fbpx
Portada » Primera polémica del verano en Francia por el uso del burkini
Europa

Primera polémica del verano en Francia por el uso del burkini

Primera polémica del verano en Francia por el uso del burkini

Una quincena de mujeres del colectivo «Alianza cívica» irrumpieron la tarde del jueves en la piscina municipal de Grenoble con la prenda prohibida

Con la prematura llegada del verano, vuelve a estallar la polémica siempre agria del burkini en las piscinas francesas. Una quincena de mujeres del colectivo «Alianza cívica» irrumpieron la tarde del jueves en la piscina municipal de Grenoble (departamento Isère) imponiendo su presencia en burkini, prenda prohibida en la inmensa mayoría de las piscinas francesas.

Legalmente, el alcalde de la ciudad, Éric Piolle (ecologista), estaba autorizado a ordenar a la policía municipal que expulsase a las militantes musulmanas de la piscina, pero prefirió no hacerlo por estas razones: «Ellas esperaban montar un número, incluso habían traído a sus propios fotógrafos para “inmortalizar” su “hazañas”. No les dimos ese gusto. En vísperas del voto del domingo, con la extrema derecha en primer puesto en intenciones de voto, tomé la decisión de evitar un nuevo escándalo publicitario. Intentamos dialogar con las manifestantes, que terminaron marchándose, sin llegar a entendernos».

Desde hace varios años, cada verano se producen incidentes de diversa índole en las playas y piscinas de Francia. Varios colectivos de militantes musulmanas aprovechan el buen tiempo para manifestarse y pedir la legalización del uso del burkini en todas las playas y piscinas de Francia. En vano.

Algunas ciudades, como Rennes, han autorizado el uso del burkini en las piscinas municipales. Una o varias veces, cada verano, se suceden incidentes en las playas mediterráneas de Francia. El incidente de Grenoble quizá sea el primero de un «rosario» por venir. Entre 5 y 6 millones de franceses (en un país de 67 millones de habitantes) se dicen musulmanes mayoritariamente practicantes en alguna de las 2.368 mezquitas y lugares de culto.

Los incidentes de la tarde del jueves, en Grenoble, parecen sugerir una movilización de nuevo cuño, más militante y organizada. La asociación Alianza cívica (AC) dice defender «todo tipo de causas». Pero parece preferir una militancia musulmana que «coquetea» con el extremismo. Varios portavoces de esta asociación propagan discursos muy próximos al islamismo radical.

Burkini es un traje de baño femenino que cubre totalmente el cuerpo de la mujer, concebido y registrado como marca comercial por una diseñadora musulmana, australiana, Aheda Zanetti, de origen libanés, que tuvo el 2004 la idea de «fundir» las palabras bikini y burka, el velo integral islámico de origen afgano.

Mercedes-Benz