Portada » El Partido Popular rentabiliza su liderazgo en Andalucía mientras Ciudadanos se desploma
Andalucía

El Partido Popular rentabiliza su liderazgo en Andalucía mientras Ciudadanos se desploma

La encuesta de intención de voto marca dos tendencias que afectan al pacto del Gobierno andaluz

Si hoy se celebraran las elecciones andaluzas, el PP las ganaría con casi un diez por ciento más de apoyos que en diciembre de 2018. Obtendría 40 escaños, 14 más de los que le permitieron formar Gobierno con Ciudadanos rompiendo la serie de 37 años de poder socialista. La estimación del Barómetro andaluz de septiembre, que ayer daba a conocer el Centro de Estudios Andaluces –organismo dependiente de la Consejería de Presidencia–, asegura a los populares mantener el liderazgo en el Gobierno de la Junta de Andalucía pero alerta de un cambio de circunstancias importante con respecto a la última encuesta de junio: Ciudadanos sigue en caída libre. Sin rentabilizar eletoralmente su acción de Gobierno, pierde ya más de seis

puntos de sus resultados de 2018 y pasaría de 21 a 13 diputados. Mientras, Vox asciende como tercera fuerza política y podría alcanzar los 14 escaños. Con Ciudadanos, el PP sumaría 53 diputados, seis más de los que tiene ahora la coalición de Gobierno. Con Vox, 54, a sólo uno de la mayoría absoluta. La suma de los tres partidos superaría en cinco diputados aquella mayoría histórica de 62 escaños alcanzada por el PSOE de Manuel Chaves en 1990.

La crisis del PSOE

A la izquierda, un PSOE que perdería cuatro puntos y tres de los 33 escaños obtenidos en 2018, pero que sigue siendo calificado por los encuestados como el partido que más «simpatía» despierta. Su líder, Susana Díaz, la política más conocida entre los andaluces, no es la peor valorada gracias a los 3,69 puntos sobre 10 que recibe la anticapitalista Teresa Rodríguez. La expresidenta obtiene menor puntuación (4,02) que el recién llegado líder de Vox, Alejandro Hernández, que debuta en la encuesta con una nota de 4,23.

Las opciones de los socialistas para recuperar el poder se reducen con la previsible ruptura de la coalición Adelante que, de mantenerse como marca electoral, sólo obtendría un escaño por 11 de Podemos. Sólo un hipotético acuerdo de todas las izquierdas con Ciudadanos les permitiría alcanzar los 55 diputados que dan la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz.

Es política ficción, pero la coincidencia de la difusión del sondeo con el anuncio de la oferta de Ciudadanos al socialista Juan Espadas para pactar la estabilidad en el Ayuntamiento de Sevilla, que le vicepresidente de la Junta, Juan Marín, dijo desconocer, animó ayer el debate sobre cómo afectará esta encuesta de la propia Junta a uno de los más preciados símbolos de su Gobierno: la fortaleza del pacto de PP y Ciudadanos.

La encuesta pone de manifiesto que el presidente Juanma Moreno está rentabilizando su liderazgo, como evidencia no solo la estimación de voto del PP, sino el hecho de que sea el único politico andaluz que aprueba en valoración (5,18 sobre 10 –pierde, no obstante, cuatro décimas en relación a junio–) con un nivel de conocimiento del 86,5 por ciento.

En la encuesta, que reserva una pregunta para que se valore sólo la gestión del presidente, Moreno obtiene mejores registros de los que marca la valoración de su gobierno de coalición. El vicepresidente Marín, líder regional de Ciudadanos es el segundo político andaluz con mejor valoración (4,72) pero sólo es reconocido por un 63,6 por ciento de los encuestados. Ciudadanos, a nivel general, sigue arrastrando la desmotivación de su electorado desde la crisis que propició la dimisión de Rivera y no ha mejorado con el acercamiento de Inés Arrimadas al Gobierno de Pedro Sánchez en cuestiones como el estado de alarma y el presupuesto. La encuesta deja bastante claro el rechazo de los andaluces al Gobierno central de PSOE y Podemos cuya gestión es valorada como mala o muy mala por el 66,2 por ciento de la muestra. Pero la marca de Marín no rentabiliza tener medio Gobierno andaluz a su cargo.

Preocupaciones

El contexto económico y de crisis sanitaria no ayuda a generar empatía con los gobiernos. Casi el 80 por ciento de los andaluces considera la situación económica «mala o muy mala». Pero los andaluces, como siempre, siguen mucho más precupados por el paro que por el Covid. La percepción del «mayor» problema de la comunidad no ofrece dudas, para un 64,3 por ciento es el desempleo.

El Covid solo quita el sueño a 7,1% de los encuestados. Cuando se les pregunta qué partido podría solucionar los problemas de los andaluces, un 40 por ciento piensa que «ninguno», pero un 18 por ciento cita al PP, frente a un 10,7 que confía en el PSOE. Sólo el 4,2 por ciento piensa que Ciudadanos tiene la solución. Otra forma de ver la encuesta.

----