Portada » Tomates con sabor en El Súper de los Pastores
Fin de semana

Tomates con sabor en El Súper de los Pastores

16010245687808 - Tomates con sabor en El Súper de los Pastores - fin-de-semana

MARÍA TAPIA

Sostenible y cercano. Así es El Súper de los Pastores de Carlos Zamora, alma máter del grupo Deluz y Compañía. Un proyecto post Covid nacido en Cantabria que pronto inaugura en Madrid.

Aquella primera semana del estado de alarma todo cambió. Y hubo quien, en esa nueva realidad en la que se empezaba a vivir, pronto vio una oportunidad para abrirse camino. En este grupo estaba Carlos Zamora (Santander, 1971) uno de esos emprendedores que dio un paso adelante hacia una dirección antes inexplorada. Por su trabajo al frente del grupo gastronómico Deluz y Compañía siempre ha estado cerca de los productores locales que abastecían de materia prima a sus negocios de hostelería (La Carmencita, Celso y Manolo o De Luz). “Con todos los restaurantes del país cerrados, nos dimos cuenta que los grandes perjudicados iban a ser los pastores de alta montaña y de la meseta, los productores artesanos, los pescadores de nuestras lonjas, los agricultores pequeños…”, explica. Durante el tiempo de confinamiento, trataron de dar forma a las ideas que iban amontonándose en la cabeza. Querían servir de ayuda al sector y, a la vez, aprovechar la nueva normalidad que se avecinaba para mejorar algunos hábitos de un estilo de vida express y no siempre saludable. La idea fue montar un supermercado con alimentos de kilómetro cero para que el consumidor pudiera acceder fácilmente a los mismos productos de calidad que el grupo Deluz ofrece en sus restaurantes. Lo llamaron El Súper de los Pastores.

La semana anterior al desconfinamiento iniciaron la búsqueda de locales. “Empezamos por diferentes barrios de Santander para intentar que cualquier santanderino tuviera en 15 minutos a pie un pequeño Súper de los Pastores. Sabíamos que teníamos que ponerlo fácil, a pie de calle y en todo tipo de barrios”, explica. El equipo de diseño de interiores y arquitectura de Deluz y Compañía tenía clara la premisa: había que dar forma a un proyecto con una inversión mínima para ver si cada comercio llegaba a despegar. El diseño de los locales es sencillo, han jugado con colores suaves que hagan sentir cómodo al cliente y donde el verdadero protagonismo lo asuma la materia prima presente en las estanterías, el fruto del trabajo del productor. Actualmente cuentan con seis tiendas en Santander, una en Laredo y otra en Comillas y este otoño aterrizan en Madrid con un local en Chueca, próximo a La Carmencita (restaurante de su grupo en la calle Libertad, 16).

16010246441469 - Tomates con sabor en El Súper de los Pastores - fin-de-semana
Arroz. D.O. de Herederos de Viel (Valencia). 2,75 euros. Yogur. Natural “eco”, de Los Tiemblos (San Pedro del Romeral, Cantabria). 2,45 euros. Caricos. Legumbres de Campoo (Cantabria). 3,45 euros. Pan. De Vieda (Cantabria). 4,25 euros. Anchoas. De Fredo, la Estrella del Norte (Cantabria). 13,95 euros. Pimiento. De Peralta (Navarra). 4,55 euros/kilo. Sobao. Tamaño gigante, de El Andral (Selaya, Cantabria). 4,95 euros. Pacharán. De El Purriego (Valle de Polaciones, Cantabria). 18,95 euros (50 cl). Fresas. De Araberry (Rasines, Cantabria). 3,85 euros/tarrina. Mantequilla. De La Pasiega de Peña Pelada (Cantabria). 3,65 euros. Ajos. “Eco”, de Cachopo (Colmenar de Oreja, Madrid). 6,90 euros/kilo. Queso. De La Faya (Zamora). 10,25 euros. Arándanos. De Santander Berries (Cantabria). 13,45 euros/kilo. Piparras. “Eco”, de Ampros (Cantabria). 11,90 euros/kilo. Sobrasada. De La Luna (Sóller, Mallorca). 7,95 euros.

De siempre

Otra idea que estuvo sobre la mesa desde el principio es que cada nuevo local debía ser “un súper donde te reciban y te saluden como hacían antes los tenderos, que te cuenten las novedades de la semana, la última fruta en entrar o cuál es la que está para tomar hoy sin falta”, señala Zamora. Lo importante era recuperar ese trato cercano que tanto se extrañó durante el confinamiento y, a la vez, apostar por algo tan en auge en estos tiempos como los productos de cercanía, de calidad, ecológicos, artesanos… En el Súper de los Pastores también mandan el pedido a casa si se llama por teléfono y tiene un horario adaptado a las necesidades de una clientela con calendarios de trabajo cada vez más diversos. “Queremos que solucione tanto el día a día como esa noche que haces una cena en casa y quieres algo especial. Y queremos adaptarnos a los distintos modelos de vida que hay en los barrios, que se pueda pagar a fin de mes y te abran cuenta o que también pueda comprar el bar de al lado para ofrecer ese tomate cogido con mimo esa mañana”, explica.

Quien se adentre en alguno de sus comercios descubrirá un surtido de 400 productos para hacer la compra del día. En esto insiste Zamora: hay que comprar poco para cocinar con productos más frescos, que conservan más vitaminas y están más ricos. “Comprar aquí tiene un impacto tremendo en la economía del pequeño productor, ya que es una compra directa y recibe el precio justo que él considera que vale su producto”, defiende. La mayoría de los productores son de Cantabria, pero también tienen quesos de otros lugares de España, de pequeños pastores. El arroz, el aceite o la fruta proceden de la Rioja, Navarra y Aragón. ¿Qué es lo que demandado el cliente? “La fruta y la verdura recién cogida del árbol y de la tierra, así como los más de 30 quesos, que han creado adicción, y los helados artesanos con leche de pasto”, cuenta. Otros puntos fuertes son el chorizo de cerdo salvaje pasiego o el jamón ecológico de Teruel. Y, tome nota, ofrecen platos preparados, como las albóndigas de ternera ecológica con salsa rubia. ¿Y los precios? “Son de mercado, los marca el productor y luego tenemos un margen para cubrir los gastos de logística, alquiler y equipo”, concluye. El proyecto, que sigue con planes de crecimiento para 2021, ya ha generado una treintena de puestos de trabajo.

Etiquetas
mercedes banner - Tomates con sabor en El Súper de los Pastores - fin-de-semana
----