Portada » Los mejores resorts de golf de Europa
Fin de semana

Los mejores resorts de golf de Europa

Ana Ramírez

Golf Digest, la revista especializada en golf más leída y con mayor prestigio, tiene su ránking de los mejores resorts de golf de Europa. En la selección, que se circunscribe al continente (los campos de Reino Unido e Irlanda tienen su propio top), se cuelan hasta cinco destinos españoles que en opinión de la publicación logran el perfecto equilibrio entre juego y alojamiento de lujo. Se los enseñamos en esta galería, así como otro resorts de Portugal, Italia, Francia, Grecia… que merecen la pena para unas vacaciones con mucho swing.

PGA Catalunya Resort, España.

Su privilegiada ubicación no se mide únicamente en los 20 minutos que lo separan de las playas de la Costa Brava, sino en las suaves ondulaciones cuajadas de pinares que rodean un destino que respira exclusividad. PGA Catalunya Resort (Gerona) es propiedad del empresario irlandés Denis O’Brien (que también posee otro de los más reconocidos en la lista de Golf Digest, Quinta do Lago en Portugal). La oferta de alojamiento (el hotel 5 estrellas Hotel Camiral y villas de lujo particulares) se completa con dos campos de golf (Stadium y Tour) de primer nivel, sede del Open de España en tres ocasiones, con hoyos tan magníficos como este 11 del recorrido Stadium.

Costa Navarino, Grecia.

Que las vistas no le distraigan del juego. Los 18 hoyos del campo Dunes del Costa Navarino (Grecia) discurren sinuosos entre dunas y mar, en un par 71 diseñado por Bernhard Langer para disfrute. No es el único recorrido a disposición de los clientes: el campo Bay, diseñado por Trent Jones Jr, se presta a un juego más estratégico y el próximo año proyectan abrir un tercero perfilado por José María Olazábal.

Dreamland Golf Hotel Baku, Azerbaijan.

Resulta exótico pensar en Azerbaijan como destino turístico y aun más si cabe si el nombre del campo de golf es Dreamland. Sin embargo, no ha escapado al radar de Golf Digest esta sucesión de greens en Baku. El recorrido lleva la firma de la arquitecta Cynthia Dye, y combina hoyos que suponen un reto para los expertos y un viento cambiante que facilita una experiencia distinta cada vez.

Abama Golf, España

Como una postal. La diversión que ofrece el hoyo 6 del Abama Golf (Tenerife) reside tanto en esquivar los bunkers como en disfrutar de la espectacular vista de la isla de La Gomera. Ubicado en la cara oeste del Teide, fue Dave Thomas quien diseñó el recorrido que suma 22 lagos y alrededor de 20.000 palmeras que ponen el toque tropical al desempeño sobre el green. Para fomentar la práctica ofrece un paquete de descuentos especiales para los que cuenten con licencia de la Real Federación Española de Golf.

Oitavos Dunes, Portugal.

Hasta cinco campos portugueses se cuelan en la selección de la la revista, demostración de la pujanza de este deporte y el turismo asociado en el país vecino. Entre ellos, el Oitavos Dunes (en Cascais) que, como su propio nombre anticipa, propone jugar entre dunas y con vistas a Sintra. De hecho, su recorrido ideado en 2001 por Arthur HIlls, además de ser reconocido como el mejor del país, lo es también por la preservación del frágil ecosistema en el que se inserta. Un par 71 que se puede estudiar desde la terraza de las espaciosas habitaciones del hotel.

La Bagnaia Golf & Spa Resort, Italia.

La Toscana tiene atractivos de sobra que justifiquen una estancia, pero si además juega el golf, anote La Bagnaia (en Siena) en su wishlist. En una loma junto a una villa medieval se ubica el alojamiento con la tranquilidad que se presupone, un spa para darse el gustazo y gastronomía local. Con vistas a las tierras toscanas que ceden 120 hectáreas al recorrido firmado por Robert Trent Jones Jr. como un par 71.

A-Rosa, Alemania.

Acaso este resort reúna todo lo que un golfista puede desear para una escapada: cuatro campos cuyos autores provocan la reverencia, Nick Faldo, Arnold Palmer, Stan Eby y Jake McEwan, escuela por si necesita mejorar el swing y un spa donde ofertan tratamiento específicos para los jugadores. Así de completa es la oferta de A-Rosa (junto al lago Scharmützel). En la imagen, green del recorrido firmado por Palmer que se caracteriza por amplios greens y la inmersión en el bosque circundante.

Finca Cortesin, España.

Otro de los alojamientos españoles seleccionados como los mejores resorts de golf europeos es Finca Cortesin (en Málaga). Son múltiples las razones para alojarse en alguna de las 67 suites de este hotel construido alrededor de dos patios con 23.000 metros de jardines y spa. Entre ellas, también el golf que se practica sobre césped Bermuda Ultra Dwarf (más sostenible ya que requiere menor riego) y con 20 variedades de flora y bosque mediterráneo integrados por el paisajista Gerald Hugganen en el diseño del campo de Cabell B. Robinson.

Terre Blanche, Francia.

A tiro de piedra de Niza y Sait Tropez, con 115 suites y villas de cinco estrellas que lucen como la Michelin de su restaurante Le Faventia, una piscina infinita con vistas a una gran propiedad y dos campos de golf, poco más se le puede pedir a Terre Blanche. Este oasis en la Provenza francesa dispone de dos recorridos, ambos diseñados por el arquitecto Dave Thomas: Le Château destaca por sus trampas acuáticas o de arena blanca y por greens amplios; Le Riou, exclusivo para los clientes del alojamiento requiere experiencia y un buen nivel de juego.

Verdura Resort, Italia.

Las 168 habitaciones, 32 suites y tres villas de Verdura Resort recortados sobre las aguas del Mediterráneo son un deseable alojamiento para visitar Sicilia. Un atractivo a añadir son los 18 hoyos perfilados por Kyle Phillips a los que suma un recorrido de nuevo hoyos que prometen retos para los que quieren pulir su golpeo y unas horas de entretenimiento para los que practican un golf más relajado.

La Manga Club, España.

El complejo La Manga Club ofrece entre las ondulantes colinas que separan el Mar Menor del Mediterráneo alojamiento cinco estrellas en el Hotel Príncipe Felipe, y cuatro estrellas en los apartamentos de Las Lomas Village. Dispone de tres recorridos: Sur, diseñado por Robert Dean Putman y remodelado por Arnold Palmer, que destaca por 15 obstáculos de agua en sus 18 hoyos, calles anchas y una buena combinación de hoyos cortos y largos; el Norte, algo más corto y también obra de Putman, se distingue por palmeras, lagos y barrancos en un campo ondulado con greenes más pequeños; el Oeste, diseñado por Dave Thomas, está situado en un denso pinar a los pies del parque natural de Calblanque y es más exigente ya que requiere lo mejor de cada jugador en cada golpe.

Salobre Golf Resort, España.

Hay dos tipos de jugador: el que quiere disfrutar del campo y el que quiere poner a prueba su hándicap. Eso al menos argumentan desde Salobre Golf Resort (en Gran Canaria) para confirmar que ambos encontrarán allí el destino ideal, ya que todo está pensado para que el putt sea su única preocupación. Un alojamiento donde la tranquilidad y el buen dormir son prioridad se combina con 36 hoyos repartidos entre el Old Course (Campo Sur), inaugurado en 1999 y diseñado por Roland Favré, un par 71 que ha sido sede de Campeonatos tan importantes como el PGA de España en 2006; y el New Course, un par 69 diseñado por Ron Kirby.

Argentario Golf Resort, Italia.

La Toscana se confirma como un buen destino de golf con este otro resort, el Argentario (en Porto Ercole). Rodeado de campiña y olivos centenarios. Las 73 habitaciones y las cinco villas de lujo se benefician de unas estupendas vistas, un spa y un campo, reconocido por la PGA como sede. Ubicado a cinco minutos de la reserva natural Duna Feniglia, el recorrido ofrece tantos retos en el juego como vistas de postal: el campo es obra del arquitecto David Mezzacane y el jugador Baldovino Dassù, y los 18 hoyos llevan la firma del especialista Brian Jorgensen.

Praia D’el Rey, Portugal.

Como una transición entre el green y el Atlántico se levanta el Praia D’El Rey Marriott Golf & Beach Resort (en Obidos). Una arquitectura señorial define el hotel de 177 habitaciones, todas con balcón o terraza, y muchas con vistas a los hoyos. Entre dunas y pinos discurren los 18 de este par 72.

Ypsilon, República Checa.

Por último, la propuesta más alternativa. Desde 2016 Ypsilon ofrece alojarse en 10 casas flotantes, atracadas en un estanque entre los hoyos 9, 10 y 11 del recorrido. Una opción para no perder ni un minuto de juego en el par 72 firmado por el arquitecto inglés Keith Preston que ha recibido numerosos premios por su singularidad.

Etiquetas
----