Portada » Pullmantur se aferra a su última esperanza: la empresa que salvó caramelos Fiesta y liquidó el Grupo Arturo
Economia

Pullmantur se aferra a su última esperanza: la empresa que salvó caramelos Fiesta y liquidó el Grupo Arturo

Data Concursal es la firma que administrará el concurso de acreedores de la naviera, que busca un plan de viabilidad en plena crisis de la Covid.

El pasado 23 de junio, las empresas Cruises Investment Holding y Royal Caribbean Group solicitaron la reorganización de Pullmantur Cruceros, de la que son propietarios en un 51% y un 49% respectivamente, bajo los términos de leyes españolas de insolvencia. Es decir, declararon el concurso de acreedores de cuatro sociedades de la compañía (Pullmantur SA, Pullmantur Cruises SL, Pullmantur Holdings SL y Pullmantur Maltesas).

A partir de aquí comenzó una carrera de fondo para conseguir reflotar la compañía de la mano de su administrador concursal, Data Concursal, siendo Pullmantur Holdings la última empresa de las cuatro en ser asignada a esta firma, según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) de la edición de ayer. En todos los casos, Francisco Vera Vázquez es el administrador concursal.

Pero ¿qué opciones tiene Pullmantur de salvarse? Pues prácticamente todo depende de la reorganización y del plan de continuidad de la compañía. Detrás del plan de la naviera también está el mismo administrador concursal que el de compañías como Banco Madrid, Fiesta, Grupo Arturo, Isolux, o la constructora Rayet.

¿Qué pasó con estas compañías? Pues vamos por partes. En el caso Fiesta, fabricante de caramelo con palo relleno de chicle ‘Kojak’ o el ‘Fresquito’, consiguió salir en 2013 del proceso abierto en diciembre de 2011. Actualmente, la compañía sigue en pie.

Lo mismo ocurrió con la constructora Rayet. En 2017 superó el concurso abierto cinco años atrás con una deuda de 528,5 millones de euros. El año pasado, la inmobiliaria Quabit compró la compañía.

En cuanto al Grupo Arturo Cantoblanco, de Arturo Fernández (expresidente de CEIM), en 2014, el juzgado de lo Mercantil número uno de Madrid declaró en concurso de acreedores. Por aquel entonces, la compañía regentaba restaurantes y daba servicios a hoteles, colegios y organismos públicos, con un capital humano de más de 3.000 profesionales en más de 180 establecimientos.

Seis años después, con el concurso ya cerrado incluyendo la empresa que gestionó la primera playa de Madrid, el propio empresario reconoce a Invertia que la gestión de Data Concursal “fue eficaz” y “consiguieron cerrar algunas de las sociedades (y salvar otras) pagando sus deudas a los acreedores”. De ahí, que Arturo Fernández, confíe en la firma que ahora está en manos de Pullmantur.

El plan de Pullmantur

El futuro de Pullmantur también dependerá de la estrategia de sus abogados y la clase de concurso que han solicitado, es decir, de convenio o de liquidación, señalan fuentes jurídicas a este medio. También apuntan a que la compañía lo ha pedido sin liquidación, “por lo que busca una solución para llegar a un acuerdo con los acreedores”. Pullmantur ya reconoció a este medio que su intención era volver a navegar.

Y aquí entra en juego su capacidad de generar recursos económicos y conseguir tesorería para hacer frente a sus deudas en un procedimiento que se puede alargar durante años. “Seguimos trabajando en el plan de continuidad, incluyendo todos los procesos relacionados con el mismo”, señalan a Invertia desde Pullmantur.

Entre estos se incluye un ERE por causas de índole económica, productiva y organizativa. “Se trata de un paso más dentro del proceso de reorganización que Pullmantur Cruceros está llevando a cabo, apoyándose en las medidas previstas por la regulación concursal española, a raíz de la suspensión de sus operaciones el 13 de marzo”, justifican desde la compañía.

Aunque la firma concursal ha declinado ofrecer detalles sobre el proceso, en el caso de Pullmantur SA se está procediendo a realizar un inventario de la masa activa, según fuentes cercanas a la empresa. Un procedimiento que constituye la relación de todos los elementos patrimoniales que forman parte de la masa activa del concurso y en él se deben incluir los bienes y derechos integrados en el patrimonio del deudor.

Pero también puede ocurrir que no se encuentre la manera de hacer frente a las deudas contraídas. Si esto ocurre, “debería liquidar pronto”, señalan fuentes jurídicas. Algo que está en línea con la opinión de los trabajadores de la naviera.

Estos ya avanzaron a Invertia que Royal Caribbean pretende dejar caer Pullmantur sin salir del mercado español. “Se trata de una estrategia de Royal para quedarse con el mercado español y las reservas de Pullmantur”, señalan.

Pasado y futuro

La situación de Pullmantur en los últimos años ha dado muchas vueltas. En pleno crecimiento de los cruceros, en 2006, Royal Caribbean ganó la subasta por Pullmantur, por la que pagó un total de 700 millones de euros en los que se incluye una deuda de 270 millones.

Diez años después, la Comisión Europea dio luz verde a la adquisición de Royal Caribbean Holdings de España (propietaria de las marcas Pullmantur y Croisières de France) por parte del fondo de capital de riesgo suizo Springwater (que adquirió el 51%) y la matriz de aquella, la estadounidense Royal Caribbean Cruises (que mantiene el restante 49%, además de los barcos).

Ahora, se encuentra en un momento límite ya que también está en manos de que la demanda turística se reactive. Y eso, es algo para lo que aún no hay fecha. Por lo que la naviera tiene un futuro incierto.

----