Portada » Irene Montero: “Nuestros escoltas se ríen con las supuestas infidelidades de Pablo”
Famosos y Cotilleos

Irene Montero: “Nuestros escoltas se ríen con las supuestas infidelidades de Pablo”

Jesús Carmona 

La transformación de la ministra de Igualdad: defiende la moda, la belleza, el matrimonio conservador en las relaciones en pareja y el chalet de Galapagar.

Si bien a finales de agosto Irene Montero (32 años) se colocaba en primera línea mediática del mundo del corazón, y se convertía en protagonista involuntaria de un sinfín de críticas y bulos tras conceder una entrevista exclusiva a una revista de corte rosa, ahora la ministra de Igualdad lo ha vuelto a hacer: se ha sincerado en un medio de crónica social, en esta ocasión para Vanity Fair.

De este modo, la mujer de Pablo Iglesias (41), también rebautizada a raíz de su anterior posado como “la Preysler de Galapagar”, muestra de nuevo su lado más personal, íntimo, sentimental y familiar. Firme abanderada de la moda y la belleza, defiende el matrimonio conservador en el que ella cree, aborda sin cortapisas el feminismo y no esquiva los rumores de infidelidad por parte de Iglesias: “Quien se inventa esas cosas no conoce nuestra vida”.

Irene Montero posando para la revista ‘Vanity Fair’. Imagen cedida

A lo largo de su charla distendida con la periodista Joana Bonet -encuentro que tuvo lugar el pasado 7 de septiembre-, la líder de Podemos se pronuncia, entre otros aspectos, sobre el acoso que sufre su familia en los alrededores de su polémica vivienda, y las amenazas a sus hijos. Estos son algunos de los extractos de la entrevista que se podrán leer en Vanity Fair, en su edición del mes de octubre.

Irene denuncia la difícil situación que atraviesan sus hijos, y no duda en señalar la ideología de los culpables: “Eso es lo que más me ha afectado y claro que pusimos una denuncia, es nuestro deber como padres… Ahí operan una derecha y una ultraderecha que solo sobreviven a través del odio… Creen que amenaza su forma de vida, y no solo tratan de dañarnos personalmente, también quieren convencer a la gente de que está mal comprarte una casa con tu dinero e hipotecarte a 30 años”.

¿Fue un error Galapagar?

Dimos ese paso para proteger a nuestra familia. Y lo ocurrido en los últimos dos años ha demostrado que teníamos razón.

El chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero, en imágenes

¿Y ahora se siente protegida?

Confío en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Se trata de una operación política y lo quiero poner en perspectiva. Mucha gente ha dado su vida por defender la libertad y la justicia social, por tanto, no vamos de víctimas aunque no nos parece un buen precedente democrático.

¿Los ha erosionado como pareja?

Hay momentos difíciles y la pareja no es indiferente a las situaciones de tensión, pero también puede fortalecer el proyecto común, porque te hace reflexionar sobre el sentido de permanecer juntos, el sentido de la familia y la importancia de los amigos. Que estos reaccionen arropándote, cuidándote, intentando hacerlo todo más fácil, eso es muy valioso.

Corrió el rumor de una supuesta infidelidad de su pareja con una asesora

Quien se inventa esas cosas no conoce nuestra vida. Cualquiera que vea nuestra rutina se reiría mucho, como les ocurre a nuestros escoltas y a la gente que trabaja con nosotros.

Además, durante la entrevista la portavoz de la formación morada en el Congreso de los Diputados reflexiona sobre su relación con Pablo Iglesias, así como de la imagen que proyectan.

A Pablo Iglesias se le acusa de ser un macho alfa

Forma parte de la intencionalidad de construir una imagen determinada. A Pablo es fácil juzgarlo. No solo ha mostrado autoridad como secretario general, sino que ha sido el primer político que ha cogido tres meses un permiso de paternidad para cuidar a dos hijos prematuros mientras su compañera cumplía con sus tareas laborales…

¿Es tan importante la complicidad intelectual como el apoyo afectivo?

Si Pablo no fuera una persona extremadamente sensible, hubiese sido muy difícil transitar en nuestras condiciones los acontecimientos que hemos vivido. No es que me haya apoyado, es que lo hemos sufrido, reído y vivido todo juntos.

En su lado más personal, se define conservadora en algunos aspectos de su vida: Por ejemplo, en mi concepción de las relaciones de pareja”. 

¿Nada de pareja abierta?

En eso soy conservadora y no lo digo como virtud. Soy consciente de que soy así y no es una de mis prioridades de transformación…

¿Ha tenido relaciones con mujeres?

He probado diferentes cosas, claro… En la adolescencia, en mi juventud… Pero siempre me he sentido heterosexual.

Su opinión de Letizia y Ana Botín

Como ministra de Igualdad, mantiene contactos institucionales con personalidades de toda índole, como la reina Letizia (48): “Más allá de que yo sea republicana, me pareció una mujer inteligente, irónica, llevaba la reunión bien preparada y hablamos de temas que nos interesan a las dos”. También expone en un momento dado de la conversación en Vanity Fair su opinión sobre Ana Botín (59): “Me parece una mujer inteligente y de trato agradable que expresa claramente el disenso. Hablamos de feminismo, de vivienda, y la vi interesada en conocer mi punto de vista, de la misma forma que yo escuché así el suyo. Me sentí cómoda expresándole enormes discrepancias y eso no siempre es fácil“.

Además, no duda en salir al paso de las críticas que recibió el pasado mes de agosto cuando posó para la revista de corazón Diez Minutos: “Nunca me hubiera imaginado esta reacción. Somos plurales y mi responsabilidad es acudir a los medios que me invitan, incluso si es para disentir con ellos. ¡Como si determinadas cosas que se le pueden criticar a la prensa del corazón no estuviesen en la supuesta prensa seria!… Estoy descubriendo que la moda no es siempre impostura, también es una forma de expresar cómo eres… Como si ser progresista implicara pasar penurias. Precisamente lo que la izquierda defiende es un reparto más justo. El acceso a la belleza es un derecho”.

Etiquetas
----