Torres ha incidido en que Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote son las islas más afectadas por la continua llegada de pateras y cayucos a las costas canarias, y en la necesidad de que haya solidaridad entre las islas para la distribución de estas personas, así como en las derivaciones a la penínsulas y en que se retomen las repatriaciones, cuestiones que también ha solicitado Morales.

El presidente canario ha insistido también en que debe prevaler la unidad de acción lograda durante el estado de alarma para combatir la pandemia de coronavirus de cara al plan para la reactivación social y económica de Canarias como para acceder a los fondos procedentes de la Unión Europea.

Morales ha reclamado a Torres que se avance en la coordinación y en las políticas de vigilancia para que en Gran Canaria siga bajando la incidencia de la covid-19 para garantizar la llegada de turistas a la isla, que se arbitren medidas en puertos y aeropuertos para restringir el movimiento con las comunidades autónomas que presentan más contagios.

En relación al fenómeno migratorio, Morales además ha pedido que se mejore el Sistema Integral de Vigilancia Exterior porque solo cubre un 68 % del mar territorial, y que el Estado destine de nuevo instalaciones militares para al acogimiento digno de los inmigrantes el Estado y los centros de internamiento de extranjeros, ahora en desuso.

Para recuperar la llegada de turistas a la isla, Morales ha reclamado unidad de acción entre las instituciones, los sindicatos y los empresarios a través de la Marca Canarias, corredores sanitarios seguros; la prórroga de los ERTE y que los planes para la reactivación turística y económica y social del archipiélago tenga en cuenta los proyectos sostenibles que proponga su cabildo.