Portada » Carolina Monje viaja a un retiro en Ibiza al cumplirse 6 meses de la muerte de su novio, Álex Lequio
Famosos y Cotilleos

Carolina Monje viaja a un retiro en Ibiza al cumplirse 6 meses de la muerte de su novio, Álex Lequio

Ane Olabarrieta 

La diseñadora ha volado a la isla pitiusa junto al perro que adoptó con el hijo de Ana Obregón y allí se ha reunido con amigos en una gran mansión.

Este viernes se cumplen exactamente seis meses de la muerte de Álex Lequio. En vísperas de este mesario tan señalado se ha conocido que su madre, Ana Obregón (65 años), volverá a la televisión para presentar las Campanadas en TVE, un broche de oro perfecto para un año repleto de dolor para la actriz y para todos los seres queridos del fallecido empresario. Entre esas personas que amaban a Álex se encuentra, por supuesto, su novia, Carolina Monje (28 años), que ha decidido poner tierra de por medio y abandonar Barcelona, donde vive y trabaja -y también donde murió su novio-, y poner rumbo a Ibiza por unos días, una isla que siempre le sirvió para desconectar y este mes lo necesita más que nunca.

La joven diseñadora tomó esta semana un vuelo hacia su refugio pitiuso. No lo hizo sola, todo lo contrario. Carolina ha viajado acompañada por su adorado Boby Puchumel perrito mestizo que adoptó junto a Álex Lequio hace más de un año. Una vez en Ibiza, se ha alojado con un grupo de amigas de diferentes puntos del mundo en una gran villa de lujo.

Todas ellas disfrutan allí de un retiro muy especial. En esa gran mansión de 1.000 metros cuadrados, con gigantesca piscina, jardines, espectaculares vistas al mar y la montaña e incluso con un salón situado en una torre digna de cualquier castillo medieval, las jóvenes llevan a cabo diversas tareas, todas ellas pensadas en su bienestar corporal y mental.

prestigiosa firma Nike. El joven es el encargado de planificar los ejercicios y las diferentes sesiones y permanece al lado del grupo de mujeres, quienes han decidido escaparse de la rutina y embarcarse en unos días de desconexión lejos del bullicio y, en el caso de Carolina, de los recuerdos dolorosos.

Y parece que la diseñadora y fundadora de la marca Carola Monje está consiguiendo evadirse de lo malo que le ha aportado este año 2020 y centrarse en ella misma y en enriquecer su vida con instantes divertidos y saludables. Durante su estancia en la lujosa Alsen Villa, Carolina se ha dejado ver sonriendo, ha compartido carcajadas con sus compañeras y ha desatado su adrenalina corriendo colina abajo en mitad de la naturaleza ibicenca. Y siempre junto a ella, inseparable y pendiente de su mami humana, está su pequeño Boby Puchum.

Monje se ha autorregalado unos días de paz en el paraíso mediterráneo tras unos meses sin parar de trabajar para no pensar en todo lo que ha perdido. La catalana lanzó hace menos de un mes, su nueva colección de moda, después de crear su marca y tienda online el pasado marzo, justo en el momento en el que se decretó el estado de alarma y el confinamiento domiciliario. Por aquel entonces, su novio, Álex Lequio, ya se encontraba en estado crítico, pero pudo ser testigo de cómo el sueño de su pareja se hacía realidad y fundaba su marca textil soñada.

Ahora, Carolina solo quiere hacer honor al legado del hijo de Ana Obregón y vivir la vida con optimismo y luchando por alcanzar sus metas día a día.

Su “niño bonito”

“Mi niño bonito, mi bebé de bebé, mi amor, mi luz, mi Puchum, mi TODO. Para mí siempre habrás ganado la batalla al más fuerte y al más luchador”, comenzaba la carta que le dedicó Carolina Monje a su novio días después de su muerte. Sin embargo, poco después la borró de las redes y privatizó su cuenta de Instagram.

Tras año y medio juntos, Carola y el empresario se ilusionaron con una vida llena de risas, viajes y sorpresas, algo que llevaron a cabo durante su relación. Ella, diseñadora de profesión y fundadora de su propia firma de ropa, permaneció al lado de Álex hasta el último aliento.

Desde que se conocieron a mediados de 2018 se hicieron inseparables y se convirtieron en el mejor compañero de vida el uno para el otro. Exprimieron cada momento y cada experiencia al máximo. Pero aquel fatídico 13 de mayo de 2020 todos los planes de futuro que ya tenían en mente Carolina y #lex se desvanecieron para siempre. Pero el recuerdo del joven sigue más vivo que nunca en el corazón de las dos mujeres de su vida, su novia y su madre.

Etiquetas
----