Portada » Batalla campal en Moncloa: Iglesias se siente engañado por Sánchez y no parará
Interesante y curioso

Batalla campal en Moncloa: Iglesias se siente engañado por Sánchez y no parará

Laura Moro

Las hostilidades en el seno del Gobierno de coalición aumentan por momentos después de que el líder de Podemos se haya sentido ninguneado por el presidente. Y por ahí no pasa.

Aunque pueda parecer una perogrullada, Margarita Robles tuvo que salir este miércoles a recordarle a Pablo Iglesias que la Ley del Gobierno dice que “el presidente es el presidente por encima del vicepresidente”. Y que por tanto, evidentemente, “no está obligado a dar cuenta más que cuando él quiere a los ministros y a los vicepresidentes de competencias exclusivas suyas”.

La ministra de Defensa bajaba así los humos al socio de Pedro Sánchez, herido en su orgullo de líder de Podemos -cuarto partido del arco parlamentario, no obstante- porque el socialista le ha dejado completamente al margen de dos asuntos capitales en las últimas semanas: la salida del Rey Juan Carlos I de España y la inminente fusión entre Bankia y CaixaBank.

Sumados, además, al coqueteo político de Sánchez con Inés Arrimadas, cuando Iglesias viene insistiendo por tierra, mar y aire que lo que tiene que hacer el Gobierno para aprobar los Presupuestos es acudir al bloque de la investidura, y no experimentar con Ciudadanos.

Las tensiones internas que desde enero venía arrastrando el Gobierno de coalición entre los ministros del PSOE y de Unidas Podemos (Carmen Calvo con Irene MonteroIrene Montero con Margarita RoblesYolanda Díaz con Nadia Calviño…) han alcanzado en los últimos días las cotas más altas, al llegar a Sánchez e Iglesias.

Las grietas en la coalición se agrandan y se respira la tensión más aún después de que el vicepresidente de Derechos Sociales contara en la SER que había tenido una “fuerte discusión” con el presidente a propósito de la marcha del rey emérito a Emiratos Árabes Unidos. Un golpe bajo, una indiscreción, que en el PSOE ha enfadado, y mucho.

Al que además han seguido otros dos. Este martes por la tarde, en el Senado, el fotógrafo de Podemos tomó una instantánea de Sánchez mirando hierático a su socio, intuyéndosele en el rostro ese apretar de mandíbula tan característico en él que la mascarilla no dejaba ver. Al partido morado le interesaba que esa fotografía corriera como la pólvora. Y así ha sido.

La instantánea del fotógrafo de Podemos, Dani Gago.

 

Por si fuera poco, el jefe de Gabinete de Iglesias, Julio Rodríguez se está dedicando a mandar tuits con bala a La Moncloa, como éste. Obviamente con el visto bueno de su jefe. Rodríguez se refiere a que Sánchez es el engañador e Iglesias, el engañado. Que es, por otra parte, de lo que antes que él se han quejado otros líderes políticos: de que el socialista no es de fiar porque tiene una relación complicada con la verdad.

----