Portada » Llenar un depósito será 10 euros más caro por el impuesto al diésel
Actualidad España

Llenar un depósito será 10 euros más caro por el impuesto al diésel

Llenar un depósito será 10 euros más caro por el impuesto al diésel

Día 1 de enero. Sube la luz, el transporte, el bono de 10 viajes del metro… y este año también va a resultar más caro llenar el depósito si usted tiene o usa un vehículo con motor de gasóleo. El impuesto al diésel que las ministras de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y su colega de Industria, Reyes Maroto, planean introducir desde el año que viene va a encarecer un euro y medio cada repostaje.

La cifra se halla tomando como base el Seat León, el modelo más vendido en España en los siete primeros meses de 2017. Cuenta con 50 litros de capacidad en su depósito y se estima que el nuevo impuesto al diésel elevará en doce céntimos el precio de cada litro.

Estos tres céntimos o tres céntimos y medio de subida se derivan de que el Gobierno no quiere eliminar de golpe el beneficio fiscal que tiene el combustible diésel. En la actualidad el impuesto al gasóleo de automoción es de 30,70 céntimos por litro, mientras que se grava con 40,25 céntimos por litro la gasolina, según Hacienda. Por tanto, para equiparar ambos carburantes hay que reducir esos 10 céntimos de diferencia.

Si se subieran esos 10 céntimos de golpe al diésel, Hacienda aumentaría su recaudación en 2.140 millones de euros. Sin embargo, la ministra Montero dijo que la equiparación entre ambos carburantes se haría de forma progresiva. Se hará en al menos tres años, ya que cifró los ingresos anuales para las arcas públicas en 600 millones.

Hay que tener en cuenta que según los datos del parque móvil de la Dirección General de Tráfico, circulan por nuestras carreteras 17,96 millones de vehículos impulsados por gasóleo, el 57% del total del parque censado a 31 de diciembre de 2016. Si bien de esos casi 18 millones, según fuentes del sector, más de 13 millones estarían afectados por la subida del coste del diésel.

Porque este aumento no va a afectar a los transportistas ni a los autónomos, para los que el carburante supone el 30% de sus costes.

Sin embargo, a pesar de la caída de ventas de turismos diésel este año -han pasado de ser el 41,8% en enero al 36% en julio-, los datos de Cores muestran que el consumo hasta mayo de Gasóleo A fue de 9.575 miles de toneladas, un 2,9% más que en el mismo período de 2017. Por su parte, se surtieron 1.806 miles de toneladas de gasolina de 95 octanos, un 3,5%. La diferencia en volumen de ambas cifras da idea de la dieselización: el vehículo de gasóleo tiene un uso más intensivo que el de gasolina.

De este modo, el Gobierno matiza la frase de «el diésel tiene los días contados»que su autora, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, reconoció que fue un error.

Su colega de Industria, Reyes Maroto, ha mantenido encuentros para tratar de aplacar los ánimos de una industria automovilística española, que le recordó que supone un 10% del PIB y que matar al diésel de forma fulminante podría incidir negativamente en sus márgenes y, por ende, en su competitividad.

Mercedes-Benz