Portada » La traición de Diego, el peligro del nuevo Jesulín de Ubrique y un italiano que agitará Tentaciones
Entretenimiento

La traición de Diego, el peligro del nuevo Jesulín de Ubrique y un italiano que agitará Tentaciones

Ya está aquí la nueva temporada de ‘La isla de las tentaciones’ y, de nuevo, hago la misma reflexión: qué nocivo es el amor cuando no se sabe amar.

La isla de las tentaciones 3 ya se ha estrenado y no puedo estar más enganchado. No conozco ningún reality -ni siquiera Supervivientes– que active en mi móvil tantos grupos de WhatsApp como este. Crea cita y gusta, eso es innegable. Vuelven las Tentaciones y lo hacen con novedades. Las ha anunciado la magnífica Sandra Barneda (45 años) nada más arrancar el percal: en esta edición existe La luz de las tentaciones.

O lo que es lo mismo, una alarma que te avisa del pecado que se ha llevado a cabo en la otra villa. Se emite una señal acústica y luminosa cuando una pareja ha cruzado el límite con un tentador. Esperen, esperen, que hay más: los concursantes que escuchan esa alarma no sabrán qué pareja ha traicionado, si la de otro o la propia. ¡No me digan que no es una fantasía! Solo Mediaset es capaz de algo así. Y se imaginarán las taquicardias que producirá esa alarma. 

Ay, el amor. Ay, los celos. En cada edición siempre reflexiono lo mismo: qué nocivo es el amor cuando no se sabe amar. Porque esto se llama La isla de las tentaciones, sí, pero bien podría titularse El amor enfermo. Y es que, madre mía, ¿se dan cuenta de que no hay ni una sola pareja que esté bien, que se defina sólida y sin fisuras? Todas están agrietadas por los celos, la posesión insana y la inseguridad. Todas dicen que van ahí a probarse, a intentar superarse como pareja. O sea, son todos celosos a morir y van a una isla donde está la tentación.

 

Pues eso: salseo del bueno y del que nos gusta. Cinco parejas que se ponen a prueba frente a 10 solteros y solteras que van dispuestos a destruirlo todo. “Salud y amor”, brindan las parejas antes del comienzo del show. De todas ellas, confío muy mucho en una, en la de Raúl y Claudia. Creo que serán ellos los que demuestren que el amor existe y que el suyo es del bueno. Y eso que ella lo va a tener complicado: ha sido a la que más collares han puesto los solteros. A Raúl, ni uno solo le han puesto las solteras. 

“Espero pasar la prueba”, le dice Diego a su novia Lola. Llevan 3 años juntos. Él fue tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa, ahí conoció a Lola. “Lola, a día de hoy, es el amor de mi vida, pero es muy celosa”, asegura él. Ojo al matiz de “a día de hoy”. “Soy cantante y ligo un poco”, dice el tío para contar que Lola es celosa porque hace él videoclips y un día “hubo besos porque lo requería la canción”. ¿Y qué creen que ha hecho el programa? Llevarle de soltera a la chica con la que se besó, Alba. Esto ha provocado un duro enfrentamiento entre Alba y Lola, que se ha “chinado” a lo grande. Alba va y suelta que Diego le escribió tras la grabación para decirle que Lola estaba celosa.

Me juego el cuello a que hubo algo entre Diego y Alba. Él se ha puesto incómodo y no sabía dónde mirar. Pero atención porque Lola me da a mí que no se va a quedar callada: ha elegido a Simone para su primera cita. Un italiano que dará mucho juego, un “chico de revista” que trae locas a todas en la casa. “Por mi parte, si haces algo… yo sabes que soy muy orgulloso”, le advirtió Diego antes de despedirse. Preparen las palomitas. ¡Más parejas! Jesús y Marina. 5 años juntos. Me gustan, pero creo que esto no va a durar nada. Él ya ha soñado -en la primera noche- que Marina se liaba con dos. Y ella, ella está sintiendo algo por Isaac. Cuando habla con o de él, se le nota el rubor y se le afloja la sonrisa.

 

La pareja ha tenido ya su primera gran bronca cuando ella ha elegido a Isaac para su primera cita. Y lo que te rondaré morena. “Con límites, ¿eh?”, la llama al orden Jesús. Vienen de una relación tóxica, han explicado. Él descubre unos mensajes de ella con otro. Aquí lo dejo apuntado eso. “Pongo las manos en el fuego por ti”, le dice Marina a Jesús antes de despedirse. Él se calla. ¡Hugo y Lara! 4 años juntos, todo un milagro en mi opinión. Él es un chuloplaya que se sabe guapo y Lara le advierte: “Disfruta con sentido, que tienes novia”. Llega mi pareja favorita: Raúl y Claudia. Me da a mí que van a poner la nota romántica. Llevan 3 años juntos. Fíjate que lo único que no me cuadra de ellos -no sé por qué- es que durante un tiempo abrieran su relación. Claudia se cura en salud: “Yo soy más celosa porque tengo más infidelidades. Yo no pongo la mano en el fuego por Raúl“.

Ahora viene la pareja 360, ¡qué completos son! Manuel y Lucía. Él es un ligón de manual, dice que una vez, una vidente, lo definió como el Jesulín de Ubrique de Puerto Rey. Juro que he estado media hora sin parar de reír. A Manuel le gusta gustar, lleva la infidelidad en las venas, pero también sabe explotar su parte teatrera y llora sin parar cuando le conviene. “Si te hago sufrir es que soy un mierda”, le dice a Lucía, y explica su relación: “Queremos recuperar la confianza que teníamos al principio. He sido bastante golfo, siempre de fiesta. He estado un día con una”. Lucía se confiesa: “Tengo miedo, porque Manuel no es la misma persona estando conmigo que solo”.

 

Solo confía “un 50 por ciento”. Hija, qué generosa eres con el tanto por ciento. Tengo que decir lo mismo que en las anteriores ediciones: no me gusta nada la actitud de ellas cuando conocen a las solteras que pretenderán a sus parejas. No me gusta cómo se tratan entre ellas, cómo se atacan. Se producen unas guerras que veo absurdas y enfermas, caen en el insulto fácil y eso no les pasa a ellos. Y si les pasa es de otra manera. Y, bueno, hasta aquí las presentaciones y las fortalezas y debilidades de las parejas. Ya les adelanto que se va a liar. Aquí les pongo la elección de solteros y solteras para la primera cita. Se avecinan curvas. 

Ellas:

Marina a Isaac.

Claudia a Tony.

Lara a Javi.

Lola a Simone.

Lucía a Víctor.

Ellos: 

Raúl a Lara.

Hugo a Estefani.

Diego a Jennifer.

Jesús a Bella.

Manuel a Nahia.

Me quedo con tres elecciones que estoy seguro de que agitarán el avispero: la de Marina a Isaac, la de Lola a Simone, la de Jesús a Bella y la de Manuel a Nahia. Pues sí, esto no ha hecho más que empezar. Solo le pido a la Covid que me deje con vida para ver cómo termina esto. Os dejo con un adelanto:

 

Etiquetas
Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class