fbpx
Portada » CUERPO El fenómeno del boxeo femenino abanderado por Miriam Gutiérrez que hoy puede ser campeona del mundo
Fin de semana

CUERPO El fenómeno del boxeo femenino abanderado por Miriam Gutiérrez que hoy puede ser campeona del mundo

15749517600158 - CUERPO El fenómeno del boxeo femenino abanderado por Miriam Gutiérrez que hoy puede ser campeona del mundo - fin-de-semana

Hoy cuando el reloj dé la medianoche, Miriam ‘La Reina’ Gutiérrez se subirá al cuadrilátero del Casino Gran Madrid de Torrelodones (Madrid) para disputar campeonato mundial interino de la WBA del peso ligero frente a la venezolana Keren Batiz. Miebntras esperamos que se procalme campeona, analizamos por qué la afición al boxeo crece en España. Casi el 20% de las licencias federativas está ya en manos de mujeres. Además de ‘La Reina’, otras tres mujeres explican por qué es tan adictivo y ayudan a despojar de tabúes a este deporte desde sus perspectivas personales.

No hay nada que se pueda comparar, para probarte a ti mismo, con la forma en que lo haces cada vez que subes al ring”. El gran Sugar Ray Leonard tenía razón. Y no se refería a los focos, a los grandes contratos, sino a la esencia misma del boxeo, “el último desafío”, como lo definía este gran campeón de Carolina del Norte. El noble arte del cuadrilátero y su aura de misterio, plagado de historias de superación, de dolor y gloria, ha inspirado algunas de las páginas más intensas del periodismo, la literatura y el cine pero, hasta no hace demasiado, solo con mano masculina. Pero los tiempos cambian y ellas se suman a la historia de este deporte. Y las españolas no son una excepción.

Según la Federación Española de Boxeo (FEB), en 2018 las licencias federativas femeninas (amateur y profesionales) ascendían a 2.260, 201 más que un año antes, lo que supone casi un 20% del total de licencias. En este incremento, ha sido crucial el apoyo de Iberdrola que permitirá crear un equipo nacional permanente con los Juegos Olímpico en el punto de mira, primero Tokio (2020) y después París. En cuanto a los practicantes, la base de la pirámide también crece. Tal y como indica Cristian Morales, excampeón de España del peso ligero y dueño de la primera boutique de boxeo de España (Morales Box), “cerca del 45% de sus socios son mujeres, y las tenemos de todas las edades y perfiles. El boxeo es para todos y ellas tienen mucho que aportar”.

Para Jero García, el televisivo Hermano Mayor y dueño de La Escuela Boxeo, “este deporte vive un boom y lo que empezó como una moda es ahora una tendencia. Crecen la paridad y la igualdad”. Está seguro de que en el futuro “el éxito y las medallas que logremos “vendrán más del lado de ellas que de ellos”.

VIRTUDES DE ESTE DEPORTE

Tres son las recompensas que aporta el boxeo, según Jero García: “La primera, física, pues es innegable el beneficio de este ejercicio; la segunda, química, gracias a la segregación de serotonina, endorfinas y dopamina, que ayudan en el equilibrio emocional, aumentan la autoestima y reconducen la agresividad, y, la tercera, tiene que ver con los valores de respeto, compañerismo y nobleza que aporta. Por eso, cuando la mujer lo prueba, lo quiere”.

15749516154329 scaled - CUERPO El fenómeno del boxeo femenino abanderado por Miriam Gutiérrez que hoy puede ser campeona del mundo - fin-de-semana

Para Miriam Gutiérrez, una de las puntas de lanza del boxeo femenino profesional español, el auge de este deporte entre las mujeres es reflejo “de un apoyo colectivo hacia el deporte femenino en general. Hemos llegado a un punto de inflexión donde se ve que las mujeres estamos apretando y que en la parte deportiva también estamos dando el callo y consiguiendo resultados”, asegura en su despacho de la Consejería de la Mujer del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz (Madrid). ¿Por qué este salto a lo público? “Lo que hago en el ámbito deportivo me gusta trasladarlo a otros ámbitos, porque funciona”, señala.

La historia de Miriam es la superación hecha realidad tras una vuelta desde el infierno de los malos tratos. Un ejemplo de cómo el boxeo puede canalizar la ira y revertir en positivo algo tan despreciable. Oficial de jardinería (el pensamiento es su flor favorita), la vida le regaló una infancia y una adolescencia duras y unos primeros años de juventud aún más complicados. Con 19 años y embarazada, la violencia de su pareja trató de tumbarla en la lona y apartarla de los rings, pero Miriam tenía otros planes. Su hija Zayra no dejó que la cuenta llegará a 10. Nació prematuramente y dio a su madre un motivo para levantarse. Año y medio después, tras muchas horas de comba y saco, y un trabajo encomiable de Jero García que la acompañó en la necesaria tarea de redención personal, Miriam volvía a subirse a un ring con la meta más clara que nunca… Coronarse campeona del mundo, algo que tiene al alcance de sus guantes. Con la #violenciadegenero impresa en su bucal (en breve será #NoesNo), hoy es más que Miriam, es La Reina, como la llaman y como la hacen sentir “sus caballeros”, sus compañeros de sudor y lágrimas de La Escuela Boxeo.

Tuvo la oportunidad de cruzar el charco, pero su familia pudo más que el Tío Sam. “Al final no estás tú sola, tienes que trasladar a tu familia. Y puedes romperte la mano y tener que volverte sin nada”, reflexiona. Para ella, no compensaba el riesgo, consciente además de que “si haces las cosas de corazón, te acaban viniendo por otro lado”. Y así está siendo. Este año ha sido de ensueño para ella: cuatro combates, cuatro victorias con dos títulos (europeo y Gold de la World Boxing Association) y un mundial en ciernes a finales de este mes.

15749530551992 - CUERPO El fenómeno del boxeo femenino abanderado por Miriam Gutiérrez que hoy puede ser campeona del mundo - fin-de-semana

HISTORIAS DE SUPERACIÓN

Laura La Bonita Carrasco tiene 15 años, estudia 4º de la ESO y es la única menor que entrena con la Selección Nacional de Boxeo en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid. Lo hace seis días a la semana, dos allí a las órdenes del seleccionador Rafael Lozano -que la fichó con solo 13 años- y cuatro en el gimnasio de su familia en Camarena (Toledo). Su sueño inmediato son los campeonatos europeos del año que viene y llegar a ser olímpica. Después, por qué no, campeona del mundo y policía o abogada. Su entrenador, Adrián Carrasco, pareja de su madre y un verdadero referente para Laura, le devolvió la ilusión por el boxeo ¡a los 10 años! Lo había dejado a un lado a los siete, pues lo relacionaba, tal y como cuenta su madre Begoña en una muestra de coraje, con su padre biológico y los malos tratos en el seno familiar.

La serenidad con la que habla de ello deja claro su carácter: “Mi padres tenían un gimnasio donde se boxeaba, pero yo hacía más cosas, como baile y atletismo. Empecé porque me atrajo, pero no en serio. Después lo dejé hasta que volví a entrenar con Adri”. El cariño entre los dos es evidente. Tanto, que les une el apodo, algo que uno no se pone, sino que se gana. Al verla boxear, siempre le decían: “¿Cómo una niña tan bonita puede boxear?”, cuenta con cierta timidez. “Entonces Adri, que se apellida Carrasco, decidió que me iba a llamar así y me encantó”, afirma.

Lo que más le gusta del boxeo es “un conjunto de factores. Me gusta entrenar con mis compañeros porque nos ayudamos y aprendemos mucho. Luego esa sensación de subirte al ring y los nervios al ver otros combates antes del tuyo… Me encanta. Es un deporte en el que te sientes libre, coges muchísima confianza en ti misma y, cómo decirlo…, te permite desahogarte. El boxeo me ayuda mucho en mi día a día”, confiesa.

15749516126115 scaled - CUERPO El fenómeno del boxeo femenino abanderado por Miriam Gutiérrez que hoy puede ser campeona del mundo - fin-de-semana

Cuando muchos chicos y chicas aún no saben qué les deparará su futuro, Laura ya tiene un presente: “Soy boxeadora”, dice rotunda. De mayor podrá ser esa abogada o policía que tiene también en mente, pero hoy ya es boxeadora, aunque el éxito de estar entre las mejores no se le ha subido nunca a la cabeza: “Siempre he sido superdiscreta y he intentado ser humilde”, desliza y ahí se nota el buen trabajo de Begoña y Adri.

Con La Bonita Carrasco llega una nueva generación que asegura un futuro prometedor. Hoy los más jóvenes pueden aprender a boxear y conocer los valores de este deporte a través de nuevos modelos de enseñanza que certifican sus conocimientos tal y como sucede en otras disciplinas, según señala José González Ronin, entrenador nacional, técnico evaluador de grados (TEG) y dueño de la escuela El Club de la Lucha de Madrid: “Es un sistema similar a los cinturones que se van consiguiendo en kárate o judo. En el boxeo se otorgan hasta seis grados básicos y cuatro específicos hasta lograr la maestría deportiva”.

Nuevos valores

Lejos de la primera línea, el boxeo gana presencia femenina de todo perfil. Laura López no es boxeadora profesional, ni está en sus planes. Tiene 20 años, estudia un doble grado de Terapia Ocupacional y Lenguaje de Signos y hace un año y medio empezó a practicar: “A mi abuelo le gustaba, de ahí mi afición”, señala. Acude al centro de Morales Box en Chamartín cinco o seis días a la semana. “El boxeo me aporta muchísima autoestima“, coincide con Miriam García y La Bonita Carrasco. “Entrenas y te sientes superliberada, no sé, superbién”, añade. Ella también sabe lo que es vivir y superar el difícil entorno de la violencia machista dentro del ámbito familiar. “Tenía 14 años y sin duda el boxeo ayuda. Te liberas, te calma. Yo antes estaba muy cabreada y ya no”.

Laura no duda a la hora de recomendar su práctica. “Hay mucho tabú en el boxeo. Para mí es mucho más cabeza que golpes, te ayuda a organizarte, a anticiparte y tiene muchos más beneficios que las cosas malas que puedan decir”. Le gusta subirse al ring cuando tiene ocasión y afirma no encontrarse con el machismo cuando lo hace: “Guanteo con chicos y siento que da igual que sea mujer”, zanja.

Teresa Zueco es socia del bufete internacional DLA Piper y, con despacho en Madrid y Londres, capitanea un equipo de 25 personas. Entre análisis de fondos de inversión, fusiones y adquisiciones, saca tiempo siempre que puede para acudir al centro de Chamberí de Morales Box. Su primer contacto fue en cierto modo por casualidad, “por la cercanía del gimnasio al despacho y porque quería perfeccionar puños”, indica quien empezó hace más de una década a practicar Muay Thai (boxeo tailandés). “Como deporte es muy completo, pero además tiene un alto componente mental. Requiere trabajo y disciplina y aporta fuerza, algo que es muy importante para alguien que trabaja sentado delante de un ordenador. Es bueno para el cuerpo y para la mente”, enfatiza. Además, le ha sorprendido gratamente que sea para todas las edades. “Hay chavales y gente de más de 60 años, algo impensable en el Muay Thai”, remarca.

Quienes lo practican, lo tienen claro: el boxeo es mucho más que toda la literatura que lo rodea, mucho más de lo que se ve desde fuera. Raro es que quien lo prueba, no termine incorporándolo a su día a día, bien como válvula de escape o como alternativa de ejercicio físico. Antes solo ellos boxeaban. Ahora ellas van encontrando su espacio. Bienvenidas.

15749516097090 scaled - CUERPO El fenómeno del boxeo femenino abanderado por Miriam Gutiérrez que hoy puede ser campeona del mundo - fin-de-semana

loading...
mercedes banner - CUERPO El fenómeno del boxeo femenino abanderado por Miriam Gutiérrez que hoy puede ser campeona del mundo - fin-de-semana
loading...