Portada » La lista de espera para operarse se duplica en lo que va de año y supera ya los cinco meses
Comunidad Valenciana

La lista de espera para operarse se duplica en lo que va de año y supera ya los cinco meses

MANUEL GARCÍA

Más de 61.000 valencianos aguardan su intervención y la demora alcanza los siete meses en algunos hospitales

Más de cinco meses. 157 días. La demora media estructural en las listas de espera en los centros sanitarios públicos de la Comunitat Valenciana sigue disparada y ha alcanzado unas cifras de (triste) récord al analizar los resultados del pasado mes de agosto que se recogen en la página web de la propia conselleria de Salud Universal. Y es que esta cifra adquiere un mayor significado si se compara con la del mes de febrero, hace algo más de medio año. Entonces el periodo medio de espera era de 80 días, lo que quiere decir que las cifras de demora se han duplicado en este periodo, marcado indudablemente por la llegada del Covid-19.

Escudriñando entre las cifras se detecta que algunos centros sanitarios ya se han consolidado en periodos de más de 200 días, lo que supone superar con creces el medio año de espera. En concreto, el departamento de salud de Castellón, con 220 días (más de siete meses), marca el tope de toda la Comunitat, seguido muy de cerca por el departamento de Vinaròs con 219. Un tercer departamento de Salud, el Hospital General en Valencia, también supera, con 203, la barrera de los 200 días de espera.

En el mes de julio los dos centros castellonense, Vinaròs con 207 y Castellón con 206, ya superaban por primera vez los 200 días de media, dentro de un incremento que se ha venido produciendo desde el inicio de este mismo año.

Estas cifras de agosto no hacen más que incrementarse en un año marcado por el aumento continuo. Sin ir más lejos, el pasado mes de julio la demora media estructural se situaba en los 147 días, por lo que se ha producido un aumento de diez en el último mes analizado en las cifras oficiales.

El mes de junio tampoco fue mucho mejor, puesto que se alcanzó la que, hasta el momento, es la segunda cifra más alta, con un total de 154 días de espera. La tendencia negativa también se dio en el mes de mayo, cuando se alcanzaron por primera vez los 150 días de demora media.

Las cifras de este mes de agosto no cuentan con parangón alguno si se analizan las de el último lustro, donde, dejando a un lado este 2020, la cantidad más negativa se dio en el mes de septiembre del pasado año 2019 con una espera media de 133 días, pero lejos aún de los 157 actuales.

Más de 61.000 pacientes

En la actual lista de espera que maneja el departamento que dirige Ana Barceló se detalla que hay 61.689 personas en esta situación. La gran mayoría de ellas, 33.077 tienen una espera superior al medio año (180 días), mientras que 6.687 tienen un plazo determinado de entre 91 y 180 días (entre tres meses y medio año). Finalmente, los 21.925 pacientes restantes tienen un plazo de espera para ser intervenidos de menos de tres meses.

Se da la circunstancia de que la lista de pacientes que esperan a ser intervenidos ha aumentado desde el mes de julio, cuando había 60.352 frente a los 61.689 con que concluye el mes de agosto. En junio la lista de espera era de 58.926 pacientes mientras que en mayo se rozaron los 65.000 pacientes en las mismas.

Y es que en todas las intervenciones, desde las más sencillas, los plazos generan quejas entre los pacientes. Una colecistectomía (intervención en la que se actúa en la vesícula biliar) es la que tiene un plazo de espera más bajo, pero éste supera los tres meses, en concreto llega hasta los 95 días. En el extremo opuesto está quienes se tengan que operar de fimosis, que han de esperar una media de 213 días, aproximadamente siete meses.

Menores esperas

En la parte contraria de los centros en los que menos hay que esperar para operarse está el hospital de Torrevieja, con 56, y el departamento de Elx-Crevillent con 42 días de espera, muy lejos de la media de 157. Precisamente el centro sanitario de Torrevieja ha sido noticia en los últimos días. El pasado sábado diferentes colectivos y representantes de partidos políticos se concentraron en un acto en San Miguel de Salinas para pedir la gestión pública del centro, un departamento de salud que en estos momentos se encuentra en gestión privada, pero con una concesión que caduca en octubre del próximo año. Al encuentro, organizado por la Plataforma por la Sanidad 100% Pública y de Calidad Departamento 22 Torrevieja, acudieron representantes de diferentes asociaciones por la sanidad pública, sindicatos, así como partidos como Compromís o Podem.

Desde otras formaciones como Ciudadanos o el Partido Popular pidieron que el centro se mantenga en las condiciones actuales al estar ofreciendo mejores cifras que los hospitales de otros departamentos. El diputado popular José Juan Zaplana pidió que se analicen las cifras de Torrevieja «y no se toque lo que va bien. Van a generar un problema donde no lo hay ¿Por qué no se fijan en otros departamentos con cifras mucho peores? También es reseñable el empeoramiento de las cifras en la Ribera tras la devolución a la red pública».

La diputada de Ciudadanos, María Quiles, reclamó al Consell que prorrogue la concesión del Hospital que vence en octubre del próximo año 2021: «En medio de una crisis sanitaria como la actual y cuando la propia Sindicatura de Cuentas avala los buenos resultados y coordinación de este hospital, no tiene sentido acabar con el modelo.

Desde el Consell, el diputado de Compromís, Carles Esteve, afirmó que sería «una barbaridad alargar un contrato hecho a medida del enriquecimiento de la concesionaria» y agregó que es responsabilidad de la Generalitat garantizar la mejor sanidad posible.

Incremento en la Ribera

Y es que otro caso reseñable es el del departamento de la Ribera, con el hospital de Alzira en el foco informativo en los últimos años y meses tras el proceso de reversión llevado a cabo por parte del gobierno del Botànic. En el inicio del año el Hospital Universitario de la Ribera se movía en los 78 días de media. Un mes después, en febrero, las cifras eran similares, con 74 días. En marzo superaron los tres meses (93 días) mientras que en abril se dispararon hasta los 122 días. En mayo siguieron incrementándose hasta los 144 días y en junio alcanzaron los 151. La subida continuó en el mes de julio, cuando se alcanzaron los 156 días de media. Hoy, algo más de medio año después, la lista de espera en el Hospital Universitario de la Ribera está en los 168, acercándose al medio año, duplicando las cifras que se registraban en enero y superando la media autonómica fijada en 157.

Etiquetas
----