fbpx
Portada » Pasa 20 horas en los calabozos por una denuncia de su expareja para hacerle «daño personal»
Andalucía España

Pasa 20 horas en los calabozos por una denuncia de su expareja para hacerle «daño personal»

Pasa 20 horas en los calabozos por una denuncia de su expareja para hacerle «daño personal»

El día anterior la expareja y una amiga golpearon el coche del varón con un bate de béisbol

«Se pretende utilizar como medio de defensa, aprovechando la materia de violencia de género, una denuncia por amenazas verbales por parte de una mujer con el único objeto de buscar un daño personal a su expareja».

Así de contundente se ha mostrado un juez de Utrera con la denuncia de una mujer contra su expareja por amenazas verbales, interpuesta justo un día después de que el varón pusiera en conocimiento de la Guardia Civil el ataque con un bate de béisbol a su coche, en el que viajaba con su actual pareja y la hija de éstade cuatro años. Estos hechos fueron protagonizados por la expareja y dos amigos de ella.

El varón, de 26 años de edad y sobre quien pesa una orden de alejamiento con respecto a su ex, de 19 años de edad, por un delito de amenazas en el ámbito familiar, tuvo que pasar 20 horas en los calabozos por esta denuncia por amenazas verbales, que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Utrera ha archivado.

El pasado 20 de marzo, sobre las 00,30 horas, el varón circulaba junto a su actual pareja y la hija de cuatro años de ésta por la avenida de Utrera del municipio de Los Palacios y Villafranca. A la altura de un supermercado, se ven sorprendidos por tres personas, entre ellas su ex y una amiga de ésta, quien portaba un bate de béisbol. Éstas se habían bajado previamente de un vehículo que habían dejado estacionado algunos metros más adelante.

Cámaras de seguridad de un supermercado

Según la denuncia del varón, a la que ha tenido acceso este periódico, ellas golpearon el vehículo insistentemente provocando abolladuras y roturas en una ventanilla. Pero no sólo existe la denuncia del hombre y su pareja, sino que las cámaras de seguridad del supermercado recogen parcialmente lo ocurrido.

Al día siguiente, la expareja y su amiga se presenta ante la Guardia Civil de Los Palacios denunciando que el varón había quebrantado la medida de alejamiento que tenía fijada por un Juzgado de lo Penal de Sevilla y se había dirigido a ella con insultos y amenazas.

Según ella, al pasar por una avenida en coche, vió a su expareja y éste comenzó a insultarla y amenazarla. De nuevo, la amiga estaba de testigo. Igualmente denuncia que en días previos el varón volvió a romper la medida de alejamiento en una discoteca.

La versión del varón es bien distinta. Él se dirigía a la vivienda de su suegra para almozar y su expareja y la amiga lo persiguieron con el coche hasta que llegó a su destino. Él no habló ni dijo nada y se medió en la casa. Su actual pareja sí discutió con ellas. Cuando el varón y su actual pareja fueron a poner una denuncia, su ex ya se había adelantado y había puesto en conocimiento de los agentes de la Guardia Civil los hechos. Él fue detenido inmediatamente.

Tras un juicio rápido, el juez acordó el sobreseimiento de las actuaciones seguidas contra el varón por un delito de amenazas y quebrantamiento de medida cautelar, y decretó su puesta en libertad tras 20 horas entre rejas.

Para el magistrado no estaba debidamente justificada la perpetración del delito y deja claro que en este asunto no hay que perder la perspectiva de la denuncia interpuesta con anterioridad por el varón contra su ex por daños en su vehículo.

La mujer pretende disfrazar lo que ocurrió o reaccionar de forma abusiva contra suexpareja

Aunque no entró en valorar estos hechos, de los que existen grabaciones de las cámaras de seguridad del supermercado, el juez señala que sí sirve para descartar la versión de la denunciante sobre los golpes al coche, en la que afirma que ella se cruza con su expareja por la calle cuando éste iba en su coche y éste le insulta y amenaza. «Es obvio que se pretende disfrazar lo realmente sucedido o reaccionar de forma abusiva ante la denuncia por daños», manifiesta el juez.

Como testigo del quebrantamiento la denunciante presenta a una amiga como testigo, precisamente quien el día antes portaba el bate y podría identificarse como la principal autora de los golpes al coche. «Cualquier declaración de la amiga carece de credibilidad», concluye el auto al que ha tenido ABC.

«Como el varón ha puesto una denuncia por daños contra su expareja y su amiga, se pretende utilizar como medio de defensa, aprovechando la materia de violencia de género, una denuncia por amenazas verbales por parte de la expareja con el único objeto de buscar un daño personal contra el hombre», expresa el magistrado, que apunta que no existen indicios del quebrantamiento de condena, ni en el encuentro con su coche ni en la discoteca.

mercedes banner - Pasa 20 horas en los calabozos por una denuncia de su expareja para hacerle «daño personal» - espana, andalucia