Portada » Juan Muguruza nos da las pistas para convertirse en un sibarita
Fin de semana

Juan Muguruza nos da las pistas para convertirse en un sibarita

Juan Muguruza en una de sus últimas exposiciones en Madrid. Alvaro Felgueroso

PATRICIA LOZANO

Lo suyo siempre ha sido la fotografía o, como a él le gusta decir, “pintar con la cámara”. Adicto a los dispositivos de Apple, no sale de casa sin su cámara Sony Rx-100 de bolsillo. Guarda muy buenos recuerdos de su viaje al delta del Okavango y reconoce estar encantado de vivir en Bilbao. No ha cambiado de colonia desde que nació: Ánfora Oro.

Mi marca favorita es Apple , soy fiel a todos sus dispositivos: móvil, tablet, ordenador y portátil. En cuanto a fotografía últimamente utilizo mucho lo nuevo de Sony Alpha. Pero la cámara a la que más aprecio tengo es mi Hasselblad 500c de 1970.

Mi próxima compra va a ser un objetivo Sony FE 90mm F2.8 Macro G OSS.

La música que escucho en mi playlist suele ser clásica, de Serguéi Prokófiev y Rachmaninoff. También me apasiona el flamenco de Diego Carrasco, el rey del compás.

Un restaurante que me ha sorprendido ha sido a la salida del aeropuerto de Bilbao: Taskas. Dentro de su sencillez, impresiona la calidad de la cocina y la amabilidad de la gente.

Una obra de arte que me gustaría tener es La aldeanita del clavel rojo, de Adolfo Guiard. Invertiría en alguna pieza de Javier Fernández de Molina o en una foto de Cano Erhardt.

El último regalo que he recibido ha sido Todo el Prado, un libro editado para los Amigos del Museo que contiene toda la colección de la pinacoteca.

El libro que descansa en mi mesilla es Una pasión rusa, de Reyes Monforte, y mi biblia: The Creation, del gran fotógrafo Ernst Haas.

En mi neceser no faltan cada vez más medicamentos [risas].

No me puedo resistir, siempre que voy a un museo, a acercarme a la tienda y comprar el libro de la exposición que acabo de ver.

Mi hotel favorito es The Oriental, en Bangkok. Construido en 1876, es otra liga.

Un lugar del que tengo buenísimos recuerdos es el Delta del Okavango, un paraíso donde se concentran cientos de especies animales. Debido a las pocas concesiones que se dan a los camps el número de turistas es muy bajo, lo que permite una experiencia única. Impresiona el viaje en avioneta desde las cataratas Victoria y las puestas de sol.

Un aroma que me define es el de la colonia Ánfora Oro del Instituto Español de Sevilla. La uso desde niño y nunca he cambiado.

Una ciudad que me apasiona es Bilbao. Es muy cómoda y agradable para vivir. Aunque soy de Getxo, tengo mi estudio en Bilbao y paso mucho tiempo allí. Culturalmente es una ciudad magnífica con sus museos: Bellas Artes, el Guggenheim y muchos más. Tiene un metro maravilloso para el que tuve el placer de trabajar por encargo de sir Norman Foster. Le hice el seguimiento fotográfico de toda la obra para sus conferencias.

En mi maleta siempre llevo una cámara Sony Rx-100 de bolsillo.

Un accesorio sin el que no salgo de casa es una gorra inglesa de Lock & co.

Me inspira la luz, especialmente me gusta la del sol de invierno. Para mí es la que mejor matiza los colores y las formas. La de primera hora de la mañana o la última de la tarde. Lo que verdaderamente me gusta es pintar con la cámara.

En mi tiempo libre me gustan mucho el arte, el golf y los toros.

Etiquetas
----