Portada » Javier Rey y Blanca Suárez, un amor que no fue a primera vista
Entretenimiento

Javier Rey y Blanca Suárez, un amor que no fue a primera vista

Fernando Quintero

Los dos actores visitaron ‘El Hormiguero’ donde se sometieron a un interesante cuestionario de Pablo Motos.

Este 2020 al que le quedan poco menos de dos meses también ha dejado noticias alegres para algunos. Un buen ejemplo son Javier Rey (40 años) y Blanca Suárez (32), dos actores a los que la vida les sonríe en el plano profesional y también en el sentimental. Su relación comenzó en el rodaje de El verano que vivimos, una película que se iba a estrenar este viernes 6 de noviembre, pero que ha sido pospuesto casi un mes, hasta el 4 de diciembre.

Tanto Javier Rey como Blanca Suárez habían visitado con anterioridad El Hormiguero, pero esta ocasión era especial: era la primera vez que lo hacían juntos. La excusa era la presentación del film que dirige Carlos Sedes (47), pero después de que se confirmara su noviazgo el morbo estaba más que asegurado. ¿Se atrevería Pablo Motos (55) a preguntarles por ello?

 

En primer lugar, Blanca Suárez se encargó de recordar que era invitado platino. “Sigue trabajando y algún día llegarás a esto”, le dijo a su acompañante. Después del inicio, Motos quiso agradecer a los actores el hecho de que mantuvieran su compromiso de asistir al programa a pesar del aplazamiento del estreno de la película como consecuencia de la pandemia.

Sobre “el monotema”, como lo ha bautizado el presentador de El Hormiguero, Javier Rey quiso aportar un comentario interesante: “Leí una cosa que hablaba sobre los plazos, la tranquilidad que le da a la gente. No hablaba de tiempo en concreto, sino que el ser humano estaba acostumbrado a ponerse metas y que el hecho de estar en este limbo nos pone nerviosos”, expuso.

En relación a ello, Pablo Motos comentó que “ojalá hubiese una fecha, el problema es que va a ser más de una. Bill Gates (65), que hasta ahora está acertando, ha dicho que esto acabará a finales de 2022. Yo lo firmaría”, valoró. Siguiendo con esta conversación, Blanca Suárez reconoció que “todos hacemos elucubraciones”, antes de explicar la razón del aplazamiento de El verano que vivimos: “Se está cesando la actividad cultural y por eso se ha decidido retrasar la película. Estamos haciendo nuestros conjuros para que se pueda cumplir con esa fecha, porque la película merece ser vista en una pantalla grande, en un cine”.

Bromas

El paso de la publicidad sirvió para cambiar radicalmente de tema. Javier Rey se lanzó a desgranar la trama de la película, sin saber la sorpresa que le esperaba después. “Es la historia de un arquitecto que llega a Jerez para construir las bodegas de un amigo. Es una historia de amistad y traición, mezclado con el arte local. Es una película que ha quedado muy potente, la verdad”, relató.

Nada más acabar su exposición, Pablo Motos lanzó la primera pulla de la noche. “Javier, me han contado que la primera vez que conociste a Blanca no te cayó muy bien”. Si alguien pensaba que era una broma, la cara de póker del actor gallego era más que elocuente. “No es cierto. Eso es falso. La verdad es que no nos dio tiempo a trabajar mucho juntos y no te da mucho tiempo a conocer a la gente”, se excusó al tiempo que suspiraba. Blanca Suárez le quitó hierro al asunto: “Para que veas que las primeras impresiones son una mierda pinchada en un palo”.

Después de explicar el papel de su personaje en la película, la actriz comentó algunas de las pruebas más complicadas a las que le ha sometido este rodaje. Para empezar, el acento andaluz: “Soy muy de Madrid, de tronco y de colega. He de decir que los acentos no se me dan muy bien improvisarlos, tenía un poco de miedo, pero tenía una coach en el rodaje. Teníamos que ver qué graduación”, explicó. El otro test, el baile: “Tuve tres días para aprender una mini coreografía de bulerías y fue sudor y lágrimas”, reconoció.

A pesar de lo que pudiera parecer, las risas no faltaron en la entrevista. Javier Rey contó que “hice un trabajo en profundidad sobre los vinos locales. Mi personaje llegaba como yo, que soy de Galicia, sin conocer mucho de la cultura de la zona”. Ante estos comentarios, Pablo Motos le preguntó si en algún momento llegó a ponerse pedo. “No, soy un gran profesional”, comentó en broma.

 

Para rematar la entrevista, Pablo Motos mostró algunas fotos de las travesuras que el equipo de rodaje hizo en el hotel donde se alojaba. “Hay un rumor, Blanca, de que eres la gamberra más grande de Europa”, lanzó Motos. “Es un poco cierto, a medias”, se sinceró la actriz antes de ver las fotos: “Esto de las ratas y las cucarachas se me ocurrió a mí. Lo de la máquina de ‘vending’ no fui yo, tampoco me acuerdo de la víctima”.

Blanca Suárez quiso aclarar el motivo de todas esas gamberradas: “Tuvimos muchos rodajes nocturnos; cuando llegas al hotel a las 8 de la mañana y has desayunado estás pasado de rosca. Una vez decidimos cambiar el nombre de las habitaciones”, recordó. Esta última ocurrencia tuvo una consecuencia para Javier Rey: “En Jerez no hace precisamente frío en verano y cuando entró el servicio de habitaciones, digamos que no fue muy agradable para la gente del hotel: estaba desnudo”, destacó entre risas.

Ante tal cúmulo de bromas, Pablo Motos comentó que “tenemos al teléfono a la directora del hotel, Dolores Cartagena, que quiere hablar contigo, Blanca”. La cara de incredulidad de la actriz solo se borró cuando el presentador reconoció que le estaba gastando una broma.

Etiquetas
----