fbpx
Portada » Maribel Verdú y su experiencia con el coronavirus: “Pasé diez días fatales”
Entretenimiento

Maribel Verdú y su experiencia con el coronavirus: “Pasé diez días fatales”

Actualidad 436967031 135273246 1706x960 - Maribel Verdú y su experiencia con el coronavirus: “Pasé diez días fatales” - entretenimiento

Fernando Quintero

Una deportista de élite y una de las actrices más reconocidas de nuestro país. Había ciertas expectativas por conocer cómo están pasando el confinamiento Mireia Belmonte (29 años) y Maribel Verdú (49) y El Hormiguero, con Pablo Motos (54) a la cabeza, quisieron buscar las respuestas directamente desde sus protagonistas, con sendas entrevistas para cerrar una semana más del nuevo formato del talk show de Antena 3.

Cambian los invitados, pero no el guion de un programa que siempre se inicia con el monólogo de su presentador. “¿Qué tal os sentiríais si os dijera que hay algo que si lo hicieras protegería tu cerebro contra la depresión o el Alzhéimer? Hablo del ejercicio físico. Lo que no he contado nunca es que es el cerebro el que más se beneficia del deporte. Te hace más listo. El hipocampo y la corteza frontal mejoran notablemente”.

Para argumentar esta teoría, Motos contó la historia de “la profesora de Neurología, Wendy Suzuki, descubrió estudiando el hipocampo que el ejercicio era la cosa más transformadora que podía haber para el cerebro. En un viaje se dio cuenta de que era la más débil de la expedición. A la vuelta, se apuntó a un gimnasio y se dio cuenta de que su cerebro estaba mucho más activo. Llegó a la conclusión de que haciendo ejercicio una sola vez aumentan ciertos neurotransmisores que hacen que estés de buen humor, al menos durante dos horas. Ella dice que puedes ver el cerebro como un músculo, ya que mejorarán estas dos áreas que además son las más susceptibles de verse afectados en algunas enfermedades. Para que funcione, hay que hacer deporte como mínimo tres veces por semana, 30 minutos”.

Ni cortos ni perezosos, Motos, Marron (40), Luis Piedrahita (43) y El Monaguillo (46) se marcaron un minuto de ejercicio de alta intensidad.

Como pez en el agua

Después de recordar la adolescencia de los colaboradores, llegó la primera entrevista de la noche. La protagonista, Mireia Belmonte. La nadadora está en su casa de Badalona tras abandonar el CAR, al que regresó el lunes. “He estado como nueve semanas sin entrenar. Se nota mucho la diferencia, la experiencia es diferente, no sabes casi nadar, es muy raro. Las sensaciones son muy diferentes, difíciles de recuperar. Te falta coordinación y después te falta fuerza, fondo y en general la forma física. El agua no es nuestro medio natural para el ser humano”, explicó.

 

Con ello, Belmonte vuelve a su rutina, aunque vaya unos pasos por detrás de sus rivales: “Entrenamos cinco horas de media. Sobre mis rivales, por lo que he visto en redes sociales, muchas han seguido entrenando en sus países. Ahora solo falta que al cambiar de fase pueda entrenar todo el mundo. Tenemos mucha desventaja con ellas”.

Eso sí, el aplazamiento de los Juegos de Tokio ha hecho que este regreso sea más raro si cabe: “Es una situación rara la de los JJOO, nunca hemos entrenado sin saber para qué. Estamos acostumbrados a mirar a competiciones a corto plazo, nos falta ese aliciente de saber qué campeonato tenemos más cercano. Siempre hay un estímulo, el de los JJOO en 2021, pero no tenemos nada a dos meses vista”.

Antes de despedirse, la campeona olímpica adelantó una iniciativa solidaria que liderará en breve: “Voy a lanzar un reto con Hyundai, es para recaudar para los bancos de alimentos. Se va a hacer en Instagram, ya lo explicaré, pero desde aquí te reto, Pablo, a empezar con ello cuando se inicie. Todo el mundo lo puede conseguir. Lo más bonito es que cuanto más retos mejor, porque más alimentos irán al banco”.

En sus propias carne

Tras el habitual juego de Trancas y Barrancas, el programa conectó con Maribel Verdú. La actriz madrileña reconoció que “es la primera vez que salgo”, con cierto tono de humor, antes de contar que pasó el coronavirus muy al inicio: “Llegué de un festival en Bélgica, me encontré fatal, estaba preparando una serie y pasé diez días que me afectó a todo, salvo a los pulmones. Es cierto eso de que se pierde el olfato y el gusto. Me tomaba un Cola-Cao y era como si no tomara nada. Teóricamente no puedo contagiarlo, ni que me contagien”.

Una vez pasado ese percance, Verdú ya está centrada en su próximo proyecto: “A finales de junio empezaremos a rodar la serie, es el mayor reto de mi carrera, estoy muerta de miedo. Hago de abogada, así que tengo que estudiar mucho. Hay que ser valiente y los retos me inspiran muchísimo. Además, voy a estar muy arropada. Estoy con miedo, pero feliz”.

La serie, titulada ‘Ana’, ya estaba preparada meses atrás, pero ahora sufrirá algunos cambios por la nueva situación, como explicó la propia actriz: “Van a reestructurar secuencias para adaptarse a estos tiempos, tendrán que quitar besos y escenas un poco subidas… Obviamente los protocolos de seguridad van a ser muy exhaustivos, pero aun así da un poco de cosa. Por ejemplo, cuando vaya a Alicante a ver a mi familia no voy a poder abrazarles ni besarles. Siempre les visito antes de un rodaje para coger fuerzas. Son 17 semanas las que vamos a estar rodando. Solo os puedo decir que soy una abogada un poco adicta a las pastillas”.

Lo que desconocía años atrás Maribel Verdú es que una de sus aventuras profesionales, el rodaje de ‘El faro de las orcas’, en plena Patagonia, le iba a servir de preparación para el confinamiento: “En el 2016 cuando estuve haciendo esa película, perdida en el mundo, pensé “dos meses aquí, qué va a ser de mí”. Fui absolutamente feliz y vi que estoy muy bien conmigo mismo y eso me ha ayudado en esta etapa de confinamiento. Si tienes vida interior y con cosas que hacer todo va bien”.

Su rutina en estos últimos meses, eso sí, también ha variado un poco: “Entreno porque voy a cumplir 50 años y hay que cuidarse, hago media hora todos los días, que yo en mi vida había hecho eso. Ahora voy a estar cuatro meses, que los fines de semana cuando tenga libre lo último que haré será entrenar. En este tiempo he escrito un diario, con reflexiones, lecturas, labores domésticas, las películas, colorear mandalas y estudiar el guion, no me he aburrido”.

Y hablando de lecturas, Verdú recomedó ‘A corazón abierto’, el último de Elvira Lindo, antes de dar rienda suelta a otra de sus pasiones: la música “Si quieres hablamos de AC/DC, a mí me pones ‘Highway to hell’ y me vuelvo loca, imito a Angus Young, si la ponen en una fiesta, Maribel está perdida. Mi otro grupo favorito es Queen”, finalizó la actriz.

Etiquetas
mercedes banner - Maribel Verdú y su experiencia con el coronavirus: “Pasé diez días fatales” - entretenimiento