Portada » La producción de vehículos caerá en marzo entre un 50 y un 60%, hasta las 157.000 unidades
Economia

La producción de vehículos caerá en marzo entre un 50 y un 60%, hasta las 157.000 unidades

700x420 fabrica volkswagen navarra - La producción de vehículos caerá en marzo entre un 50 y un 60%, hasta las 157.000 unidades - economia

La crisis del coronavirus ha obligado a todas los fabricantes a paralizar la producción de vehículos en España. Desde la patronal de fabricantes Anfac consideran que este parón provocará una caída en la producción de entre el 50% y el 60%, ya que se dejarán de fabricar 157.000 vehículos.

Este dato contrasta con la producción en los dos primeros meses del año, que alcanzó las 502.484 unidades ensambladas, lo que supone un 1,4% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Así, en febrero la producción de vehículos registró un aumento del 2,9%, hasta las 262.449 unidades.

Este dato de crecimiento de la producción en febrero es “especialmente relevante” si se tiene en cuenta la situación del entorno. Las matriculaciones en el conjunto de la Unión Europea, el principal destino de exportación de los vehículos españoles, cayeron un 7,4% en el mes de febrero, hasta las 957.052 unidades, y también en el acumulado del año, con 1.913.931 unidades.

Por países, Alemania registró la caída más significativa en las matriculaciones de febrero, con una rebaja del 10,8%, así como Italia, con un 8,8% menos de entregas. Los vehículos españoles, en un entorno de menores ventas, tienen una buena aceptación en los mercados europeos, que permite incrementar su producción y exportación en condiciones más adversas.

Por todo ello, desde Anfac consideran que se necesita un plan de medidas de recuperación para la industria de la automoción, un plan de choque específico que permita relanzar y recuperar la producción a los niveles de principios de año.

Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos aumentó en un 5% en febrero en tasa interanual, acumulando 208.067 vehículos fabricados. En el acumulado del año se fabricaron 393.147 unidades, un 3,3% más con el mismo periodo de 2019. En cuanto, la producción de todoterrenos cayó, por su parte, un 41% en febrero y acumula una caída del 42,5%, hasta las 4.993 unidades.

La producción de vehículos comerciales e industriales cerró febrero en negativo con un descenso del 0,8%, sumando un total de 51.592 unidades fabricadas, que acumulan en este inicio de año un total de 104.334 unidades, un 1,7% menos.

En febrero, la producción de vehículos comerciales ligeros aumentó un 5,5%, hasta las 26.678 unidades y el crecimiento de los industriales pesados en un 38,5%, con 1.385 vehículos, son los dos únicos tipos de vehículos que acumulan un dato positivo, en contraposición con furgones (-2,8%), industriales ligeros (-32,4%) y tractocamiones (-66,1%) que registran notables retrocesos este mes.

Exportación

En cuanto a la exportación de vehículo, en febrero se exportaron 216.649 vehículos, un 6,8% más que el mismo periodo del año anterior, sumando un total en el año de 400.159 vehículos enviados fuera de nuestras fronteras, un 1,8% más, principalmente motivado por la buena aceptación en los mercados extranjeros de los modelos de producción asignados a las fábricas españolas.

Por tipo de vehículo, las exportaciones de turismos son los que impulsaron a la cifra positiva de febrero, aumentando un 8,2% y 176.639 unidades enviadas en el mes, lo que acumula 321.195 turismos exportados este año y un crecimiento del 3,9%. En cuanto a los todoterrenos, se mantiene la caída del mes anterior con -42,1% y 2.640 unidades exportadas.

Las exportaciones de los vehículos comerciales e industriales también registraron en febrero un importante incremento, con 37.150 unidades enviadas, que supone un 6,8% más en tasa interanual. La mayoría de las tipologías de vehículos aumentaron este mes, donde los comerciales ligeros alcanzaron las 23.704 unidades exportadas (6,6%), al igual que furgones e industriales pesados, que crecieron un 17,8% y 26,2%, respectivamente. Solamente, los industriales ligeros, con un -65,9%, y tractocamiones, con -17,8%, mantuvieron cifras inferiores a las registradas en el mismo periodo del año pasado.

Las marcas… a la espera

Otros de los “actores” de este drama, las marcas, están en principio de acuerdo con las medidas adoptadas por el Gobierno, como así hicieron público en una nota las principales patronales del sector (Faconauto, ANFAC y Sernauto), si bien piden también que, si la situación persiste, se tendrán que adoptar nuevas medidas de apoyo al sector.

Preguntados algunos responsables de marcas por elEconomista respecto a este tema, la mayoría de las marcas nos remitían a dicho comunicado de las patronales, pero algunas nos decían, como por ejemplo Hyundai, que afirma que “dichas medidas están orientadas a poner a salvo el empleo y el tejido empresarial e industrial de nuestro país”. De todas formas, “la gravedad de la situación obligará a corto plazo a tomar nuevas medidas económicas y sociales, por lo que todo el sector estamos a disposición del Gobierno y de los sindicatos para trabajar en aquellas medidas precisas y necesarias”.

Luis Antonio Ruiz, presidente y CEO de Jaguar/Land Rover Iberia, afirma que “las medidas son positivas y ayudaran a reducir algo el enorme impacto negativo que esta situación está causando en nuestro negocio”. Sin embargo, “si se tuviera que prolongar el estado de alarma ya debería ser la UE la que debería plantear un plan estructural de ayudas a largo plazo a nuestro sector”.

Desde Honda nos dicen que “en una situación excepcional como la que estamos viviendo valoramos de manera muy positiva y agradecemos que el Gobierno haya adoptado ya medidas para garantizar la gestión de esta crisis. Sin embargo, las ayudas aprobadas hasta el momento, en un sector que representa el 10% del PIB, nos parecen insuficientes, y creemos que se deben adoptar medidas extraordinarias que garanticen la viabilidad del sector. Será necesaria la aportación de un fondo extraordinario de ayudas que facilite la recuperación del mercado”.

Dese Mazda se valoran estas medidas “muy positivamente de inicio, pero dada la volatilidad de la situación tendremos que adaptarnos y monitorizarlo día a día”. En caso de que la situación fuera a peor, “habría que centrarse en tres medidas fundamentales: máxima flexibilidad para solicitud de ERTEs en toda la cadena de valor del sector; agilizar los trámites para la determinación de incapacidad temporal; y reducción en el Impuesto sobre Actividades Económicas.

En Toyota “nuestra principal preocupación es cómo podemos contribuir a apoyar la salud pública y garantizar la seguridad de nuestros clientes, concesionarios y  empleados. Con la rápida evolución de la pandemia en España está claro que esta situación va a afectar al sector de automoción y todas las medidas que se ofrezcan para ayudar a salir de la crisis son bienvenidas. Toyota sigue trabajando para analizar el impacto en el plan de ventas del primer semestre de 2020 y, como siempre hemos hecho, apoyaremos a la red de concesionarios de las marcas Toyota y Lexus para poder salir de esta situación lo mejor posible”.

Y para Ford, “las ayudas que se han anunciado son importantes y valoramos positivamente las del ámbito laboral, pero estamos esperando que se concreten otras ayudas solicitadas por la Asociación de Fabricantes como el apoyo a la liquidez y el diferimiento de las obligaciones fiscales. También es importante que se articulen ayudas de forma inmediata para incentivar la demanda y la renovación del parque una vez que se levante el estado de alarma. Si el estado de alarma se prolonga necesitaremos que el plan de ayudas sea aún más potente para garantizar el futuro de un sector tan importante para España”.

Por su parte, fuentes de UGT han asegurado a elEconomista que, desde el punto de vista laboral, valoran muy positivamente las medidas del Gobierno, aunque insuficientes aún para la situación actual.

Desde el sindicato entendienden que nadie preveía las dimensiones que podría alcanzar esta situación, al tiempo que han remarcado que no comparten que por ese hecho “no se adopten medidas más contundentes y claras”.

“En los temas de la prevención de los trabajadores y trabajadoras hemos echado en falta más concreción, tanto en las medidas que se debían adoptar en las empresas que tuvieran que trabajar como en qué empresas son esenciales y debían estar abiertas y cuáles no”, han señalado las mismas fuentes.

En lo referente a medidas laborales, desde UGT entienden que se han introducido una batería de medidas esenciales y positivas, aunque con bastantes interpretaciones, aunque entienden que hay que seguir implementando medidas necesarias, tanto para la situación actual como para el día después.

En cuanto a las medidas que habría que llevar a cabo si empeorase la situación, desde UGT han apuntado que “lo primero y más urgente es delimitar claramente, y que no quede a interpretaciones, qué empresas o actividades son esenciales y cuáles no en esta situación y, paralelamente, dotar, a todas aquellas empresas que deban trabajar a sus trabajadores, las medidas necesarias de prevención, pero no parches y posibilidades, sino contundentes”.

En cuanto a la previsión de producción de marzo publicado hoy por Anfac, UGT la ha calificado como “preocupante”, al tiempo que han hecho hincapié en que “esa cifra sería preocupante en una situación normalizada”.

la no fabricación viene determinada no solo porque no se fabrica, sino que no se fabrica porque no se vende“.

Etiquetas
mercedes banner - La producción de vehículos caerá en marzo entre un 50 y un 60%, hasta las 157.000 unidades - economia
----