Portada » Madrid analiza resucitar los terrenos de la Villa Olímpica para construir un nuevo barrio
Economia

Madrid analiza resucitar los terrenos de la Villa Olímpica para construir un nuevo barrio

Nueva Centralidad del Este, en el distrito de San Blas Canillejas, ofrece casi siete millones de metros cuadrados para su desarrollo.

El Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha caracterizado su inicio de legislatura por el impulso a los grandes desarrollos urbanísticos pendientes en la capital para aumentar la oferta de vivienda (tanto libre como protegida). Ahora tiene sobre la mesa la Nueva Centralidad del Este, los terrenos destinados originalmente para la Villa Olímpica que ofrecen casi seis millones de metros cuadrados urbanizables.

Desde que José Luis Martínez-Almeida llegó al Palacio de Cibeles, con Mariano Fuentes como responsable de Urbanismo, han salido adelante después de décadas de conflictos políticos y judiciales Madrid Nuevo NorteRibera del CalderónLos Berrocales y Ahijones. Incluso la Operación Campamento ha recuperado el pulso.

Menos conocida que los Desarrollos del Sureste, Nueva Centralidad del Este ocupa los terrenos dentro del distrito San Blas-Canillejas al otro lado de la M-40 delimitados por la R-3, la M-21 y Coslada, justo enfrente del Wanda Metropolitano. Tras años de parálisis, la Comisión Gestora da nuevos pasos y el Ayuntamiento estudia su viabilidad.

En estudio

La Comisión Gestora de la Nueva Centralidad del Este presentó en julio del año pasado a la Dirección General de Planeamiento del Ayuntamiento de Madrid un informe técnico-urbanístico elaborado por la consultora PwC que justificaba con datos técnicos la necesidad de sectorización del ámbito.

Tal y como ha podido saber Invertia, la Comisión mandó una carta a los propietarios de los terrenos en septiembre donde les contaba que los representantes del consistorio “nos felicitaron por la rapidez de los trabajos y en una primera impresión consideramos quedaron satisfechos con el resultado”.

En la misma señalaron que “el informe de PwC, siendo absolutamente objetivo, concluye con claridad la necesidad que tiene la ciudad de Madrid de poner en marcha la sectorización de nuestro ámbito, por lo que entendemos que es una herramienta eficaz para defender las propuestas de la Comisión Gestora ante las diferentes administraciones”.

A partir de eso momento, el Ayuntamiento indicó que iba a elaborar su propio informe para validar todos los datos aportados. Cuando lo tenga, volverá a reunirse con la Comisión Gestora, según ha confirmado Invertia. Desde el área de Urbanismo señalan a este medio que encargaron no uno sino dos informes, uno a la Universidad Autónoma y otro a la Complutense, “pero aún no están”.

El vocal de la Comisión Gestora de la Nueva Centralidad del Este, Javier Munarriz, cuenta a Invertia en una conversación telefónica que “queremos avanzar en la sectorización y el Ayuntamiento está pensándolo”. “Es un sector de futuro, un lienzo en blanco donde se puede hacer la ciudad del siglo XXI”, destaca.

Nuestra intención es dar un paso adelante; la legislatura arrancó con mucha fuerza, nos dijeron que les diéramos una idea con todo lo que se podía hacer (el informe de PwC) y que arrancaríamos”, reconoce Javier Munarriz.

Un lienzo en blanco

El informe de PwC al que ha tenido acceso Invertia analiza en casi cien páginas la viabilidad de NCE. La consultora concluye que este nuevo entorno “además de aportar producto residencial en un futuro mercado carente del mismo puede convertirse en un desarrollo social y urbanísticamente diferencial aplicando los criterios y líneas estratégicas definidos para el Desarrollo Urbano Sostenible”.

Son muchos los factores que favorecen el desarrollo de Nueva Centralidad del Este con cierta facilidad, dentro del complejo entramado administrativo que representa sacar adelante este tipo de proyectos. Para empezar, su ubicación. Se encuentra entre Vicálvaro y el barrio de Rejas, con salida directa a la M-40 y justo enfrente del Wanda Metropolitano, área donde está proyectada la Ciudad del Deporte.

Con 5.728.595 m2 de superficie y una edificabilidad de 2.203.469 m2, Nueva Centralidad del Este representa, según PwC, “una oportunidad para revisar el modelo urbanístico actual y su futuro desarrollo”. Ese volumen permite también afrontar todo el proceso en varias fases. Aplicando los tiempos medios de desarrollo de otros sectores NCE podría empezar a edificar en 2032, según PwC.

Además, dado que entre sus propietarios están el Ayuntamiento de Madrid (a través de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo) y la Comunidad de Madrid (Agencia de Vivienda Social), lo que debería asegurar en teoría un elevado porcentaje de vivienda protegida en su desarrollo.

Además, el actual punto de desarrollo de las infraestructuras garantiza el acceso y un menor desembolso inicial en transporte. Así, la ampliación de la línea 2 de Metro entra de lleno en NCE e incluso ya hay una estación de la línea 7 ejecutada. Incluso parte del Bosque Metropolitano está previsto en esta bolsa de suelo “virgen”.

De Villa Olímpica a barrio

La historia de Nueva Centralidad del Este surgió cuando en 1960 Madrid reservó suelo en unas primeras aspiraciones olímpicas de la ciudad. Tres décadas después el Gobierno municipal revisó el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para desarrollar una estrategia que permitiera superar la problemática a la que se enfrentaba Madrid y se tomó la decisión de presentar la candidatura para los JJ. OO.

El Ayuntamiento aprobó el PGOU en 1997, aún vigente en la actualidad, donde se definía el ámbito UNP 4.03 “Nueva Centralidad del Este” como Suelo Urbanizable No Programado. En él ya se incluía, entre otras medidas, la configuración de un Parque Metropolitano que se relacionara con los parques urbanos de Vicálvaro y articulara el ámbito hasta el complejo deportivo en el Norte y la reserva de al menos 50% de suelo de calificación residencial para viviendas sujetas a régimen de protección pública.

El Ayuntamiento de Madrid, la Agrupación de Propietarios de la Nueva Centralidad del Este y Tolsa S. A. firmaron en 2003 el convenio que definía los parámetros urbanísticos y la base de desarrollo que regirían el ámbito.

En 2009 se aprobó el primer avance de Plan de Sectorización de la Nueva Centralidad del Este – Ámbito UNP 4.03- que preveía acoger instalaciones olímpicas, además de 11.900 viviendas, un gran parque metropolitano y un campo de golf.

Tras la tercera negativa por parte del Comité Olímpico Internacional a la celebración de los Juegos Olímpicos en Madrid, en 2014 la Junta de Gobierno del Ayuntamiento volvió a someter a información pública un nuevo Avance de Plan de Sectorización adaptado a todos los requerimientos recibidos y a la evaluación de los cambios sustantivos de la Ley de Suelo.

Por último, en 2018 se dio luz verde al Plan Director de la Estrategia de los Desarrollos del Sureste, donde NCE se enmarca como el último de los sectores a desarrollar aunque un año después el TSJ de Madrid declaró su nulidad. Desde entonces, el Ejecutivo municipal ha ido aprobando zonas como Los Berrocales y Ahijones, mientras NCE ha quedado aparcado. Por los últimos movimientos, puede que en breve llegue su momento.

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class