Portada » «Así no podemos aguantar mucho más tiempo»
Comunidad Valenciana

«Así no podemos aguantar mucho más tiempo»

ÁLEX SERRANO

El sector de la indumentaria fallera se manifiesta en el centro de Valencia para reclamar un rescate a las administraciones

«Así no podemos seguir mucho más tiempo». Es el grito unánime del sector de la indumentaria fallera, que se encuentra al borde de la quiebra. Hoy se han manifestado por el centro de la ciudad bajo el lema «La indumentaria también es patrimonio, se muere» convocados por la Asociación de Comercio e Indumentaria Valenciana (Asciva) cerca de un centenar de indumentaristas que, siguiendo las normas de seguridad antiCovid, han protestado contra las administraciones públicas. Han pedido un rescate urgente porque aseguran que han perdido hasta el 99% del volumen de negocio.

Pocos sectores relacionados con la fiesta sufren de forma tan directa la falta de Fallas como la indumentaria. Quizá los artistas falleros, pero lo cierto es que las tiendas de ropa fallera viven al día, renovando sus productos año a año. También se han manifestado telares u orfebres, afectados por la falta de ventas.

El sector ha sufrido un descenso en su facturación del 99% desde que se inició el estado de alarma el pasado mes de marzo. Los participantes en la manifestación han marchado en silencio, vestidos de negro y luciendo crespones negros reclamando así a las autoridades e instituciones «que no se deje morir un importante sector productivo de la economía formado por artesanos y empresas familiares que también es patrimonio de todos los valencianos».

La presidenta de Asciva, Irene Sancho, ha explicado que necesitan «un poco de voz» y ha pedido que dejen de «ningunearlos», que les comprendan y entiendan que la situación «está siendo muy complicada» para el sector. Sancho ha asegurado que tras leer a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, decir en LAS PROVINCIAS que no era razonable celebrar las Fallasse desmoralizaron aunque el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, matizó luego que no podrán celebrarse como se conocen pero sí con restricciones. Hoy ha insistido en este aspecto el edil.

Los indumentaristas han alzado también la voz. Amparo Morelló, propietaria de una tienda de indumentaria valenciana, ha explicado que su situación es «un poco complicada porque la gente tiene miedo a gastar porque no sabe si va a haber Fallas y algunos se han quedado con cosas nuevas« porque no se celebraron las anteriores. »Estamos intentando aguantar por lo menos hasta que llegue Fallas para ver si se pueden hacer. Tenemos esperanza. Está claro que no se podrán hacer como siempre porque estamos en una pandemia pero hay alternativas para poder realizarlas«, ha asegurado la indumentarista.

Por su parte, la propietaria de la tienda de indumentaria Sendra, Sandra Messeguer, ha confirmado que están «muy mal» porque no tiene ni encargos ni clientes y «en la tienda no se abre la puerta para recibir a clientes, es una desesperación«. »Queremos que nuestra fiesta se pueda celebra aunque sea con las medidas más pequeñas y si se puede sanitariamente, ir añadiendo. Pero ahora mismo queremos aguantar a ver cómo va la situación más adelante y ojalá se pueda arreglar y estemos toda las tiendas abiertas«, ha concluido.

----