Portada » El problema de salud por el que Kiko Hernández presenta ‘Sálvame’ con gafas de sol
Entretenimiento

El problema de salud por el que Kiko Hernández presenta ‘Sálvame’ con gafas de sol

Jesús Carmona 

El colaborador ha explicado en el espacio vespertino de Telecinco la dolencia, negándose a mostrar sus ojos.

Este martes Kiko Hernández (44 años) ha presentado Sálvame Limón. Algo que, en principio, no tendría que haber llamado excesivamente la atención de los espectadores de no ser porque lo ha hecho, para sorpresa de muchos, con gafas de sol. Sabedor de las especulaciones que despertaría, nada más comenzar el espacio vespertino de Telecinco, Kiko ha explicado, con total naturalidad, la razón por la que se ve obligado a presentar parapetado tras unos oscuros cristales.

“Esta mañana me he levantado con un orzuelo muy grande y por eso llevo gafas de sol. Tengo un ojo que casi se me cae“, ha asegurado el colaborador, con gran sentido del humor pese a la incomodidad aparente. Eso sí, se ha negado en redondo a mostrar el orzuelo a la cámara ante la insistencia de la dirección del programa: “No, no lo voy a enseñar”.

Lo cierto es que esta no es la primera vez que Kiko Hernández padece esta dolencia, y acude al plató de televisión con gafas, ya que en las redes sociales existen un sinfín de mensajes de espectadores, fechados tanto en 2016 y 2017 como en 2018, en los que le dan ánimos para afrontar este problema de salud. Además, hubo quien se atrevió a aconsejarle remedios y ungüentos caseros. 

 

La otra enfermedad de Kiko

A finales del año 2019, Kiko desveló la ‘otra’ enfermedad que padece. Kiko sufre un problema de salud que provoca una de sus mayores pesadillas: “Me da miedo que se me caiga una de mis hijas”. En una entrevista, el madrileño desveló que padece artritis psoriásica, una enfermedad autoinmune que causa inflamación y dolor en unas determinadas articulaciones. Al margen de las molestias físicas, el principal problema que deriva este tipo de artritis es que va limitando de forma progresiva el movimiento de la zona afectada.

En este sentido, Kiko Hernández aseguró que “no puedo mover bien la mano derecha, me dan pinchazos y tengo los dedos casi inmóviles”, unos síntomas que acaban por dar sentido al temor que explicábamos en líneas precedentes. Sobre esta enfermedad hay que destacar que afecta a la población que sufre psoriasis. Se estima que entre el 10 y el 30 por ciento de los pacientes que tienen este problema de la piel acaba desarrollando artritis psoriásica, aunque una buena parte de ellos, en torno al 63 por ciento, desconoce que sufre esta enfermedad tan peculiar. Una de las caras más negativas de esta dolencia es que, actualmente, no tiene cura.

Etiquetas
----