Portada » Luis Sánchez de Lamadrid (Pictet): “El nuevo régimen de sicav va a acabar con las de tres a diez millones”
Economia

Luis Sánchez de Lamadrid (Pictet): “El nuevo régimen de sicav va a acabar con las de tres a diez millones”

560704908_173574903_1706x960-jpg-1706×960-

Rubén EscuderoEl Español

El director general del banco suizo analiza cómo la pandemia ha cambiado algunas de las rutinas más habituales con las grandes fortunas familiares.

Por convicción propia, Pictet Wealth Management se desentiende de los constantes procesos corporativos que el sector de la banca privada está experimentando en España desde hace dos años. En mitad de la crisis de la Covid-19, su modelo sigue siendo fiel a sus principios fundacionales: estabilidad, visión global con un abanico amplio de capacidades de inversión, mínima rotación de banqueros y estar muy cerca de los principales family offices de nuestro país.

Aunque públicamente no ofrecen datos de negocio en España, al margen de los que se extraen de la CNMV, con unos 200 millones de euros en una decena de sicav, sus cifras globales dan muestra del buen desempeño del banco suizo. El grupo ha registrado un incremento del 6% en activos bajo gestión o custodia, hasta un máximo histórico de 609.000 millones de francos suizos (más de 560.000 millones de euros), con entradas netas por valor de 24.000 millones de francos suizos (por encima de los 22.000 millones de euros).

Luis Sánchez de Lamadrid, director general de Pictet WM en España desde 2011, concede una entrevista a Invertia en la que analiza cómo la pandemia ha cambiado para siempre algunas de las rutinas más habituales con las grandes fortunas familiares, avanza que la idea del consejo asesor se exportará a Europa y confirma que las pequeñas sicav están en verdadero peligro de extinción.

Un año después de la pandemia, ¿cómo ha cambiado la forma de trabajar de un banco privado tradicional y qué nuevas rutinas se quedarán para siempre?

Hemos aprendido a gestionarnos de manera digital, incluso con más orden. Cuando no tienes a todo el mundo a mano, hay que utilizar herramientas, y la tecnología ayuda. La flexibilidad está aquí para quedarse. De hecho, calculamos que, para cuando acabe la pandemia, un mínimo del 20% al 25% de la compañía a nivel global va a trabajar a distancia.

Eso sí, los clientes esperan que el responsable del país y la oficina esté atento al día a día de la compañía, los clientes y los mercados. Tras el confinamiento inicial, hemos mantenido presencia en oficina. Pero, aunque prevemos que Estados Unidos consiga la inmunidad de rebaño en junio y Europa en octubre, los viajes van a reducirse mucho, sobre todo los locales de ida y vuelta en el día, como podíamos hacer aquí antes entre Madrid y Barcelona. Las videoconferencias van a sustituir a muchos de estos desplazamientos.

Nos hemos reinventado incluso para nuestros eventos globales como The Family Consilium, que se celebra anualmente en Suiza desde 2006. Es un foro multigeneracional entre miembros de empresas familiares, con fortunas de más de 300 millones de francos suizos, destinado a que familias afines se conozcan y compartan experiencias. Hemos procurado mantener reuniones por videoconferencia, aunque con menos participantes.

Precisamente, Pictet WM tiene oficinas en Madrid y Barcelona. ¿Esto quiere decir que no van a abrir nuevas oficinas en España?

Con dos oficinas en Madrid y Barcelona es más que suficiente para cubrir el mercado español y dar servicio a los clientes a quienes nos dirigimos, ya que no abrimos cuentas por menos de dos millones de euros, siendo la media de diez millones.

Sede de Pictet en Ginebra (Suiza).

Sede de Pictet en Ginebra (Suiza). Reuters.

La marca Pictet siempre ha estado muy ligada al trabajo conjunto con los family offices. ¿Es una fortaleza en este contexto de crisis?

Lo es, nos hace tener estabilidad y seguir creciendo. Tenemos un éxito especial en servicios a oficinas de familia por cinco razones. La primera es nuestra filosofía, ya que somos un banco que no cotiza. Pertenece a siete socios donde las decisiones se toman por unanimidad. Es como una empresa familiar. Incluso, nos han llegado a decir que es como una start-up con 215 años de antigüedad. Y es verdad. Nos entendemos muy bien con los empresarios. Nos ven como socios, no como una entidad financiera que lo único que busca es colocar producto.

La segunda es que llevamos los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, en inglés) en nuestro ADN. No usamos plásticos desde 2019, no tenemos en balance ninguna inversión en combustibles fósiles, hemos rebajado las emisiones de CO2 por empleado en un 40%, nuestras oficinas en Ginebra tienen la mayor instalación de placas solares de entre los edificios de la ciudad y una de las mayores en Suiza…

Además, somos especialistas en ESG tanto por gestión de fondos de inversión como banca privada, con mandatos especializados, algo que cada día se demanda más por las oficinas de familia y, sobre todo, por las nuevas generaciones, más sensibilizadas respecto a la responsabilidad social corporativa y el impacto social y medioambiental.

En tercer lugar, hay que tener en cuenta los nuevos tiempos. La inversión ha cambiado, ahora se buscan megatendencias de futuro y temáticas específicas. Nuestra gestora, Pictet Asset Management, es líder mundial en fondos temáticos. Tenemos de todos los tipos: agua, biotecnología, robótica, nutrición, madera… y capaces de batir a los índices. En cuarto lugar, los family offices de hoy día son cuasi endowments institucionales y, por tanto, piden inversiones alternativas. Nosotros les complementamos en capital riesgo, hedge funds e inmobiliario.

El último y quinto punto es Asia. Es muy importante subirnos al crecimiento de la nueva riqueza. Y, sobre todo, tener una experiencia inversora allí. Llevamos más de 30 años en Japón, donde tenemos la mayor gestora extranjera y un equipo que supera las 200 personas.

Asia es una región donde tenemos mandatos para clientes en lo que denominamos “líderes de Asia”, es decir, las mejores y más punteras compañías locales. No es lo mismo invertir en un fondo asiático que disponer de un mandato que permite hablar directamente con el gestor e ir conociendo las compañías en las que invierte.

¿Cuánto dinero mueven las grandes familias inversoras de España?

El 30% del patrimonio invertido en bolsa por parte de españoles pertenece a un número limitado de 30 familias, con datos de 2017. Es decir, unos 44.000 millones de euros. Aunque hay un efecto Inditex muy importante.

Hace unos años, la mayor parte del patrimonio gestionado en España estaba en Madrid, Cataluña y Levante. Actualmente, se ha añadido Galicia, favorecida por el éxito de Inditex y los proveedores que han crecido con la compañía.

En España, tenemos siete u ocho grandes family offices muy profesionalizados, y patrimonios por encima de los 1.000 millones de euros. Está mal visto socialmente, pero en Europa o EEUU es lo normal.

Las familias más pudientes suelen tener sicav, un vehículo cuyo régimen se va a endurecer. ¿Qué va a pasar con este sector?

Es importante ver cómo queda el proyecto de ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, actualmente en borrador. Las enmiendas apuntan a un período transitorio de seis meses para que los socios que no cumplan los nuevos requisitos -entre los que destaca que solo contabilicen entre los 100 inversores los de valor mínimo 2.500 euros o 12.500 en sicav por compartimentos al menos las tres cuartas partes del período impositivo- acuerden su disolución y liquidación, con el fin de facilitar el traslado a otras instituciones de inversión colectiva, como los fondos.

Las sicav de tres, cinco o diez millones de euros probablemente se disuelvan o se fusionen. La modificación del régimen va a acabar con las más pequeñas. Estas pueden aprovechar el régimen transitorio y transformarse en una cartera de fondos. Otras tienen otro tipo de soluciones: montar un unit linked; deslocalizar la sicav en Luxemburgo, aunque allí no tiene sentido montar una sicav por debajo de 20 o 30 millones, o bien transformarse en sociedad limitada…

En el caso de grandes sicav, puede no haber inconveniente en participar en otras y viceversa. Para las sicavs de gestión más profesional, con delegación y personas a las que les gusta sentarse en el consejo, incluso como parte de su orden familiar, estos vehículos siguen teniendo sentido. Al respecto, nosotros estamos teniendo conversaciones con la mayoría de clientes a los que gestionamos la sicav o donde tenemos la delegación por compartimentos. Para verano habrá más luz en torno a cómo queda el reglamento de sicav.

Pero es una pena que, por una cuestión política, se elimine un vehículo que llegó a gestionar 36.000 millones. Es un vehículo que ha funcionado, no debiera haber discriminación entre sicav individuales y colectivas. Generan riqueza en España, con la gestión, auditoría, intermediación y tasas.

Calculamos que, para cuando acabe la pandemia, un mínimo del 20% al 25% de la compañía a nivel global va a trabajar a distancia

Sus sicav las administra Santander Private Banking desde que integró el Popular, aunque sigue siendo Pictet WM quien decide en qué se invierte. ¿Están cómodos así o se han planteado cambiar?

No hemos pensado en cambiar de proveedor de sicav ni de fórmula de gestión.

El sector de la banca privada se está reestructurando. ¿Van a participar en alguna operación corporativa o fichar banqueros este año?

No vamos a crecer inorgánicamente. El banco nunca ha comprado nada ni vamos a crecer comprando. Y, aunque no tenemos ninguna oferta activa para que se incorpore un banquero próximamente, ahí siempre estamos abiertos a buenos banqueros, siendo muy importante que la persona encaje con nuestra filosofía.

En 2020, durante la pandemia, hemos añadido tres banqueros, uno en Barcelona y dos en Madrid, así como una profesional de soporte en relación con los clientes. A la incorporación de Fernando de Calzada (desde Credit Suisse) y Diego Cavero (Schroders) en Madrid, se ha sumado recientemente Pablo Nogues, español que conoce nuestro mercado, quien estuvo mucho tiempo en Credit Suisse y que se ha incorporado a Barcelona desde nuestra oficina de Ginebra.

Nuestra rotación de personal es de las más bajas del sector financiero, en los últimos años por debajo del 5% a nivel global, siendo bajísima en España. Nuestro equipo local es de 24 profesionales, entre banqueros, soporte, gestores y back office.

En 2019, Pictet WM conformó un consejo asesor para la sucursal española con grandes personalidades como son Mauricio González-Gordon, Ana García Fau, Carlos Mas Ivars y Ricardo de Serdio. ¿En qué les ha ayudado? ¿Va a crecer o rotar este órgano?

Llevamos algún tiempo reuniéndonos de manera digital por la Covid-19, pero sigue siendo de gran ayuda. Es un proyecto piloto para Europa que se va a empezar a replicar en otras sucursales de Pictet.

Nos transmite las necesidades de muchas familias empresarias de España y nos ayuda a enfocar mandatos y propuestas, puesto que sus miembros pertenecen a familias o están invirtiendo en familias empresarias. Nuestro director global de Inversiones, César Pérez, entiende muy bien las necesidades para un mandato y el consejo asesor nos ayuda a adaptarlo.

Por ahora, no preveo rotación en el consejo, aunque siempre estamos abiertos a encajar a alguien que nos pueda faltar por perfil respecto a los miembros actuales.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class