Portada » Casado resume el 2020 con Sánchez e Iglesias en el Gobierno: “Annus horribilis”
Interesante y curioso

Casado resume el 2020 con Sánchez e Iglesias en el Gobierno: “Annus horribilis”

Claudio Novo

El líder del PP recuerda la cinco grandes crisis generadas por el Gobierno y avisa a Sánchez sobre las injerencias de Moncloa en la Casa Real.

Mientras el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparecía este martes, para hacer balance del año 2020 en base al informe de un comité de expertos seleccionados por la Moncloa, el líder de la oposición, Pablo Casado, ha calificado esta iniciativa de “irresponsabilidad y la arrogancia” y ha rechazado asegurando que, en democracia, “quien controla al Gobierno es el Parlamento“.

Así lo ha asegurado el presidente del Partido Popular, que ha ofrecido su propio resumen de un infausto año marcado fundamentalmente por el virus del Covid-19 y por el Gobierno de coalición de PSOE y Podemos.

Para el líder del PP , 2020 ha sido “un año horribilis para España, que ha coincidido con el peor gobierno posible de nuestra historia democrática” y en el que los únicos que “han salido más fuertes” son los “socios” del Ejecutivo presidido por Sánchez, “aquellos que dicen que lo que quieren es debilitar a España”.

Crisis sanitaria, social, económica, institucional y política

En este sentido, Casado ha desgranado las “cinco crisis superpuestas” que, en su opinión, han empeorado visiblemente la vida de los españoles, bajo la batuta del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo iglesias:  sanitaria, social, económica, institucional y política.

Respecto a la primera, Pablo Casado ha recordado a los “70.000 seres humanos” a los que se ha llevado por delante la pandemia del coronavirus y ha reclamado al Gobierno de Sánchez que dé las “cifras reales” de fallecidos. En este sentido, ha identificado a “la mentira” como uno de los tres rasgos con los que el Ejecutivo del PSOE y Podemos ha afrontado esta crisis sanitaria. Los otros dos rasgos, en opinión del líder de la oposición son “la incompetencia” y “la arrogancia“.

Así, Casado ha asegurado que “todo lo que dependía del Gobierno ha salido mal”, como la “cogobernanza” o la “compra de material sanitario“. Y ha denunciado la actitud del Gobierno durante la pandemia de criticar a los periodistas que “han osado llevarle la contraria”, así como criticar al Parlamento y a los organismos reguladores.

Casado también identifica la “arrogancia” del Gobierno de Pedro Sánchez frente “al resto de los poderes del Estado, criticando al Poder Judicial, acallando al parlamento con 37 decretazo demasiado tiempo sin control parlamentario, trasladando el control a sus homilías dominicales como si España fuera una república bananera”.

En cuanto a la crisis social, “derivada y agravada por la pandemia”, el presidente del Partido Popular ha recordado que ya venía de antes, ya desde la llegada de Sánchez a la Moncloa, en julio de 2018, mediante una moción de censura. Así, ha puesto de manifiesto, entre otras cosas, “el efecto llamada” que ha provocado el Ejecutivo respecto a la “inmigración ilegal” y y “el incremento exponencial” de la ocupación ilegal de viviendas, una práctica que los socios del Gboierno “alientan y justifican”.

Casado le avisa a Sánchez: solo apoyará una ley para reforzar la Corona, no para subordinarla

Casado también ha hecho, como era de esperar, una mención a parte a la derogación de la anterior ley educativa, sustituida por la Ley Celaá, que ha acabado “con el español como lengua vehicular y con la libertad educativa”.

Al referirse a la crisis económica, Pablo Casado, ha señalado las “siete D” que caracterizan, en base a “datos objetivos”, la gestión que del bolsillo de los españoles están haciendo Pedro Sánchez y sus socios: “Depresión económica”; “deuda“; “déficit”; “desempleo“; “desigualdad”; “despilfarro“; y la política fiscal de un Gobierno que está “disparando los impuestos“.

En relación con la crisis institucional, el líder de los populares ha destacado los regalos de Sánchez al “independentismo“, con una “modificación a la carta” del Código Penal” y los movimientos del Gobierno en pos de la “concesión de indultos” a los artífices del golpe del 1-O, “blanqueando”, además, al independentismo. Tampoco se ha olvidado del intento de “Sánchez” de “ocupar el poder Judicial, cambiando por la puerta de atrás el sistema de elección” del órgano de gobierno de los jueces.

Bildu y el Rey

En esta crisis institucional también ha mencionado Casado, la estrategia del Gobierno para “blanquear a Bildu” y, sobre todo, los ataques del vicepresidente segundo y ministros de Podemos a la Jefatura del Estado.

Pese a ello, el líder del PP, Pablo Casado, ha adelantado que apoyará al Ejecutivo “para cualquier medida que refuerce la Monarquía“, pero dejando claro que cualquier paso en este sentido debería hacerse en el marco de una ley orgánica y no mediante una reforma de la Constitución.

Para hablar de la “crisis política” Casado ha calificado de “radical” y “sectario” el “Pacto Frankenstein” que permite que Sánchez continúe en La Moncloa, con divisiones que “lastran la credibilidad de España”. Y también se ha referido a la descoordinación dentro del propio Gobierno de PSOE y Podemos: “No hay un día que el Consejo de Ministros no sea una jaula de grillos“.

Mercedes Benz
The new Mercedes-Benz C-Class