Portada » La pandemia pasa factura a la sanidad privada: 3.000 clínicas pequeñas cerrarán en los próximos meses
Economia

La pandemia pasa factura a la sanidad privada: 3.000 clínicas pequeñas cerrarán en los próximos meses

Mercedes Rivera

El presidente de la patronal del sector explica que ha habido diferentes escenarios en los hospitales y centros privados.

Durante los meses de confinamiento, en España solo se permitía la actividad asistencial excepto para pacientes Covid-19 y aquellos casos urgentes. Esto derivó en que muchas clínicas pequeñas de la sanidad privada tuvieran que echar el cierre por la falta de pacientes.

La patronal de este sector, ASPE, estima que serán 3.000 los centros que terminarán cerrando de manera definitiva no solo este año, sino también durante el próximo. Y es que, la situación para 2021 se plantea de manera similar, al menos, hasta mitad de año.

Carlos Rus, presidente de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), ha explicado a Invertia que durante el periodo de confinamiento “hubo escenarios distintos en los hospitales”.

Por un lado, hubo centros que estaban en primera línea, es decir, en zonas con alta incidencia de la Covid-19, y que tuvieron que hacer fuertes inversiones para poder incrementar camas de UCI y proveerse del material sanitario necesario para atender a estos pacientes. “Solo las compras de los meses de marzo y abril fueron un 71% más que todo 2019”, ha confirmado Rus.

Por otro lado, ha señalado el presidente de ASPE, “hubo centros a los que se les pidió que tuvieran todos los recursos disponibles pero que estaban vacíos de pacientes”.

Además, “aquellos centros que se determinaron que tenían un carácter esencial tampoco tenían trabajo, pero tuvieron que mantener plantillas aunque los ingresos fueron nulos”.

Después del confinamiento, “la actividad comenzó a recuperarse pero no se ha llegado a recuperar la normalidad”. De hecho, “en agosto todavía estaba por debajo de otros años y se juntó con el inicio de la segunda ola de contagios”.

Compensaciones

El escenario post-Covid en el ámbito privado “va a ser muy duro”, ha reconocido el presidente de la patronal. Y es que el sector tiene abierto otro frente: la falta de un marco estable de colaboración público-privada.

“Siete meses después de que finalizase el confinamiento, solo en dos comunidades –Madrid y Murcia- hay una mesa de negociación para hacer compensaciones por la puesta a disposición de los recursos de la privada” para hacer frente a la pandemia.

Para Rus, “debe haber mesa nacional y mesas a nivel autonómico para establecer un marco de colaboración también a futuro”. En este sentido, ha señalado que “la sanidad privada forma parte del sistema sanitario y necesitamos que la Administración nos vea así”.

Durante la pandemia, “hemos sido aliados y recurso estratégico para momentos de necesidad, pero esa consideración tiene que tener continuidad también cuando la situación sea normal”, ha concluido.

Etiquetas
----