Portada » Torra condena a más desgobierno a Cataluña
Economia

Torra condena a más desgobierno a Cataluña

El expresident de la Generalitat catalana, Quim Torra, saluda a los congregados en plaza Sant Jaume de Barcelona, ayer después de conocerse la confirmación de su inhabilitación por parte del Tribunal Supremo. David Zorrakino Europa Press

La confirmación por el Tribunal Supremo de la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat catalana dictada por el Tribunal Superior de Justicia autonómico en diciembre sin que éste haya dimitido condena a Cataluña a por lo menos medio año más de desgobierno.

El encastillamiento del ya expresident en el cargo hasta el último día derivará en un gobierno en funciones que estará encabezado por el vicepresidente Pere Aragonés, que asumirá algunas de las funciones del inhabilitado Torra pero no podrá remodelar el actual ejecutivo ni convocar nuevas elecciones.

Será el presidente del Parlamento catalán quien lo haga cuando se agote el plazo legal. Y es probable que tras esos comicios, que previsiblemente se celebrarán a principios del próximo año si la evolución de la pandemia lo permite, la formación de un nuevo gobierno autonómico se dilate varios meses en vista de la división del separatismo y de la mayor fragmentación del arco parlamentario que auguran las encuestas. Un tiempo en el que Cataluña deberá hacer frente a la segunda oleada de la emergencia sanitaria, que presenta cifras de contagios preocupantes, y la grave depresión económica sin unos Presupuestos de la Generalitat para 2021.

Su único legado tras 28 meses en el cargo es el desgobierno y el desprestigio de las instituciones

Lo cual certifica que el único legado de los 28 meses de Torra al frente del ejecutivo autonómico es el desgobierno y el desprestigio de las instituciones, producto de su humillante servilismo al fugado Carles Puigdemont y de su obsesión por convertir al separatismo en la única prioridad de su mandato. En este periodo, Cataluña ha perdido en favor de Madrid el liderazgo de las comunidades autónomas por tamaño del PIB, miles de proyectos empresariales en la región se han paralizado y tampoco han regresado la mayoría de las empresas que trasladaron sus sedes a otras comunidades tras el golpe de Estado separatista de 2017.

Sin embargo, en su despedida a través de una declaración institucional en el Palacio de la Generalitat, Torra no hizo autocrítica, se reiteró en el discurso victimista pese a haber reconocido ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña su desobediencia de forma deliberada a la Junta Electoral Central y pidió a sus seguidores convertir los próximos comicios autonómicos en un plebiscito para “confirmar el 1-O y tumbar la monarquía”. Un llamamiento esperpéntico que retrata a quien nunca ha sabido estar a la altura de la dignidad del cargo que ocupó por accidente ni representar a todos los catalanes.

mercedes banner - Torra condena a más desgobierno a Cataluña - economia
----