Portada » Guardia Civil, Policía Local y Nacional ya controlan las carreteras de acceso a Almendralejo
Extremadura

Guardia Civil, Policía Local y Nacional ya controlan las carreteras de acceso a Almendralejo

Durante las primeras horas de la mañana ha habido retenciones en la carretera de circunvalación oeste y en el polígono industrial

Sol, con algunas nubes en el cielo y temperatura agradable. Un guardia civil del puesto de Cordobilla de Lácara, a unos 39 kilómetros de Mérida, regula el acceso a Almendralejo. «Todo está siendo normal», resumía el agente poco antes de las nueve y media de esta mañana. Era uno de los destinados por la Benemérita que desarrolla este jueves su jornada laboral de ocho horas en el municipio almendralejense, el sexto más poblado de la región (33.300 vecinos censados) y el primero de la comunidad autónoma en el que la Junta ha adoptado el confinamiento ante la inquietante situación de la pandemia.

Desde la medianoche y durante catorce días, Sanidad impone esa medida restrictiva que hará que a Almendralejo se necesite contar con una justificación muy concretar para entrar o salir de la ciudad. Razones laborales, médicas, de estudios u otras de causa mayor aunque el Ayuntamiento ha recibido decenas de consultas para situaciones muy concretas esperando recibir contestación sobre si se puede salir o entrar del municipio en esos casos. “Es normal que en estas primeras horas haya dudas. Y también que más de un ciudadano no disponga del justificante necesario para salir o entrar. Pero estas situaciones se van a resolver en cuestión de horas, una vez que el aislamiento perimetral se haya consolidado”, indica el alcalde, José María Ramírez Morán, a HOY.

Almendralejo tiene habilitados tres puntos (salida a la A-66, enlace norte con Mérida, A-66, enlace sur con el hospital Tierra de Barros y la Ex-300, carretera de Badajoz) para poder acceder o abandonar la localidad.

Aunque en las primeras horas de la mañana no se han producido colas en el acceso desde Mérida, si hubo una importante retención de vehículos en la carretera de circunvalación que rodea Almendralejo y permite conectar con Aceuchal y la urbanización San Marcos.

Enormes colas que fueron también visibles en el polígono industrial, donde Policía Local y Guardia Civil controlan que se cumpla el confinamiento en la conocida como rotonda de Hormigusa. Es la vía de la carretera de Badajoz, que va hacia la zona residencial de San Marcos y a poblaciones como Solana de los Barros.

El tráfico fluido ha sido la imagen más frecuente a partir de mediodía. Mientras, en el casco urbano almendralejense es un día normal. Apenas hay movimiento de personas en las céntricas Plaza de la Constitución, Calle Real o Plaza de España. Tampoco los negocios de la calle Familia Suárez Barcena presentan mucha presencia de clientes, algo, por otra parte, frecuente un jueves por la mañana.

Etiquetas
----