Portada » Mango Bay, un spa de lujo en plena jungla de Vietnam
Fin de semana

Mango Bay, un spa de lujo en plena jungla de Vietnam

Vista aérea del spa del resort Mango Bay, en la Isla de phu Quoc en Vienam.

Cristina Acebal

Namasté es la primera palabra que se te viene a la cabeza cuando miras las fotos del nuevo spa recientemente inaugurado en el conocido resort Mango Bay en la isla de Phu Quoc en Vietnan. Escondido detrás de los 44 bungalows, situado en una ligera pendiente hacia el mar y rodeado de selva. ¿Alguien da más? Solo le falta tener “seguro de paz” aunque, en este entorno paradisíaco, está garantizada.

Diseñado por Pl architects, el espectacular spa consta de cuatro construcciones rectangulares con paredes gruesas de tierra prensada, techo de paja extendido y puertas y ventanas de persianas de madera creando un espacio interno aireado y cómodo que evita la necesidad de aire acondicionado. En los dos edificios principales se encuentran la recepción, vestuarios con duchas, salas de tratamiento y áreas de relajación, mientras que las otras dos construcciones constan únicamente de salas de tratamiento, cada una de ellas con terraza privada en la parte trasera y conectada a un pequeño jardín para que la experiencia sea de absoluto placer sensorial.

Las cuatro, unidas por pasarelas cubiertas, bordean un estanque paisajístico y se abren a un bosque de vegetación rica y abundante. “El espacio, de 320 m2, necesitaba una renovación y nos encargaron diseñar The Spa, siempre con los principios de heredar el espíritu sencillo, rústico pero acogedor de todo el resort”, comentan fuentes de Pl architects.

Consta de cuatro construcciones rectangulares con paredes gruesas de tierra prensada, techo de paja extendido y puertas y ventanas de persianas de madera.

La valoración del spa, según Bokking es de 9.2 sobre 10 y 4,5 sobre 5 según Tripadvisor y es que el hotel, ubicado en Ong Lang, la playa más bonita y cristalina de Phu Quoc, se ha esmerado en ofrecer una carta amplia de tratamientos para los huéspedes entre los que destacan los de aromaterapia con productos naturales. También, el mismo spa, ofrece clases diarias de yoga y thai chi en la playa y con vistas a la selva: “Durante la etapa de construcción, intentamos evitar la destrucción de la jungla circundante tanto como fuera posible”, explica uno de los arquitectos de PI architects. De hecho, inmediatamente después de la finalización del proyecto, se plantaron nuevos árboles para reemplazar los que fueron talados. Estos árboles fueron plantados previamente en el vivero propio del resort. Por eso, poco tiempo después y tras algunas lluvias tropicales, el resort quedó listo para presentarse como un edificio entre la selva.

Pero ¿por qué ir hasta Phu Quoc y al resort Mango Bay Resort? Porque, además de estar especializado en el mercado del lujo se puede disfrutar todo el año de un verano eterno, con una temperatura máxima de media es de 31,4ºC posee bar propio en primera línea de playa, el Beach Bar, donde se sirve cocina internacional para almuerzos y cenas y dos restaurantes más, uno de ellos con parrilla.

Mango Bay Resort se inauguró en 1998 sobre un terreno de 10 hectáreas, en Phu Quoc, la isla más grande de Vietnan y con espíritu de destino ecológico. Sus montañas, su frondosa vegetación, sus fascinantes playas de arena blanca y sus pintorescos pueblecitos de pescadores, la convierten en una apuesta segura especialmente para los turistas concienciados con el medio ambiente.

A 20 minutos en coche y frente a la costa de Camboya está de Duong Dong, la capital, que tiene una visita obligada a su espectacular mercado nocturno, que abre de 6 de la tarde a 10 de la noche y se puede comer el pescado y marisco pescado ese mismo día y expuesto en peceras gigantes. Tú lo eliges y ellos lo cocinan a tu gusto. Y los helados caseros, hechos en el acto, están de rechupete.

Sus salas bordean un estanque paisajístico y se abren a un bosque de vegetación rica y abundante.
Etiquetas
----