Portada » Pedro Sánchez y Salvador Illa son denunciados por malversación de fondos en la crisis del coronavirus
España - Última Hora

Pedro Sánchez y Salvador Illa son denunciados por malversación de fondos en la crisis del coronavirus

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, han sido denunciados ante la Fiscalía Anticorrupción por malversar supuestamente más de 50 millones de durante la crisis del coronavirus.

Según informa Libertad Digital, en la denuncia, en la que también se incluye a Alfonso Jiménez, director del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria INGESA.

La denuncia de 24 páginas, fue presentada el pasado jueves en Anticorrupción. En ella se detalla que Pedro Sánchez, Salvador Illa y Alfonso Jiménez habrían cometido “presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y delitos de corrupción en las transacciones comerciales internacionales”.

“El decreto del Gobierno del pasado 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, abría la puerta a malgastar, sin ningún criterio lógico, el dinero público, ya que se concedía un crédito extraordinario de 1.000 millones de euros, al Ministerio de Sanidad, para contribuir a la financiación de los gastos extraordinarios por la pandemia del coronavirus”, se puede leer en la denuncia.

En el escrito presentado en Anticorrupción, se detalla que “las actuaciones presuntamente delictivas de las dos personas anteriormente citadas, principalmente en forma de un sobre coste escandaloso de los contratos que adjudicaron a empresas radicadas en China, van a ser la norma general de actuación en la mayoría ellos”.

En él, también se explica el sobrecoste de las compras realizadas por el Gobierno, puesto que mientras en España las batas sanitarias “ya sean impermeables o desechables, en precios que oscilan entre los 0,27 y 1,86 euros; las empresas chinas nos las venden entre 15,58 y 22,07 euros. Suponiendo el precio unitario de 1 euros el coste de cada bata china, en consonancia con los precios españoles, la malversación podría alcanzar el importe de los 47 millones de euros”.

La denuncia también se detalla que si el Ministerio de Sanidad hubiera comprado la solución desinfectante en España, se hubiera ahorrado “más de 730.000 euros”. Lo mismo ocurre con “los guantes adquiridos en China” que según la denuncia “son un 277% más caros que los de la empresa “MEDLINE INTERNATIONAL IBERIA, un 211,76 % que los de SUMINISTROS HOSPITALARIOS y un 244,10 % que los de SANICEN”.

De haberlos comprado en una de esas empresas, el Ministerio de Sanidad se habría ahorrado más de 3,6 millones de euros.

Etiquetas
----