Portada » La hostelería andaluza ultima protestas para evitar 250.000 despidos: “Queremos ayudas”
Economia

La hostelería andaluza ultima protestas para evitar 250.000 despidos: “Queremos ayudas”

Myriam Ávila Sevilla

La patronal asegura que la cifra de cierres se triplicará sin un plan de rescate y pide que se tome como ejemplo a la Comunidad de Madrid o Galicia.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, anunciaba este pasado domingo a la hora de la comida las nuevas restricciones en la comunidad. La medida más dura, la de carácter económico: el cierre de todos los comercios no esenciales a las 18 horas en todo el territorio andaluz durante al menos dos semanas. Con ello, el cierre parcial de la hostelería, sector que se ha declarado en guerra.

La reacción de la hostelería no ha tardado en llegar: el sector ha sido convocado este jueves en todas las capitales de provincia para expresar con manifestaciones la “persecución inaceptable” de la Junta de Andalucía. A juicio de la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía (Horeca), las medidas afectarían a más de 250.000 trabajadores y supondría la condena de la actividad que concentra en Andalucía el mayor número de establecimientos de España.

Las movilizaciones en toda la región denunciarán lo que consideran el “inaceptable abandono” por parte del Gobierno andaluz. “El Ejecutivo debería garantizar la supervivencia del sector tanto con medidas adecuadas y adaptadas a la situación actual como con ayudas económicas de las que Horeca no tiene ninguna noticia”, explica el líder de los hosteleros andaluces, Francisco de la Torre.

La protesta se anunciará a modo de cacerolada este martes y miércoles a las 16 horas como antesala de la protesta del jueves. “Estamos en la UCI y nunca vienen ayudas”, ha expresado el presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla, Antonio Luque. “Afrontamos un futuro imposible”, lamenta la patronal recordando que la situación empeora en Granada, la única provincia donde se ha obligado al cierre total.

Con un tono más elevado que en otras ocasiones, la hostelería ha lamentando el “profundo desconocimiento” de la clase política y que el Gobierno central apoye “sin fisuras” el cierre de la hostelería en otras CCAA. “Las concentraciones irán también contra quienes desde sus despachos de Madrid no dudan en laminar a la hostelería”, reivindican desde el sector.

Plan de rescate

La gran reivindicación de la hostelería ha sido un plan de rescate. “No hemos recibido ningún contacto oficial para trabajar en las medidas económicas necesarias” apuntan los afectados mientras defienden su actitud ejemplar en la lucha contra la pandemia. “Aplicamos a rajatabla desde el primer momento unas medidas que se han demostrado eficaces y que permiten un control exhaustivo tanto propio como de las autoridades”.

En este sentido, el presidente andaluz anunció durante la rueda de prensa del domingo que se reuniría con el sector y reclamaría al Ejecutivo central “un plan de respuesta y rescate a la hostelería”. Pidió la ayuda de ayuntamientos y diputaciones en este plan y recordó que las medidas buscan llegar lo mejor posible al 15 de diciembre.

En esta línea ha coincidido también el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara. Considera “urgente” la toma de medidas económicas para la hostelería y el pequeño comercio. “Es necesaria la concesión de ayudas directas y a fondo perdido a empresarios y autónomos para compensar sus pérdidas”, expresó tras reunirse con el consejero andaluz de Presidencia, Elías Bendodo.

Madrid como ejemplo

Con todo esto, la patronal andaluza ha reclamado que se tome ejemplo de la gestión de regiones como la Comunidad de Madrid donde “la hostelería no ha cerrado, su horario de apertura es hasta las 00:00 horas y la curva ha disminuido”. También con la vista puesta en otras CCAA, la hostelería ha reclamado ayudas directas según el número de trabajadores y la facturación.

Hacen extensiva su reivindicación a los ayuntamientos, Junta de Andalucía y al Gobierno central mientras advierten que solo en Sevilla han cerrado 1.000 establecimientos, cifra que se triplicará sin ayudas económicas. “Los responsables políticos deben cambiar su actitud por la valentía necesaria para hacer una apuesta segura por la hostelería”.

Etiquetas
----