Portada » La Fiscalía advierte del aumento de delitos sexuales de menores a edades cada vez más tempranas
Andalucía

La Fiscalía advierte del aumento de delitos sexuales de menores a edades cada vez más tempranas

Denuncian la falta de formación de los menores en materia sexual y una cultura de «alcohol y drogas» - Guillermo Navarro

S. A.

Subraya que en muchas ocasiones no tienen conciencia de que están cometiendo un ilícito

La Fiscalía Superior de Andalucía advierte en su última memoria anual de un importante aumento en los delitos contra la libertad e indemnidad sexual por parte de los menores, a edades cada vez más tempranas, con comportamientos impropios y muchas veces sin conciencia de actuar de modo ilícito.

Según recoge la memoria, referida al ejercicio de 2019 y a la que ha tenido acceso Efe, tales delitos supusieron la incoación de 330 expedientes de reforma, frente a los 260 del año anterior; 230 relativos a abuso sexual y 100 expedientes por agresión sexual.

En esos casos, recoge el Ministerio Fiscal, no se llegan a comprender los motivos por los que los menores, a edades cada vez más tempranas, mantienen «comportamientos sexuales impropios» para su edad y «en multitud de ocasiones» sin conciencia de actuar de modo ilícito.

Falta de formación en materia sexual

El segundo fenómeno delictivo en los menores, tras la violencia domestica, son precisamente los delitos contra la libertad sexual y se aprecia en los adolescentes una falta de formación en materia sexual «desde el punto de vista humano, moral y ético».

Para la Fiscalía, esta situación requiere que desde la comunidad educativa y los poderes públicos se fomente la educación sexual y se evite que los menores la adquieran desde el visionado de material pornográfico o sin orientación de personas expertas en la materia que les aclaren y solventen las lagunas existentes. Alguna de las Fiscalías de Menores de la comunidad señala asimismo que ese tipo de comportamientos están «muy ligados» al consumo de drogas tóxicas y con la cultura del ocio del alcohol y drogas.

En cuanto a las estadísticas generales relativas al pasado ejercicio, se registraron 15.095 diligencias preliminares y se abrieron 6.000 expedientes, lo que supuso que el nivel de delincuencia en menores fue similar al de año anterior.

La infracción criminal más frecuentemente cometida por los menores en territorio andaluz fue el delito de lesiones, con un montante de 3.049 expedientes de reforma incoados, seguido muy de cerca un año más por los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico, que ascendieron a la cantidad de 2.878 expedientes.

Dentro de esta cifra, destacaron los delitos de robo con fuerza (427 expedientes), robo con violencia (544), hurto (1.267) o daños (640), a los que hay que añadir que se incoaron como delitos leves contra el patrimonio y el orden socioeconómico 361 expedientes de reforma, 476 por delitos leves contra las personas y 169 por otras manifestaciones delictivas de carácter leve.

Respecto a las infracciones contra las personas, destacaron los 12 expedientes de reforma por delitos de homicidio o asesinato, frente a los 5 en 2018, de lo que se deduce una subida considerable de más del doble de delitos cometidos.

En cuanto a la violencia doméstica y de género las distintas Fiscalías de Menores andaluzas coincidieron en que la conducta infractora se circunscribe al estricto ámbito familiar y habitualmente son los padres los que denuncian tales hechos.

Los fiscales apunta a una «deficiente y errónea» educación de los menores por parte de sus progenitores durante la infancia

Asimismo resaltaron cómo la implicación de los padres es «dispar», a la vez que es en este ámbito donde se han detectado menores con problemática de salud mental más compleja.

Los fiscales apunta a una «deficiente y errónea» educación de los menores por parte de sus progenitores durante la infancia, sin normas de conducta, límites o pautas impuestas, con criterios educativos «contrapuestos, variables, inconscientes inadecuados y a veces inexistentes».

También se observa cada vez más un aumento en la violencia o intimidación utilizada sobre todo por los menores en sus relaciones de afectividad o noviazgo, relaciones de pareja, así como una influencia negativa de las redes sociales, por donde también se canaliza el acoso, en la comisión de hechos delictivos.

Bandas en Almería

La Fiscalía Superior de Andalucía (FSA) considera «preocupante» que «cada vez sean más en Almería los enfrentamientos entre bandas organizadas» y «los ajustes de cuentas que acaban en asesinatos, homicidios o lesiones graves» y constata el «incremento año tras año» de procesos judiciales «complejos y graves relacionados con la corrupción política y social».

En la memoria de 2019, hecha pública este miércoles, el órgano se hace eco de lo trasladado por el fiscal jefe de Almería, Antonio Pérez Gallegos, quien remarca esta realidad, y alude también a que «asocia algunos casos con situaciones trágicas de violencia contra la mujer».

«Año tras año, siguen incrementando los procedimientos complejos y graves relacionados con la corrupción política y social, y los referidos a grupos o bandas organizadas en los que se imputan diversos y complejos delitos y hay numerosos investigados, lo que exige un mayor esfuerzo y dedicación de los fiscales, por lo que la carga de trabajo sigue aumentando un año más», recoge.

La memoria reseña que la Fiscalía «sigue refiriendo» que los índices de delitos contra la vida y la integridad «siguen siendo muy elevados» en la provincia, si bien matiza que es «habitual que se identifique y detenga a sus autores para que sean juzgados».

----