Portada » La banca reconquista a más de 136.000 accionistas en plena crisis bursátil del sector
Economia

La banca reconquista a más de 136.000 accionistas en plena crisis bursátil del sector

Clara Alba

El crecimiento de 2020 se concentra, no obstante, en el primer trimestre del año, justo antes del veto al dividendo por parte del BCE.

Los principales banqueros del país llevan semanas advirtiendo: el ‘veto’ del Banco Central Europeo (BCE) a los dividendos es el principal obstáculo para la remontada bursátil del sector. Algunos incluso reconocen que los fondos llevan tiempo saliendo de estas cotizadas en busca de valores más estables para sus carteras.

La fuga de inversores se ha reflejado en una caída media del 55% en bolsa para el sector. Sin embargo, en este difícil entorno, los resultados trimestrales de las entidades han sacado a la luz un dato sorprendente sobre la evolución de sus accionistas. En los nueve primeros meses del año, han logrado sumar 136.038 nuevos ‘socios’.

Los expertos atribuyen, precisamente, a las caídas en bolsa el hecho de que los bancos hayan podido sacar algo positivo de este difícil periodo para sus cotizaciones, logrando mantener incluso la barrera de los 6 millones de accionistas que perdieron en 2019 tras varios trimestres consecutivos de caída. Es decir, las ventas no han supuesto que los accionistas salgan por completo de las entidades, y otros nuevos habrán aprovechado para entrar a tenor de los bajos precios.

El peso del dividendo

Hay que tener en cuenta que el grueso de los nuevos socios se concentró en el primer trimestre del año, cuando las entidades sumaron 111.398. Más del 80% del total ‘captado’ de enero a septiembre.

Esto significa que, desde finales de marzo hasta el cierre septiembre, el sector ha disminuido notablemente su ritmo de ‘atracción’, sumando tan solo 24.640 nuevos accionistas en esos seis meses. Una desaceleración que coincide con la recomendación del BCE de no repartir dividendo en el sector, que sin duda ha pesado en la decisión de los inversores.

Así lo reflejan las cotizaciones de los seis bancos del Ibex 35 (Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Banco Sabadell y Bankinter), que se han dejado más de 68.500 millones de euros de su valor en bolsa este año, pasando de una capitalización conjunta de 129.500 millones de euros a apenas los 60.900 millones actuales.

Las caídas reflejan el especial castigo que ha sufrido la banca por el miedo al impacto en los balances de la crisis del coronavirus, que se ha sumado a unas cotizaciones ya de por sí muy mermadas ante el entorno de tipos de interés en mínimos que lastran desde hace años a estos valores.

Nuevos accionistas

Banco Santander es la entidad que más ha sumado al cómputo total de accionistas, con 116.976 nuevos de enero a septiembre, lo que ha permitido a la entidad mantenerse por encima de la barrera de los 4 millones que llegó a perder en 2019. De esa cifra, unos 107.881 ‘entraron’ en el primer trimestre del año, reflejando de nuevo el impacto que la pandemia y el posterior veto a los dividendos han tenido en la evolución de este dato.

Los nuevos accionistas han soportado pérdidas de más del 55% en bolsa este año para el banco cántabro, que actualmente cotiza lejos de los 2 euros por acción, desde los 3,73 euros en los que despidió 2019. El desplome ha supuesto una pérdida de valor de casi 34.000 millones de euros para la entidad y su capitalización apenas supera los 28.000 millones, desde los cerca de 62.000 millones que rozaba a finales del pasado año.

La situación se repite en BBVA y Bankinter, con pérdidas de más del 50% en bolsa en 2020. La entidad comandada por Carlos Torres ha sumado este año 24.092 nuevos accionistas hasta los 898.240, mientras que Bankinter eleva la cifra en 2.665 hasta los 58.023.

Otra de las grandes sorpresas del año la da Banco Sabadell. La entidad se ha convertido en el banco con peor evolución en bolsa con un desplome del 76%. Las dudas sobre su capacidad para seguir caminando en solitario han pesado en más de 4.445 millones de euros sobre su capitalización, que apenas supera ya los 1.400 millones, desde los 5.852 millones de cierre de 2019.

Sin embargo, el brusco desplome que ha dejado su cotización tiritando en 0,25 euros no ha venido acompañado de una ‘fuga’ en el número de accionistas, aunque es evidente que los mismos han rebajado al extremo su participación en la entidad.

Según sus cuentas trimestrales, Sabadell contaba a cierre de septiembre con 236.844 accionistas, 1.810 más que a finales del pasado año.

Bankia y CaixaBank restan

Hasta aquí, todos suman. Bankia y CaixaBank son las únicas que, según los informes trimestrales, han perdido accionistas en el periodo analizado. En plenas negociaciones para su fusión, Bankia ha perdido este año 6.081 accionistas, hasta dejar la cifra total en 167.868, con una caída en bolsa acumulada del 45%.

Similar descenso registran los títulos de CaixaBank, con una base de accionistas de 574.699 a cierre del tercer trimestre, 3.424 menos que el pasado año y que borran el dato positivo que la entidad registró en el primer trimestre, cuando sumó 1.405 accionistas.

Etiquetas
----