Portada » Las concesiones de Sánchez a Podemos en subidas de impuestos
Economia

Las concesiones de Sánchez a Podemos en subidas de impuestos

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y Pablo Iglesias, vicepresidente segundo, en el Congreso. EFE

MERCEDES SERRALLER

Acuerdan un aumento del 1% a patrimonios desde 10 millones, y ultiman una subida del IRPF a las rentas altas. Puede haber sorpresa en el alza aparcada de Sociedades, que podría reactivarse.

Las negociaciones entre PSOE y Podemos para cerrar un acuerdo de Presupuestos están muy avanzadas y podrían culminar esta semana, aunque no se prevé que se presente el acuerdo hasta mediados de la semana que viene. Fuentes conocedoras de la negociación avanzan que ya se ha cerrado una subida del Impuesto sobre el Patrimonio que estaba incluida en los fallidos Presupuestos de 2019: un alza del 1% a patrimonios desde 10 millones. Añaden que se ultima un acuerdo para subir el IRPF a las rentas altas. Donde podría haber sorpresas en el cierre de las conversaciones es en lo que respecta al Impuesto sobre Sociedades, en el que no se descarta que haya finalmente una subida.

De esta forma, como se ha trasladado desde Podemos, habrá un “incremento de la carga fiscal sobre las grandes rentas y patrimonios”. Fuentes de Unidas Podemos indican que la propuesta fiscal del anteproyecto de Presupuestos, que están elaborando los equipos liderados por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Economía de Podemos y secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, “está avanzada”, y se espera que haya quórum en cuestión de días.

La subida de impuestos a las rentas altas y grandes patrimonios está prevista desde el pacto presupuestario que rubricaron ambas formaciones en el otoño de 2018 y estaba contenida en las Cuentas de 2019 que tumbó el Congreso. Incluye la citada alza de Patrimonio y un incremento del IRPF de dos puntos para rentas superiores a 130.000 euros y de cuatro puntos para la parte que exceda de 300.000 euros. El tipo estatal sobre las rentas de capital se incrementará en 4 puntos porcentuales al 27%, para rentas superiores a 140.000 euros. Según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), sendas subidas no aportarán ni la mitad de los 667 millones de euros que el Gobierno estimó.

Las dos alzas supondrán entre 245 y 263 millones de euros, y la gran mayoría provendrá del incremento del IRPF, ya que la AIReF estima que el alza de Patrimonio recaudará entre cero y 8 millones de euros en el mejor de los casos. El Gobierno utilizó en su estimación de lo que reuniría Patrimonio, 339 millones, lo que aportaría la Comunidad de Madrid, que tiene bonificado el Impuesto al 100%.

Fuentes de la negociación trasladan que Hacienda trata de reducir y simplificar la subida de l IRPF a las rentas altas del acuerdo de Gobierno, en lugar de subir dos tramos se subiría sólo uno y se elevaría la horquilla a partir de la cual plantear el alza al entorno de 150.000 euros. Esta posibilidad no sería del agrado de Podemos. Nacho Álvarez concedió el día 10 de septiembre que “en un contexto de pandemia es posible graduar el acuerdo de coalición”. El partido morado estaría dispuesto a rebajar el incremento del IRPF y a concentrarlo en un solo tramo, pero no tanto.

Una de las medidas que parecía descartada y que ahora mismo sigue encima de la mesa, según las fuentes citadas, es la del Impuesto sobre Sociedades. Si bien el propio Pedro Sánchez apuntó a principios de agosto a que se contemplaba dejarla aparcada a un momento más propicio del ciclo económico, y Montero también ha hecho aseveraciones en este sentido, no se ha dejado de lado.

En el pacto entre PSOE y Podemos, se contemplaban dos medidas de alza para las empresas: la imposición de un tipo mínimo en el impuesto del 15% a grandes empresas -del 18% para banca y petroleras-, y la limitación de las exenciones a los dividendos y plusvalías generados en el exterior hasta el 95%.

Pues bien, el tipo mínimo sobre base imponible no tendrá impacto recaudatorio reseñable, según han planteado fiscalistas y expertos, a diferencia de si se dirigiera al resultado contable. Este tipo mínimo sobre base imponible es el que ahora se analiza implantar.

En cambio, el gravamen del 5% de dividendos y plusvalías sí que supondría más de 1.700 millones de euros al año y no estaría ahora contemplada en un momento de gran afectación de las empresas por la crisis del coronavirus.

El acuerdo también incluía una pequeña rebaja de Sociedades para pymes que estuvo contemplada en los fallidos Presupuestos de 2019 que se había estudiado ahora incluir pero que en estos momentos Hacienda no contempla. Se trata de un rebaja del tipo nominal del 25% al 23% para empresas que facturen menos de un millón de euros, que si bien sólo le costaría a las arcas públicas unos 260 millones, en estos momentos no prospera.

Pablo Iglesias ha insistido en que en los Presupuestos “va a haber elementos de justicia fiscal, de redistribución, de corregir la desventaja competitiva” que tiene España de siete puntos de brecha fiscal respecto a la media de la UE. Entre otras cosas, remarcó, porque “es una orden del acuerdo de Gobierno”.

Está previsto que presenten el acuerdo Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Esta semana no se daría una coincidencia de agendas, una vez que el presidente del Gobierno tiene previsto acudir a Bruselas al Consejo Europeo que se pospuso la semana pasada y que se va a celebrar los días 1 y 2 de octubre. El vicepresidente segundo, por su parte, tiene su calendario bloqueado por el ingreso hospitalario de sus hijos. Lo que está fuera de la mesa es el impuesto a grandes fortunas que Podemos exigía al final del estado de alarma y un recargo específico para la banca que sólo pide en estos momentos el partido de Íñigo Errejón.

----