Portada » Chicote estalla en El Hormiguero con Motos para denunciar un grave problema
Interesante y curioso

Chicote estalla en El Hormiguero con Motos para denunciar un grave problema

Y.L.

El chef más mediático se harta de lo que ve en toda España y lanza un alegato demoledor en Antena 3 que no dejará a nadie indiferente: éste fue su plato más amargo.

Alberto Chicote ha lanzado un alegato en favor de los hosteleros de España, que están viviendo una de las peores caras de la pandemia. La hostelería está cerrando y algunos de ellos lo harán para siempre hecho, para el cocinero “la cosa está terriblemente mal y mucho peor que se va a poner”.

De hecho, para Chicote, que sido el invitado de Pablo Motos en El Hormiguero, “tras el cierre obligado todo el mundo tenía muchas ganas de trabajar, pero de repente ha habido mucha gente que a la hora de echar las cuentas, se da cuenta de que no puede revertir la situación”.

Así, ha explicado que “esa historia de reinventémonos es mentira, que no es empezar de cero. De cero empezamos todos cuando haga falta, pero es que empezamos de menos 40, de menos 50 y de menos 80. Empezamos con una capacidad de trabajo limitada, pero los costes son los de siempre y es imposible”.

Y es que, a juicio de Chicote, “todo empezó mal cuando se empezaron a fijar los aforos en términos porcentuales”. Para él habría que haber impuesto unas medidas de seguridad para que cada establecimiento las aplicase en función de sus características. “Si yo tengo un negocio con las mesas muy pegadas, me afectará más, y otro tipo de negocio que ya tenía más distanciamiento, a lo mejor podrían trabajar al 80%. Seguro que esto es porque hay un desconocimiento enorme del sector”.

Por ello, cree que “todo el sector está echando las mismas cuentas. Cuál es mi pulmón. Cuánto me cuesta el negocio abierto y cuanto me cuesta cerrado, para ver de qué manera puedo llegar más lejos en el tiempo, porque cuanto más lejos llegue más posibilidades tengo de sobrevivir”.

¿Culpables?

De esta manera, ha defendido que “hay muchísimos empleos que dependen de un sector tan importante como es la hostelería en este país”, sin embargo cree que “nos ningunea, y no solo eso, se nos criminaliza“. De hecho cree que se les ha colgado la etiqueta de “culpables, ya que aparte de ser empresarios, que ya no es bueno, somos los culpables de los contagios”.

Así, ha dado la cara por todos sus colegas de profesión, ya que “en un restaurante es donde los contactos están mucho más controlados que en cualquier sitio, porque en un restaurante no te dan una mesa de más de seis, pero en tu casa o en un chalet haces lo que quieres. La gente de la hostelería ha sido un gran ejemplo en el cumplimiento de normas en este país”.

Etiquetas
----