissan y Mitsubishi Motors. Con todas estas medidas, cerca del 50% de los modelos de la Alianza se desarrollarán y producirán bajo el nuevo esquema para 2025.

En lo que a tecnológía se refiere, los miembros de la Alianza continuarán su capitalización de los activos existentes para asegurar que cada compañía miembro continúe compartiendo la inversión en plataformas, mecánicas y tecnologías. Un intercambio que viene de lejos y que ha demostrado su eficiencia en el desarrollo de motores y plataformas y que ha permitido entre otras cosas el lanzamiento de la plataforma CMF-B utlizada por Renault en el Clio y por Nissan en el Juke. Las plataformas CMF-C / D y CMF-EV serán las siguientes.

En conducción autónoma será Nissan la referencia, en tecnología del coche conectado la responsabilidad será para Renault que liderará la plataforma basada en Android y Nissan hará lo propio con la tecnología utilizada en China mientras que la tecnología híbrida enchufable recaerá para los segmentos C y D en Mitsubishi. Este nuevo modelo de negocio permitirá a las compañías miembros sacar el máximo provecho de su experiencia y competitividad para reforzar la Alianza en su conjunto, en un entorno automovilístico global en constante evolución.

Subida en la bolsa

Unos anuncios que junto a la presentación del plan del Gobierno francés de ayudas al sector automovilístico, que incluye sobre todo un préstamo garantizado para el grupo del rombo, han llevado a que las acciones de Renault se dispararan en la Bolsa de París. Los títulos de Renault registraron ayer miércoles un notable incremento y se revalorizaban un 15,95% hasta los 22,21 euros. A media mañana, habían superado el umbral de los 23 euros poco después de que terminara una vídeoconferencia de prensa de los miembros de la alianza, en la que anunciaron los planes para ahorrar hasta el 40% en las inversiones gracias a su cooperación. El cierre de la Bolsa confirmó una subida del 17,47%.

Con ese programa común, Renault, Nissan y Mitsubishi compartirán todavía más sus plataformas de producción y de posventa con un esquema en el que cada uno de los tres será el líder de la alianza para ciertas tecnologías y áreas geográficas. El día anterior a dar a conocer los planes, el presidente francés Emmanuel Macron dio a conocer un plan de ayudas para el sector automovilístico francés, que incluía 5.000 millones de euros de un crédito garantizado por el Estado para Renault, que todavía está pendiente de ser confirmado por su Gobierno.

Renault debe dar a conocer el próximo viernes sus planes de futuro con una comparecencia ante la prensa de sus dirigentes, que en particular detallarán un plan de ajuste que podría incluir recortes de empleos e incluso cierres de plantas.

Etiquetas
----